fascial

Traducciones

fas·ci·al

a. fascial, rel. to a fascia.
Ejemplos ?
El objetivo general de la terapia miofascial, es restaurar la movilidad a nivel de las fascias y tejido conjuntivo fibroso, que se ha vuelto rígido. El interés terapéutico sobre el sistema fascial surgió desde diferentes perspectivas en Europa.
La liberación miofascial es una modalidad de evaluación y de tratamiento tridimensional de los movimientos y presiones sostenidas en todo el sistema de la fascia, para poder de esta manera eliminar sus restricciones. El sistema fascial constituye un sistema de unificación estructural y funcional del cuerpo.
- Otros consideran el sistema miofascial, como un sistema intercomunicado basado en los principios de la tensegridad (Ingbe,1998; Pilat y Testa 2009): Para entender este punto de vista no hay que olvidar que el sistema fascial está basado en las leyes físicas de la tensegridad.
Si observamos este fenómeno desde el punto de vista del tejido fascial, se puede observar que cuando someto a presión al principal componente del tejido conectivo, como es el colágeno, éste puede cambiar su polaridad y su electricidad basal, lo que provoca cambios físicos en este colágeno (resistencia, elasticidad y elongación).
El sistema fascial mantiene la cohesión interna y externa de cada estructura corporal, logrando su fijación pero, por otro lado, permitiendo cierto grado de movilidad.
Esta movilidad es indispensable en el proceso de adaptación a diferentes obstáculos. - Sostén y estabilidad El mantenimiento de la integridad anatómica del cuerpo corre a cargo del sistema fascial.
- Preservación de la temperatura corporal y nutrición de los tejidos El sistema fascial superficial participa en el proceso de sudoración, colaborando con el mantenimiento de la temperatura corporal.
En él, además, nacen gran parte de los capilares que nutren los tejidos que rodea. - Curación de las heridas El sistema fascial induce a la cicatrización de las heridas, gracias a la producción de colágeno.
- Coordinación hemodinámica Los sistemas vascular y linfático no pueden disociarse del sistema fascial. Tanto el sistema venoso como el linfático tienen una estructura muy flácida y fácil de colapsar.
- Comunicación de cambios en el organismo El tejido conectivo del sistema fascial es capaz de transmitir impulsos nerviosos y mecánicos, y comunicar a todo el cuerpo los cambios internos del organismo relacionados con una zona concreta en estado de enfermedad y salud.
•La elasticidad del sistema fascial y su ubicación revistiendo todas las estructuras del cuerpo permiten que constituya un importante sistema de soporte y de equilibrio postural.
Se considera que el desequilibrio del sistema fascial influye considerablemente en la formación de compensaciones posturales que, con el tiempo, crean hábitos inadecuados llevando a diferentes patologías (contracturas...).