feliz

(redireccionado de felices)
También se encuentra en: Sinónimos.

feliz

(Del lat. felix, -icis.)
1. adj. Que tiene o siente felicidad era un matrimonio feliz. dichoso
2. Que causa felicidad pasaron días felices en aquella casa; aquel drama tuvo un desenlace feliz. afortunado, venturoso
3. Que es oportuno o eficaz se le ocurrió una idea feliz para resolver el problema; tiene una memoria feliz. acertado
4. no hacer feliz coloquial Desagradar, no ser conveniente una cosa para una persona esta mezcla de colores no me hace feliz.

feliz

 
adj. Que tiene o goza felicidad.
Que ocasiona felicidad.
Oportuno, acertado, eficaz.

feliz

(fe'liθ)
abreviación
1. que se siente satisfecho de manera plena hombre feliz
2. que implica felicidad Recuerdo mi infancia como un periodo feliz.
3. que es oportuno o es el momento justo feliz coincidencia
Sinónimos

feliz

adjetivo
1 dichoso, venturoso, afortunado, fausto (formal), contento, satisfecho, esplendoroso, dorado*, despreocupado*.
Dichoso, venturoso, afortunado y fausto se aplican a personas o cosas. Contento y satisfecho, solo a personas. Esplendoroso y dorado a épocas o a períodos. Despreocupado se aplica a la persona que vive feliz porque no se aturde con las responsabilidades o no tiene preocupaciones.

feliz:

eficazatinado, acertado, oportuno, adecuado,
Traducciones

feliz

feliç

feliz

feliĉa, kontenta

feliz

boldog

feliz

うれしい, 幸福な

feliz

beatus, felix

feliz

feliz

feliz

fericit

feliz

快樂, 快乐的

feliz

šťastný

feliz

glad

feliz

onnellinen

feliz

sretan

feliz

행복한

feliz

glad

feliz

lycklig

feliz

เป็นสุข

feliz

mutlu

feliz

hạnh phúc

feliz

Щастлив

feliz

שמח

feliz

ADJ
1. [persona, acontecimiento, idea] → happy
se la ve muy felizshe looks very happy
el asunto tuvo un final felizthe affair had a happy ending
¡Feliz Año Nuevo!Happy New Year!
hacer feliz a algnto make sb happy
"y fueron o vivieron felices y comieron perdices""and they lived happily ever after"
2. (frm) (= acertado) [expresión] → apt

feliz

a. happy; felicitous.

feliz

adj happy
Ejemplos ?
A Peter Jensen lo llamaban sus compañeros «El boticario», pues a cada momento sacaba la botella y administraba a alguien la excelente medicina -excelente para el estómago, entendámonos-; y aquello duró hasta que se hubo consumido la última gota. Fueron días felices, y la botella solía cantar cuando la frotaban con el tapón.
En todo caso, si los que nos preceden cumplen con su deber y agotan la materia, estaremos en paz dándoles nuestra aprobación. Que bajo felices auspicios comience, pues, Phaidros a hacer el elogio del Amor.
Era algo más fatal, más frenético, más sin remisión, como si desde el fondo del pasado mis abuelos, mis bisabuelos, mi infancia misma, mi primera comunión, mis ensueños, como si todo esto no hubiera tenido otra finalidad que impulsarme al suicidio. No nos sentíamos felices, vuelvo a repetirlo, de morir.
Después había notado el Cachete un cambio brusco en su conducta: la Gorgoritos estaba alegre, brillábanle los negrísimos ojos como en los días más felices, como en los días aquellos en que él cantábale sus amores en murcianas y soleares en el hondilón del Canela; además, procuraba acercársele lo menos posible; siempre tenía un motivo para justificar su alejamiento; era mucho lo que tenía que hacer; la pólvora íbase acabando de modo alarmante; ya las reservas estaban casi todas en casa del boticario; además, las cuatro joyas de alguna valía estaban a buen recaudo en casa de agüelito y pronto, de seguir la cosa como iba, tendrían que irse el uno al hospital y la otra a que le diera el relente en Martiricos.
Gea alumbró primero al estrellado Urano con sus mismas proporciones, para que la contuviera por todas partes y poder ser así sede siempre segura para los felices dioses.
el partido de desentenderse de mis oficios y solo tratase de su seguridad personal, dejando tantas familias comprometidas, ahora que podiamos hacerlas felices; no hallo como un corazón humano en quien quepa tanto egoismo, mas lo veo en V.
Rosalía, sentada en una antigua butaca forrada de yute, contemplaba con pupilas en que la fiebre ponía un fuego abrasador la serena perspectiva; extendidos tonos violáceos circuían sus ojos, y las rosas de sus pómulos hacían resaltar los intensamente amarillos que habían sustituido los nacarinos con que en días más felices había dado envidia a los nardos de sus macetas; sus labios entreabiertos constantemente, ponían una mueca de dolor en su pálido semblante.
En segundo lugar, se llevó a la brillante Temis que parió a las Horas, Eunomía, Dike y la floreciente Eirene, las cuales protegen las cosechas de los hombres mortales, y a las Moiras, a quienes el prudente Zeus otorgó la mayor distinción, a Cloto, Láquesis y Átropo, que conceden a los hombres mortales el ser felices y desgraciados.
Lo que le debemos los que en España le comunicamos, son estudios muy felices, con verdadero conocimiento y uso provechoso de las lenguas griega y latina, de que sus obras, detenidas en su modestia, serán más venerable testimonio.
Cuántas cosas podré contarle y cuántas me mostrará él, y me enseñará la magnificencia del cielo, como lo hacía en la Tierra. ¡Oh, qué felices seremos!
Así era, poco más o menos, en los felices tiempos de nuestros beatos abuelos que por desgracia vino a turbar la revolución de Mayo.
Sea como quiera, estoy seguro de que todos, hombres y mujeres, seremos felices si, gracias al amor, encontramos cada uno nuestra mitad y volvemos a la unidad de nuestra naturaleza primitiva.