fibrinoide

Traducciones

fibrinoide

a. fibrinoid, that resembles fibrin.
Ejemplos ?
En general, los clásicos factores de riesgo cardiovascular, pero con mayor impacto la hipertensión, produce necrosis fibrinoide y lipohialinosis, que son claves en la fisiopatología de este tipo de lesiones.
La enfermedad tiene varias formas que difieren en su cuadro clínico y en la edad de aparición, teniendo todas ellas el rasgo distintivo de la degeneración fibrinoide de los astrocitos con fibras de Rosenthal.
Necrosis fibrinoide Aquella que ocurre a nivel de vasos sanguíneos, en la cual hay depositos de complejos antigeno-anticuerpo con la posterior acumulación de fibrina.
En los ancianos existe una alteración arteriosclerótica de los vasos, que hace que la capa media muscular se sustituya por material hialino, que reacciona pobremente ante los estímulos opresivos. La autorregulación fracasa rápidamente, y aparecen alteraciones, como la necrosis fibrinoide de la pared.
En la hipertensión maligna, las arteriolas son igualmente gruesas, pero se produce necrosis y depósito fibrinoide en la pared del vaso.
Las arteriolas que irrigan la porción prelaminar y retrolaminar de la papila sufren los mismos procesos de necrosis fibrinoide e isquemia que las arteriolas coroideas y, por tanto, se produce hinchazón hidrópica de las fibras del nervio óptico e interrupción del flujo axoplásmico.
La poliangitis microscópica se caracteriza por una necrosis fibrinoide segmentaría de la medida con lesiones necrosantes transparietales de distribución focal; no se observa inflamación.
La necrosis fibrinoide de los glomérulos, como consecuencia de la hipertensión maligna Obstrucción de la unión pelvicorrenal (UPJ) es una enfermedad poco frecuente del nacimiento, en la que el uréter se encuentra bloqueado entre el riñón y la vejiga.
Como se puede observar con algunos métodos de histopatología, la vasculitis necrotizante aguda dentro de los tejidos afectados es un hallazgo frecuente concomitante a la infiltración por neutrófilos, además de una notable deposición de eosinófilos (necrosis fibrinoide).
Se ha observado que la zona donde se produce la rotura de las membranas ovulares es pobre en colágeno III, está edematizada con depósito de material fibrinoide, un adelgazamiento en la capa trofoblástica y decidua.
Esta enfermedad era extremadamente infrecuente en los caucásicos hasta las últimas décadas; aproximadamente entre 2.000 y 4.000 casos son diagnosticados en los Estados Unidos por año (aproximadamente 1 por 100.000 personas). Es semejante a la poliarteritis nodosa (PAN) aunque, en este caso, la necrosis fibrinoide suele ser menos prominente.
En el caso de la colitis ulcerosa/CUCI, la mucosa se observa con evidentes signos inflamatorios como enrojecimiento mucoso, ulceraciones, presencia de moco y material fibrinoide y los llamados pseudopólipos.