fastos


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con fastos: faustos

fastos

 
m. pl. Entre los romanos, especie de calendario en que se anotaban por meses y días sus fiestas, juegos y acontecimientos de público interés.
fig.Anales o serie de sucesos ordenados cronológicamente.
Sinónimos

fastos

sustantivo masculino plural
Ejemplos ?
unque han sido tantos los varones ilustres con que el nobilísimo linage de Lanuza ha engrandecido los fastos de Aragón, las circunstancias que reúne D.
Abramos los fastos de la historia, y veremos a nuestros primeros padres labrando por sus mismas manos un suelo que nosotros miramos con desdén.
Que jamás ha habido guerra en que los vencedores perdonasen a los vencidos, por respeto y amor a los dioses de éstos Y supuesto que están escritas en los anales del mundo y en los fastos de los antiguos tantas guerras acaecidas antes y después de la fundación y restablecimiento de Roma y su Imperio, lean y manifiesten estos insensatos un solo pasaje, una sola línea, donde se diga que los gentiles hayan tomado alguna ciudad en que los vencedores perdonasen a los que se habían acogido (como lugar de refugio) a los, templos de sus dioses.
¡Y animados aquí por tus matices, respiraran también a nuestra vista del Inca imperio los antiguos fastos, y trágicos sucesos infelices y horrorosas escenas de la española bárbara conquista!
Santa Cruz, acostumbrado al servilismo que lo rodeaba, quedó aturdido ante aquella audacia inaudita en los fastos de su administración; mas volviendo luego de su asombro a impulsos de la cólera, avanzó hacia Belzu con el puño levantado.
Mofa son sus alcázares del viento, Fatiga de los fastos sus memorias, Su grandeza y tesoros son sin cuento Y no se encuentra fin a sus historias.
Pluguiese á Dios que me fuese dado hablar en estilo digno del estruendo de las armas y de la sangre que se vierte en los combates; y que estendiéndome en hondas consideraciones, os pudiese ofrecer una obra que rivalizara con la de los Fastos con que Ovidio dotó al orbe.
Si a brazo más feliz, no más robusto, poderlo derrocar dieron los cielos, de Hidalgo, no por eso, y de Morelos eclipsará la gloria olvido ingrato, ni el nombre callarán de Guanajuato los claros fastos de tu heroica lucha, ni de tanta ciudad, que, reducida a triste yermo, a un enemigo infama que, vencedor, sus pactos sólo olvida; que hace exterminio, y sumisión lo llama.
Pero con un grado de inteligencia que se hace universal, el mundo estaba destinado a superar el aspecto ceremonial de la religión, que con sus formas y símbolos, sus momentos y lugares sagrados, sus sacrificios, banquetes, fastos, y lunas nuevas, significó tanto en la infancia de la humanidad.
Oh capitán valiente, blasón ilustre de tu ilustre patria, no morirás, tu nombre eternamente en nuestros fastos sonará glorioso, y bellas ninfas de tu Plata undoso a tu gloria darán sonoro canto y a tu ingrato destino acerbo llanto.
Cada cual es como es; hay a hombre o pueblo que tomar como Dios hacerle quiso: yo he cantado a mi patria sesenta años, a mi modo de ver como la he visto: gloriosa con sus fastos militares, grande con sus virtudes y sus vicios, prendida con sus tocas de castaños, de nogales, de almendros y de olivos, con su manto de mieses y viñedos y el cinturón de plata de sus ríos, piadosa con la fe de sus mayores, gaya con su carácter expansivo, y hermosa con su vello y sus lunares, morena tez y mosqueadores rizos.
Dejaré los ejemplos vulgares, que aunque son menores, son admirables. Quiero llevarte a los fastos y anales públicos. ¿Ves todas estas imágenes que adornan el palacio de César?