fiestero

(redireccionado de fiesteros)
También se encuentra en: Sinónimos.

fiestero, a

adj./ s. Que es aficionado a asistir a fiestas.
NOTA: También se escribe: festero

fiestero -ra

 
adj. Amigo de fiestas.
Traducciones

fiestero

ADJ (= alegre) → happy; (= juerguista) → fun-loving, party-loving
Ejemplos ?
Tradicionalmente los Verdiales no se han caracterizado por ninguna indumentaria típica -a excepción del gorro de flores, siendo así que los fiesteros solían lucir sus mejores vestimentas, es decir, aquellas propias de las fechas señaladas en los ambientes humildes campesinos.
Los alcaldes se encargaban de buscar a los fiesteros y una vez formadas las pandas éstas salían en las fechas próximas a la Navidad y recorrían los lagares, cortijos, caseríos y ventas de alrededor pidiendo limosna para las Ánimas Benditas.
Su éxito indudablemente abasteció de combustible la aparición de fuji como un género establecido en el molde de la música popular apala, sakara y jùjú en particular La popularidad floreció en particular entre fiesteros, mundanos y magnates de negocio.
Los fiesteros habitan la raída Amusement Mile de Gotham, en su día popular, y disfrutan comiendo porquerías que ni las palomas probarían y buscando emociones de pacotilla en atracciones de ferias destartaladas que solo dan miedo porque seguramente te mates si subes".
-Eléctricos: "Buscando sensaciones, insatisfechos con formas más tradicionales de auto destrucción como la ingesta de sustancias ilícitas, montar en atracciones de feria inseguras o hacer puenting, a los eléctricos lo que les pone a cien es electrocutarse por placer." (Su emblema es un foco enojado, los representa el color amarillo y se encuentran ubicados en Gotham Power.) -Fiesteros: "Forajidos y marginados demasiado vagos y sosos como para unirse a un circo errante.
Estas rivalidades daban momentos de gran tensión y expectación tanto entre aficionados como entre los mismos fiesteros, y en ocasiones el choque podía terminar en una batalla campal.
Hacia los años 80 el concurso de choques ya no tenía lugar, y no fue hasta 1994 cuando la peña el Revezo de Benagalbón instauró un concurso de Verdiales donde la fiesta se hace a la antigua, con poquitos fiesteros, sin escenarios, sin ropas de blanco y negro, y rodeados de gente; y para abrir boca, a primera hora de la tarde se produce el choque de pandas a la puerta de la iglesia.
Esta hipótesis fue puesta en entredicho conforme algunos investigadores empezaron a interesarse por este folclore malagueño y detectaron que el carácter saturnal, común y gregario de su práctica, la rudeza y copioso acompañamiento de su toque, así como la prenda más distintiva de los fiesteros —el sombrero de flores y lazos— remitían forzosamente a épocas no ya preflamencas o anteriores a la invasión árabe, sino prerromanas y hasta prefenicias.
Trasiegan de manera continua, espacial y temporalmente, pandas, fiesteros, fiesteras, asociaciones y escuelas de verdiales y aún se hacen las rifas, se levantan coplas haciendo recorridos que son variables y se mueven a lo largo de todo el término, acudiendo a diversidad de lugares: parajes, plazas, calles, locales.
De Dean Martin, Dino para sus amigos, se han dicho muchas cosas. Como persona simpática y afable en los ambientes sociales y fiesteros pero, al tiempo, una persona distante y reservada.
Se hacía de forma abierta, es decir, tocaban, cantaban y bailaban todos los que sabían; nunca hubo pandas organizadas ni alcaldes ni mayordomos; no se usaba el sombrero de lazos, tampoco se bailaba la bandera; no se conocía el choque ni la rifa. No fueron nunca "tontos" los fiesteros de Comares, ya que no se celebraba la festividad de los Santos Inocentes.
Nunca cobraron dinero por actuar, a lo más que se llegaba en esto eran las fiestas comerciales que se celebraban en ventas o tabernas para lucro del dueño. Los fiesteros comían, bebían y disfrutaban de la Fiesta, con esto se consideraban pagados.