fiebre reumática

Traducciones

fiebre reumática

febbre reumatica
Ejemplos ?
Unos antecedentes de accidente cerebrovascular o accidente isquémico transitorio (AIT), así como hipertensión, diabetes, insuficiencia cardiaca y fiebre reumática, podrían indicar si un paciente con FA tiene un mayor riesgo de complicaciones.
En el caso aislado, el diagnóstico puede considerar: la corea de Sydenham (dentro del espectro de la fiebre reumática) las discinesias coréicas inducidas por fármacos el uso crónico de neurolépticos o disquinesia tardía, la administración de agonistas dopaminérgicos en dosis excesivas en enfermedad de Parkinson la enfermedad de Wilson la coreoacantocitosis (transmisión autosómica recesiva) el hipertiroidismo los síndromes coréicos secundarios a lesiones estructurales (p.
La fiebre reumática y la glomerulonefritis posestreptocócica aguda tienen una relación causal con las infecciones por Streptococcus pyogenes, aunque son enfermedades de etiología y patogenia complejas.
La muerte, atribuida al esfuerzo realizado en cantar Tristan —un papel que infligió un esfuerzo inédito hasta ese momento dentro del género lírico—, también se atribuye a complicaciones por fiebre reumática y meningitis.
La mayor parte de sus películas se han perdido. Falleció en Los Ángeles, California, en 1940 a causa de una fiebre reumática secundaria a una infección estreptocócica.
Padeció asma, raquitismo y fiebre reumática, por lo que desarrolló una musculatura débil que derivó en alteraciones posturales y en anquilosis articular (disminución o imposibilidad de movimiento).
Esta reducción del orificio valvular puede ser congénito o adquirida, generalmente secundaria a la fiebre reumática o calcificación.
Si la amigdalitis no es tratada, puede desarrollarse fiebre reumática, una enfermedad que afecta las articulaciones y las válvulas cardiacas.
-Míster Wickfield está en la cama, algo indispuesto, con una fiebre reumática -contestó él-; pero estoy seguro de que miss Wickfield se alegrará mucho de ver a sus antiguos amigos.
Las brigadas médicas llegaron a las poblaciones más apartadas para vigilar y atender a los enfermos de lepra y tuberculosis. Los niños que padecen fiebre reumática son atendidos cada vez en mayor número y de manera más eficaz.
Mal como pudo y arrastrándose, el tío Ambrosio tomó el camino de su aldea y de su casa; y su mujer, al verle moribundo, se decidió a avisar al médico, con quien estaban arrendados por seis ferrados de trigo anuales. Vino el doctor, y hubo receta larga, porque el tío Ambrosio sufría una fiebre reumática de las más peligrosas.
Se han incrementado el control de la fiebre reumática, habiéndose consultado 59,912 niños y se ha realizado programa para prevención y control del cáncer.