festivo


También se encuentra en: Sinónimos.

festivo, a

1. adj. De fiesta se respira un ambiente festivo.
2. Que es gracioso o hace reír tu sobrino nos divirtió con sus festivas ocurrencias. agudo, chistoso

festivo, -va

 
adj. Chistoso, agudo.
Alegre, regocijado.
Solemne, digno de celebrarse.

festivo, -va

(fes'tiβo, -βa)
abreviación
1. laborable que no es laborable día festivo
2. que es jocoso y desenfadado carácter festivo
Sinónimos

festivo

, festiva
adjetivo
1 chistoso, agudo, ocurrente, divertido, alegre, pajarero (col.).
Generalmente se aplica al ambiente o al tono de una celebración, acto, etc.
2 alegre, regocijado, gozoso, jovial.
Tratándose de personas.
Traducciones

festivo

de fête

festivo

gehoben

festivo

ADJ
1. (= no laborable) día festivoholiday
2. (= alegre) → festive, merry
3. (= gracioso) → witty, humorous
4. (Literat) → burlesque, comic
Ejemplos ?
Pero las otras habitaciones estaban abarrotadas, y en ellas latía febrilmente el ansia de la vida. Prosiguió así el torbellino festivo, hasta que al cabo el reloj inició las campanadas de la medianoche.
Constituía un verdadero acontecimiento festivo y jubiloso, porque traía noticias del resto del país, familias, amigos, nuevas gentes y pro-visiones para el incremento agrícola-comercial de los orenses, concluye relatando el distinguido escritor Coronel Gómez González.
Añadid a esto una gorra con la visera sobre la nuca, la cara sucia y pálida, los puños de la camisa desdoblados en torno de los guantes, y tendréis la desfachatada estampa de ese festivo masturbador injertado en un conato de reventador de pisos.
Agradecido pues el peregrino, deja el albergue, y sale acompañado de quien lo lleva donde levantado, distante pocos pasos del camino, 185 imperïoso mira la campaña un escollo apacible, galería que festivo teatro fue algún día de cuantos pisan Faunos la montaña.
El triste lo ignoró, yo cuidadosa le ocultaba mi afecto del odio de infinitos temerosa; yo le vi siempre con festivo aspecto, y lo que era de amor tan solo fruto él lo vio cual desprecio; despareció, cubriéndome de luto, y ha muerto receloso de mi aprecio.
Estando yo preguntando qué era lo que había sucedido y la causa de aquel festivo rumor, entraron con ella en la iglesia dónde estábamos, trayéndola sana de la capilla del santo mártir.
El viejo, tras concederle algunos instantes de silencio, le preguntó, procurando ahuyentar con su festivo sonreír sus tristísimas evocaciones: -Pero es que una cosa es el corazón y otra cosa son los ojos de la cara; y como los ojos son niños, alguno de los que te cimbelean te habrá sío, sin duda, más simpático que los otros.
Oprobio eterno al que tenga la depravada intención de que la Patria se vea esclava de otra nación. Cielito, cielo festivo, cielito del entusiasmo, queremos antes morir que volver a ser esclavos.
Antes de referirlo, conviene advertir que los asiduos cortesanos del señor de Boina, gente moza y de festivo genio, iban cansándose de hablar y oír todas las noches las mismas cosas; y encontrando que la tertulia pecaba de soporífera, trataban de animarla con bromas y jugarretas.
Estas Nuestras Letras Pastorales, serán leídas en todos los templos de la Arquidiócesis el primero Domingo o día festivo después de recibidas, y se guardarán en los Archivos Parroquiales.
Y por quanto el Pueblo Oriental aborrece y detesta hasta el recuerdo de los documentos que comprehenden tan ominosos actos, los Magistrados Civiles de los Pueblos en cuyos archivos se hallan depositados aquellos, luego que recivan la presente disposición, concurrirán el primer día festivo en unión del Parroco y vecindario y con asistencia del escribano, secretario o quien haga sus veces, a la Casa de Justicia, antecedida la lectura de este decreto, se testará y borrará desde la primera línea hasta la última firma de dichos documentos, extendiendo en seguida un certificado que haga constar haberlo verificado, con el que deberá darse cuenta oportunamente al Gobierno de la Provincia”.
Sobre todo esto hubo reconvenciones del virrey y explicaciones del Cabildo». Y López se quedó sin medalla y para acabar de ridiculizarlo lo tomó a cargo el clérigo Larriva, poeta festivo de aquel tiempo.