fardo

(redireccionado de fardos)
También se encuentra en: Sinónimos.

fardo

s. m. Ropa u otra cosa envuelta en tela para transportarla de un sitio a otro. bulto, lío
NOTA: También se escribe: farda

fardo

 
m. Lío grande y apretado.

fardo

('farðo)
sustantivo masculino
bulto de tela para transportar lo que contiene Los inmigrantes llevaban sus pertenencias en fardos.
hacerse responsable de algo o alguien, que requiere tiempo y dedicación Los jóvenes cargaron el fardo de la organización de la fiesta.
a. trasladar la responsabilidad de realizar determinada tarea Le echó el fardo a su empleado de llevar toda la contabilidad.
b. echar la culpa de algo a alguien Le echaron el fardo del asalto.
Sinónimos
Traducciones

fardo

balíček

fardo

pakke

fardo

Bündel

fardo

pakkaus

fardo

paquet

fardo

paket

fardo

荷物

fardo

fardo

pakket

fardo

pakunek

fardo

pacote

fardo

packe

fardo

ห่อบรรจุ

fardo

yük

fardo

fardo

fardo

SM
1. (= bulto) → bundle; (= bala) → bale, pack
2. (fig) → burden
pasar el fardo (Perú) → to pass the buck
Ejemplos ?
Mas que éste ordene al punto con pericia por la popa soltar fardos de espera y descender la gúmena, propicia dos tercios minorar de su carrera.
Al cabo destinado para mandar la embarcación detenida, se le dará noticia individual de lo que constare por estas declaraciones, haciéndole responsable de cuanto, por su culpa ú omisión, faltare; y se declara que cualquier individuo que abriese sin licencia las escotillas selladas, arcas, fardos, pipas, sacas ó lacenas en que haya mercaderías y géneros, no solo perderá la parte que debiera tocarle, siendo declarada de buena presa, sino que se le formará causa, y castigará según de ella resulte.— Art.
Pues siendo el grado supremo de la vida bendita la firme seguridad y la confianza, rebuscan motivos de angustia, y por este camino de la vida lleno de peligros, mejor que llevarlas, arrastran sus fardos; así es como más trabajo invierten, más tropiezan ellos mismos, y caminan hacia atrás.
Este sentía que una profunda inquietud aceleraba el latir de su corazón al pensar que un mal encuentro le hiciera perder los dos pequeños fardos de sedería amarrados a las ancas de su Careto, y con ellos el codiciado mantón y las dos magníficas arrancadas de oro y diamantes que rabiaba ya por ver adornando las casi invisibles orejas de su Rosalía.
Farjalla acudió al embarcadero. Desde lejos era visible la cabeza del mono, colocada sobre una pila de fardos de algodón. Farjalla apareció "como la cólera del profeta", según un testigo.
A la entrada le llama a usted ya la atención un pequeño aviso que advierte, pegado en un poste, que nadie puede entrar en el establecimiento público sino los viajeros, los mozos que traen sus fardos, los dependientes y las personas que vienen a despedir o recibir a los viajeros; es decir, que allí sólo puede entrar todo el mundo.
Oye un secreto, hija -articuló bajando la voz, aun cuando el arriero, con la reata de mulas cargadas de fardos, caminaba muy adelante-.
Ambas márgenes cubiertas de cuanto la Europa cría, de cuanto el arte produce, de cuanto ansía la codicia, de armas, víveres y aprestos, fardos, cajones y pipas, de extraordinarias riquezas, de varias mercaderías.
También se las manejaba Lolo haciendo alijos en las playas murcianas y andaluzas. No pocas veces pasó y repasó a todo galopar de su jaca El Campo y La Línea con fardos de tabaco y de seda.
Debajo de uno de los pescantes del muelle estaba el hijo del tío Lucas con otros lancheros, descargando a toda prisa. Había que vaciar la lancha repleta de fardos.
Y aunque la ayuda no faltó, pues no hubo en la playa un par de manos que no estuvieran dispuestas a trabajar con toda su alma para míster Peggotty, y demasiado dichosas de poder ayudarle en algo, sin embargo, mistress Gudmige continuó todo el día arrastrando fardos muy por encima de sus fuerzas, y corriendo de acá para allá ocupada en una multitud de cosas inútiles.
Esquivando puestos policiales y evitando caminos transitados, una pick up Gladiator avanzaba hacía cuatro horas rumbo a Timote. En la caja, escondido tras una carga de fardos de pasto, viajaba el "fusilador" de Valle escoltado por dos jóvenes peronistas.