filo-

filo-

1. pref./ suf. Componente de palabra procedente del gr. philos, que significa amigo filosoviético; germanófila.
2. Componente de palabra procedente del gr. phyllon, que significa hoja, lámina filoxera; clorofila.
3. pref. Componente de palabra procedente del gr. phylon, que significa raza filogenia.
NOTA: También se escribe: -fila, -fila, fil-

filo-

 
Prefijo procedente del gr. phylon, raza.

filo-

 
V. fili-.

filo-

 
Prefijo procedentes del gr. phyllon, hoja, lámina.
Ejemplos ?
Fuera de que la tierra no había sido nunca bien rastreada, las cuchillas no tenían filo, y con el paso rápido de las mulas, la carpidora saltaba.
La verdad es que de palabra á palabra no va más filo de la uña, sino el de que el uno lo es sin saberlo,y el otro lo es por su gusto.
Morirán al filo de la espada, serán llevados prisioneros a todas las naciones, y Jerusalén será pisoteada por las naciones hasta que se cumplan los tiempos de las naciones.
-se susurran, bajando la cabeza. Para hablar de esas cosas no se puede alzar mucho el cuello, pues hasta la atmósfera tiene filo.
Sólo debe tener mirada de João Francisco o de alguna fabulosa ave de garra; y decimos debe, porque, en realidad, no la pudimos ver bien: cada vez que nos ha mirado desde adentro de sus ojos, hemos bajado los nuestros, sintiendo la piel erizada y no pocas tentaciones de llevar la mano al cuello. Se diría que mira con el filo de un facón.
Sólo entonces se le ocurre al destructor de los símbolos borbónicos que su munificencia liberal le compromete, y aun así necesita ver la situación al fulgor siniestro que refleja el filo de un puñal que amenaza su vida; sólo entonces se decide a retirar una dádiva de que tan pródigo se mostró, porque sólo retirándola se puede contener por un instante la catástrofe.
Traía la güesamenta muy lavada, y en la mano derecha la desjarretadera encabada en un palo negro muy largo, y tan brillosa y cortadora que s'enfriaba uno hasta el cuajo de ver aquéllo! Traía en la otra mano un manojito de pelos que parecían hebritas de bayeta, para probar el filo de la herramienta.
Era un árbol encantado, y no había hacha que pudiera echarlo a tierra, porque se le mellaba el filo en lo duro del tronco, y por cada rama que le cortaban salían dos.
Tejidos y venas abriéronse bajo el acerado filo hasta la tráquea, la cabeza se alzó besando dos veces el suelo, y de la ancha desgarradura saltó en espeso chorro toda la sangre entre ronquidos.
Y por si cómplices son esas damas, es preciso reconocerlas. (Quieren reconocer las damas.) DON JUAN Primero desta espada por el filo habéis de pasar, si acaso 193 proseguís.
Cae el filo, bajo el impulso de los fuertes brazos, sobre el árbol tranquilo que se despierta y cruje a los hachazos; mientras se amarra al tronco la bejuquería, y el árbol vacilante, herido mortalmente se desploma.
En el hórrido combate, NEZAHUALCOYOTL decía entusiasmado: Esmeraldas, turquesas, son tu greda y tu pluma, oh, IPALNEMOHUANI, ya se sienten felices los príncipes con florida muerte a filo de obsidiana.