extremismo


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con extremismo: extremista

extremismo

s. m. SICOLOGÍA, SOCIOLOGÍA, POLÍTICA Tendencia a adoptar posturas o ideas extremas, exageradas o radicales a veces el extremismo político está reñido con la tolerancia. radicalismo

extremismo

(ekstɾe'mismo)
sustantivo masculino
tendencia a tomar medidas extremas en el campo de la política El extremismo en todas sus fases es peligroso.
Traducciones

extremismo

extremismus

extremismo

ekstremisme

extremismo

Extremismus

extremismo

extremism

extremismo

ekstremismi

extremismo

extrémisme

extremismo

ekstremizam

extremismo

過激主義

extremismo

극단주의

extremismo

extremisme

extremismo

ekstremisme

extremismo

skrajność

extremismo

extremismo

extremismo

extremism

extremismo

พวกหัวรุนแรง

extremismo

aşırıcılık

extremismo

chủ nghĩa cực đoan

extremismo

极端主义

extremismo

極端主義

extremismo

SMextremism
Ejemplos ?
(Aplausos.) También, ya lo he dicho, hay ciertos sectores extremistas a quienes les digo yo que no tememos al diálogo, a la discusión ideológica, pero para empezar es bueno que se lean el librito de Lenin que dice: «Extremismo, enfermedad infantil del comunismo».
Y si el Oriente Medio se vuelve más libre y próspero, disminuirá la atracción del extremismo, las posibilidades de paz aumentarán, y el pueblo estadounidense estará más seguro aquí dentro del país.
3. Nada puede justificar el extremismo violento, pero también debemos reconocer que no se plantea en el vacío. Las historias de agravios, injusticia real o supuesta, la promesa de empoderamiento y cambios radicales son elementos atractivos en aquellos países en que se violan los derechos humanos, se hace caso omiso de la buena gestión de los asuntos públicos y las aspiraciones se ven frustradas.
El extremismo violento comprende una categoría más amplia de las manifestaciones y se corre el riesgo de que una amalgama de ambos términos dé lugar a la justificación de una aplicación demasiado amplia de las medidas contra el terrorismo, incluso contra formas de conducta que no pueden calificarse de actos de terrorismo.
En esa resolución, el Consejo exhorta a los Estados Miembros a “que intensifiquen los esfuerzos por luchar contra este tipo de extremismo violento”, reconociendo que “la cooperación internacional y las medidas que adopten los Estados Miembros para prevenir y combatir el terrorismo deben ajustarse plenamente a la Carta de las Naciones Unidas”.
La propagación del extremismo violento ha agravado aún más una crisis humanitaria sin precedentes que ya sobrepasa los límites de una determinada región.
En los dos últimos decenios, la comunidad internacional ha tratado de enfrentar el extremismo violento sobre todo en el contexto de medidas de lucha contra el terrorismo basadas en la seguridad, adoptadas en respuesta a la amenaza planteada por Al-Qaida y sus grupos afiliados.
Sin embargo, con la aparición de una nueva generación de grupos, existe un consenso internacional cada vez mayor de que tales medidas contra el terrorismo no han sido suficientes para prevenir la propagación del extremismo violento.
En su resolución 2178 (2014), el Consejo de Seguridad hace explícito el vínculo entre el extremismo violento y el terrorismo, recalca la importancia de que las medidas estén en consonancia con las normas internacionales y reconoce la necesidad de la prevención: “el extremismo violento, que puede conducir al terrorismo” exige esfuerzos colectivos, que incluyen la prevención de la radicalización, el reclutamiento y la movilización de personas hacia grupos terroristas para convertirse en combatientes terroristas extranjeros.
Las definiciones de “terrorismo” y “extremismo violento” son prerrogativa de los Estados Miembros y deben ser compatibles con las obligaciones que les incumben en virtud del derecho internacional, en particular las normas internacionales de derechos humanos.
Del mismo modo que la Asamblea General ha adoptado un enfoque práctico para la lucha contra el terrorismo, mediante la aprobación por consenso de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo, este Plan de Acción sigue un enfoque práctico para prevenir el extremismo violento, sin aventurarse a abordar las cuestiones de definición.
Es necesario adoptar un enfoque más amplio que abarque no solo medidas permanentes y esenciales contra el terrorismo, basadas en la seguridad, sino también medidas preventivas sistemáticas que aborden directamente las causas del extremismo violento que han dado lugar a la aparición de esos grupos nuevos y más virulentos.