explanada

explanada

(Del ital. spianata.)
1. s. f. Terreno allanado y amplio montamos las tiendas de campaña en una explanada. descampado
2. CONSTRUCCIÓN Parte más elevada de la muralla donde se levantan las almenas.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

explanada

 
f. Espacio de terreno allanado.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.

explanada

(ekspla'naða)
sustantivo femenino
espacio llano o que ha sido allanado Acamparemos en la explanada del bosque.
Kernerman English Multilingual Dictionary © 2006-2013 K Dictionaries Ltd.
Traducciones

explanada

Esplanade

explanada

esplanade

explanada

esplanade

explanada

Esplanade

explanada

esplanada

explanada

Esplanade

explanada

广场

explanada

廣場

explanada

Esplanade

explanada

Esplanade

explanada

SFarea of level ground
explanada de ensilladosaddling enclosure
Collins Spanish Dictionary - Complete and Unabridged 8th Edition 2005 © William Collins Sons & Co. Ltd. 1971, 1988 © HarperCollins Publishers 1992, 1993, 1996, 1997, 2000, 2003, 2005
Ejemplos ?
A la mañana siguiente, Touéno-Bouéno llevó su lobo a una feria que se celebraba en los alrededores. Todos los que estaban en la explanada de la feria se quedaron admirados ante aquel precioso carnero, tan bueno y tan llamativo.
De frente a San Marcelo los envía, donde hay para luchar gran explanada, para que allí, formando compañía, se junte en una al fin su gente armada.
Cruzamos el puente de Waterloo y después, interminablemente, otras calles, hasta que para mi sorpresa me vi en la explanada misma de donde habíamos partido.
Había una explanada delante de él donde unos carboneros están bailando; me siento a mirarlos en un banco, y reflexiono en qué pensarán esos al verme.
—oOo— Y por si lo anterior fuera poco debemos preguntarnos: ¿Y la presencia juvenilmente agresiva de Diego Fernández de Ceballos en la explanada de C.U.?
¿Pero si le pegan a Juncos?... Llegados a una pequeña explanada, al pie de un cerro de la campiña, se detuvo el tropel. Alguien estaba llorando.
Ramón Montiel atravesó la explanada con reposado continente; y oyendo circular por filas la voz de "pena de la vida al que pida por el reo", se volvió para dominar con aire altanero todos los costados del cuadro, y dirigiéndose al digno capellán que lo exhortaba a bien morir, murmuró lentamente: -No siga entonces, padre, porque si saben que está rezando por mí, lo van a fusilar también.
Pasé a través del arco ligero y dorado de la cancela, directo hacia la explanada del jardín, donde se encontraba mi amada y caí a sus pies, vencido por tanta belleza.
Mire por donde yo señalo con la mano. Ese sendero de ahí enfrente tuerce a la izquierda, sale a una explanada, luego... -No hay quien lo entienda -interrumpió el hombre-; y el caso es que urge verlo para el ajuste de los garbanzos y de la cebada.
Pero adonde todos van es al campo que tiene delante el palacio donde los soldados mancos y cojos cuidan la sepultura de piedra de Napoleón, rodeada de banderas rotas: ¡y en lo alto del palacio, la cúpula dorada! Todos van, a ver los pueblos extraños, a la Explanada de los Inválidos.
Todos obedecieron, mudos y sombríos, atravesaron corredores, bajaron estrechas escaleras, salieron de la prisión y se dirigieron a la explanada, en la que aguardaban más soldados y oficiales rebeldes.
Cuentan las cosas con tantas palabras raras, y uno no las puede entender!: como cuando le dicen ahora a uno en la Exposición de París: «Tome una djirincka-¡djirincka!-y vea en un momento todo lo de la Explanada»: ¡pero primero le tienen que decir a uno lo que es djirincka!