Ejemplos ?
Cuando en 1925 se dio un debate sobre una ley para el ejercicio de la pena de muerte, el insigne jurisconsulto antioqueño señaló que la fuerza de esa ley excusaría a los burgueses, terratenientes, comerciantes e industriales pero caería con todo su rigor sobre la gente pobre, y acuñó la célebre frase: “El código penal es un perro bravo que no muerde sino a los de ruana.” Lo cual fascinó a la multitud que lo escuchaba y su contrincante el poeta Guillermo Valencia lo felicitaría por su estilo gallardo y castizo...