fariseo

(redireccionado de fariseos)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con fariseos: esenios

fariseo

1. s. m. HISTORIA Miembro de la principal secta político-religiosa judía del tiempo de Jesucristo.
2. Persona hipócrita.
3. coloquial Persona sospechosa o de mala catadura.

fariseo

 
m. Miembro de la principal secta politicorreligiosa judía del tiempo de Jesucristo.
fig.Hombre hipócrita, esp. el que afecta una piedad que no tiene.
fig.Hombre alto, seco y de mala condición o catadura.

fariseo, -sea

(faɾi'seo, -sea)
abreviación
que finge una moral y unas creencias religiosas que no tiene Los filántropos le parecían todos fariseos.

fariseo, -sea


sustantivo masculino-femenino
persona que finge una moral o creencia religiosa que no tiene El nuevo párroco de la congregación no trata con fariseos.
Traducciones

fariseo

pharisien

fariseo

fariseo

fariseo

Pharisäer

fariseo

法利赛人

fariseo

法利賽人

fariseo

SM
1. (Rel) → Pharisee
2. (= hipócrita) → hypocrite, Pharisee
Ejemplos ?
Entonces Jesús se dirigió a la gente y a sus discípulos 23.2. y les dijo: En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos.
22.34. Mas los fariseos, al enterarse de que había tapado la boca a los saduceos, se reunieron en grupo, 22.35. y uno de ellos le preguntó con ánimo de ponerle a prueba: 22.36.
De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas. 22.41. Estando reunidos los fariseos, les propuso Jesús esta cuestión: 22.42. ¿Qué pensáis acerca del Cristo?
16.1. Se acercaron los fariseos y saduceos y, para ponerle a prueba, le pidieron que les mostrase una señal del cielo. 16.2. Mas él les respondió: Al atardecer decís: "Va a hacer buen tiempo, porque el cielo tiene un rojo de fuego", 16.3.
Y sucedió que estando él a la mesa en casa de Mateo, vinieron muchos publicanos y pecadores, y estaban a la mesa con Jesús y sus discípulos. 9.11. Al verlo los fariseos decían a los discípulos: ¿Por qué come vuestro maestro con los publicanos y pecadores? 9.12.
Y la gente, admirada, decía: Jamás se vio cosa igual en Israel. 9.34. Pero los fariseos decían: Por el Príncipe de los demonios expulsa a los demonios. 9.35.
El la extendió, y quedó restablecida, sana como la otra. 12.14. Pero los fariseos, en cuanto salieron, se confabularon contra él para ver cómo eliminarle. 12.15.
En ocasiones se sirve de los libros santos para declarar que es el enviado de Dios y Dios mismo; de ellos toma argumentos para instruir a sus discípulos y para apoyar su doctrina; defiende sus testimonios contra las calumnias de sus enemigos, los opone a los fariseos y saduceos en sus respuestas y los vuelve contra el mismo Satanás, que atrevidamente le solicitaba; los emplea aun al fin de su vida y, una vez resucitado, los explica a sus discípulos hasta que sube a la gloria de su Padre.
Porque por tus palabras serás declarado justo y por tus palabras serás condenado. 12.38 Entonces le interpelaron algunos escribas y fariseos: Maestro, queremos ver una señal hecha por ti.
No es lo que entra en la boca lo que contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre. 15.12. Entonces se acercan los discípulos y le dicen: ¿Sabes que los fariseos se han escandalizado al oír tu palabra? 15.13.
Hasta a los mendigos cristianos socorría. Su rostro no era el de nariz corva y boca astuta de los fariseos, sino una faz grave y bella, con ahorquillada barba rizosa.
Y lo mejor es que seamos amigos y nos dejemos de pleitos, que no sirven sino para traer desazones, criar mala sangre y hacer caldo gordo a escribas y fariseos.