fatal


También se encuentra en: Sinónimos.

fatal

(Derivado del lat. fatum, destino, fatalidad.)
1. adj. Que es absolutamente inevitable, que debe suceder llegó el momento fatal. ineludible evitable
2. Que ha sido determinado por el hado o destino.
3. Que es desgraciado, funesto o infeliz un accidente de fatales consecuencias. desdichado dichoso
4. Que causa la muerte padece una enfermedad fatal. mortal
5. Que es muy malo o lamentable nos sirvieron una comida fatal. horrible, pésimo excelente
6. DERECHO Se aplica al plazo que no se puede prorrogar.
7. adv. Muy mal está fatal desde entonces.

fatal

 
adj. Relativo al hado inevitable.
Desgraciado, infeliz.
Malo.
Díc. del accidente, enfermedad, etc., que causa la muerte.
Insoportable, insufrible.

fatal

(fa'tal)
abreviación
1. que es inevitable o está predestinado por el destino final fatal
2. que es muy malo y causa perjuicio enfermedad fatal
Traducciones

fatal

fatal, fateful, ill‐fated, ghastly, ghostly, irrevocable

fatal

fatal, mies

fatal

fatal

fatal

致命

fatal

致命

fatal

fatal

fatal

ร้ายแรง

fatal

A. ADJ
1. (= mortal) [accidente, desenlace] → fatal
2. (= horrible) → awful, terrible
tiene un inglés fatalhis English is awful o terrible
la obra estuvo fatalthe play was awful o terrible
3. (= inevitable) [plazo, cita] → unavoidable
ese comentario fatal firmó su sentenciathat ill-fated o disastrous comment sealed his sentence
B. ADVterribly
lo pasaron fatalthey had an awful o a terrible time (of it)
cocina fatalhe's an awful o a terrible cook
me encuentro fatalI feel awful o terrible

fa·tal

a. fatal, deadly, mortal.

fatal

adj fatal
Ejemplos ?
Deben ser un poco enfermos de la memoria quienes lo niegan, cuando olvidan que entre esa época y nosotros hay una fecha terrible, fatal: el 98.
A todos huele y dos al fin elige, pues los juzga por cena apetitosa. ¡Oh cómo aún la visión fatal me aflige de sus colmillos en la cueva umbrosa!
Celoso él de que guerrero externo alcance el galardón y el privilegio, toma una lanza y con fatal porfía a Grifos entre gritos desafía.
Cada mañana subia De la infanta al aposento, Pero, siempre en el momento En que doña Luz dormia. (23) Ya por la noche fatal, Ya porque el mal la acosaba Nunca para hablar estaba, E iba adelante su mal.
Igualmente cuando el Guardia Civil en el curso de su servicio encontrare algún viajero perdido, le enseñará el camino del punto a que se dirija, en especial si fuese de noche o en días de nieve o tormenta, en que es más fatal a los caminantes su extravío.
Yo entiendo, señores senadores – y ahora ya tengo derecho a suponer que debo ser creído – que la cordial antipatía casi unánime de los iberoamericanos a las fórmulas intervencionistas en cualquiera de los modos con que se presenten y sobre todo, desde luego, cuando aspiren a terciar en los asuntos internos del Estado, sea sobre la base de que sea una o de dos o más Repúblicas, obedece a causas naturales – por lo mismo irreductibles – mucho más profundas y legítimas que las actualmente más visibles del temor o la duda frente al peligro de una absorción lenta pero fatal por parte de los Estados Unidos.
El padre Gay nos dice en su historia de Oaxaca lo siguiente: “El resultado de tales excesos (de los españoles) era fatal para las costumbres y para la fe de los indios.
Nosotros iremos a las villas y a las aldeas, no sólo a pedir votos para obtener actas de legisladores y poder de gobernantes, sino que nuestras propagandas serán a la vez creadoras de órganos de socialidad, de cultura, de técnica, de mutualismo, de vida, en fin, humana en todos sus sentidos: de energía pública que se levante sin gestos precarios frente a la tendencia fatal en todo Estado de asumir en sí la vida entera de una sociedad.
Hay un momento famoso, en el año 1878, en que Cánovas, habiendo oprimido oratoriamente a Sagasta para que pronunciara la palabra fatal, la que le ligaba por siempre al convencionalismo de la Restauración, tuvo la satisfacción de oír que Sagasta la pronunciaba, y entonces, recogiéndola y remachándola, pronunció estas otras, verdaderamente interesantes: «La lealtad, cuando se trata de Monarquía y cuando la frase se completa llamándola lealtad monárquica —no la lealtad de las relaciones particulares—, tiene un sentido histórico, y este sentido histórico es estar con la Monarquía sin condiciones, de todas maneras, bien o mal, como la Monarquía se conduzca, de todas suertes apegado a ella Así en el Diario de las Sesiones.
La nostalgia terrible de una vida perdida, El fatal sentimiento de haber nacido tarde, O la ilusión inquieta de una mañana imposible Con la inquietud cercana del dolor de la carne.
2º- Declaro: que no he promovido la revolución que estalló en San Miguel, por cuyo motivo se me ha juzgado, y que cuanto he declarado en la causa, es la verdad: por consiguiente y por el mérito del proceso soy inocente, pero se me ha conducido a este fin fatal, por un torrente de pasiones y odios políticos sin ejemplo.
(138) Aspid fatal que introdujo El mismo conde en su seno, Y cuyo dulce veneno Bebia con avidez Tan ciego y desatentado, Que cuanto mas le apuraba, Mas el infeliz dudaba Que fuese poco á su sed.