fariseo

(redireccionado de farisea)
También se encuentra en: Sinónimos.

fariseo

1. s. m. HISTORIA Miembro de la principal secta político-religiosa judía del tiempo de Jesucristo.
2. Persona hipócrita.
3. coloquial Persona sospechosa o de mala catadura.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

fariseo

 
m. Miembro de la principal secta politicorreligiosa judía del tiempo de Jesucristo.
fig.Hombre hipócrita, esp. el que afecta una piedad que no tiene.
fig.Hombre alto, seco y de mala condición o catadura.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

fariseo, -sea

(faɾi'seo, -sea)
abreviación
que finge una moral y unas creencias religiosas que no tiene Los filántropos le parecían todos fariseos.

fariseo, -sea


sustantivo masculino-femenino
persona que finge una moral o creencia religiosa que no tiene El nuevo párroco de la congregación no trata con fariseos.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Sinónimos

fariseo

, farisea
adjetivo y sustantivo
Diccionario Manual de Sinónimos y Antónimos Vox © 2016 Larousse Editorial, S.L.

fariseo:

solapadoembustero, malicioso, engañoso, farsante, simulador, embaucador, hipócrita,
Traducciones

fariseo

pharisien

fariseo

fariseo

fariseo

Pharisäer

fariseo

法利赛人

fariseo

法利賽人

fariseo

SM
1. (Rel) → Pharisee
2. (= hipócrita) → hypocrite, Pharisee
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
El río de fuego. Siglo Veinte, Buenos Aires, 1954. 156 pp. Traducción de Marcelo Menasché La farisea. L.A.R.A., Madrid, 1955. 171 pp.
Traducción de Agnes y Edgar Ruffo Obras Escogidas (El beso al leproso, El río de fuego, Genitrix, El desierto del amor, Therése Desqueyroux, El nudo de víboras, El misterio Frontenac, El fin de la noche, Los ángeles negros, La farisea).
El hermano menor de éste, Aristóbulo II se proclamó rey a la muerte de Alejandra y depuso a Hircano II, que buscó refugio entre los nabateos, con cuyo rey Aretas III y con ayuda farisea sitió Jerusalén en el 65 a.
El judaísmo tradicionalmente ha tenido una visión muy negativa de la predicación cristiana. Los primeros cristianos fueron perseguidos por el Sanedrín y la secta farisea.