fausto

(redireccionado de faustos)
También se encuentra en: Sinónimos.

fausto, a

(Del lat. faustus, favorable, auspicioso.)
adj. Que causa alegría o felicidad con ocasión de la boda real, dieron una gran fiesta para celebrar tan fausto acontecimiento. aciago

fausto, a

(Alteración del lat. fastus, orgullo, soberbia.)
s. m. Demostración de gran lujo, riqueza e importancia al celebrar ciertos actos y ceremonias se comportó con gran fausto. magnificencia
NOTA: También se escribe: fasto

fausto

  (del l. fastuo)
m. Suntuosidad, pompa; lujo extraordinario.

fausto -ta

  (del l. faustu)
adj. Feliz, afortunado.

Fausto (Faust)

 
(s. XV) Personaje legendario alemán. Su leyenda es la del hombre que vende su alma al diablo, Mefistófeles, a cambio de la juventud y del placer.
lit. Protagonista y título de un poema dramático de J. W. Goethe, Fausto aparece como el símbolo de afán de infinito que posee el hombre y lo convierte en tema universal por sus valores filosóficos y humanos. En el s. XX aparece una nueva versión de Thomas Mann, Doctor Fausto.
Sinónimos

fausto


fausto

, fausta
adjetivo

fausto:

felizafortunado, satisfecho, alegre, risueño, propicio, dichoso, venturoso,
Traducciones

fausto

günstig

fausto

propice

fausto

fausto

fausto

Fausto

fausto

Fausto

fausto

ファウスト

fausto

파우스 토

fausto

Fausto

Fausto

SMFaust

fausto

A. ADJfortunate, lucky
fausto acontecimientohappy event
fausta noticiahappy news
fausta ocasiónhappy occasion
B. SMsplendour, splendor (EEUU), magnificence
Ejemplos ?
Ropa no la tenía, pero sabía el papel, sin tropezar, de cabo a rabo. Se le arregló como se pudo la ropa, de otros Faustos mejores mozos, que había en el teatro, empolvada y con algunos zurcidos.
Yo fui el faraute, yo el coribante de la conspiración duchesinista, que ha dejado en las faustos musicales de Marineda eterna memoria.
Pero jamás oculto en el vientre del engañoso caballo que se ofrecía a Minerva, hubiera sorprendido a los troyauos en sus fiestas intempestivas, ni el alegre palacio de Príamo en medio de las músicas y las danzas, sino a la luz del día, implacable con los cautivos, hubiese, ¡qué horror!, abrasado en las llamas de los aqueos a los niños que acababan de nacer y a los que alentasen en el seno materno, si el padre de los dioses, vencido por tus ruegos y los de la hermosa Venus, no acordase a los destinos de Eneas levantar otros muros con más faustos auspicios.
Tan faustos aniversarios fueron celebrados por nuestras representaciones en el extranjero, lo que permitió comprobar que el llamado México de afuera sigue siendo uno solo con nosotros, en el sentimiento de unidad patria.