Ejemplos ?
O hacer de bien nacida es, o no prometer, de púdica, Aufilena, fuera: pero lo dado arrebatar defraudando los servicios, más que de una meretriz avara, que a sí misma con todo el cuerpo se prostituye. 111 Aufilena, con un marido solo contenta vivir, de las casadas la alabanza es, de entre las alabanzas eximias.
Máximas, ideales, imperativos y postulados son hoy, a veces, las fichas de a céntimo de la moralidad. : Algunas de las más eximias novelas son un compendio, una enciclopedia de toda la vida espiritual de un individuo genial.
ierra de buenas uvas y de eximias, brujas llamaban los antiguos limeños a la que, en este siglo, fue teatro de los milagros del venerable fray Ramón Rojas, generalmente conocido por el padre Guatemala, y sobre cuya canonización por Roma se trata con empeño.
Don Manuel de Jesús Jiménez describe como sus “eximias virtudes perennemente proclaman los setenta enfermos asilados hoy en el Hospital que ella fundó, y las doscientas niñas que recibieron instrucción en el santuoso edificio escolar que ella costeó" Fue ella una de las primeras propietarias de lo que hoy es Cachí, Paraíso, sobresaliendo una catarata y una poza que empezó a ser conocida desde inicios del siglo XX como la “Poza de doña Ana”, hoy dentro del hotel y restaurante ecológico "Quelitales", A su vez, un centro de recreación en la misma zona lleva su nombre.
Además del teatro donde descolló su talento con las plumas secundando a otras eximias vedettes más conocidas como Nélida Roca y Nélida Lobato, Amparito, trabajó también en bares, salones, boltes y cabarets.
Cuando el Ecuador, cumpliendo con un deber de gratitud, le erigió una estatua a Sucre en una de las plazas más bellas de Quito, el doctor Peña, con su arrebatadora elocuencia, dijo: "Gran pueblo el que sabe rendir tributo de admiración patriótica a los hombres superiores que lo han ilustrado con hechos culminantes o virtudes eximias!
Era aún adolescente cuando le encomendaron personajes centrales de Caballería Rusticana y de La Traviata Alberto Gómez fue un popular cantante de tangos, que incursiono notablemente en la industria cinematográfica argentina junto a figuras eximias de la escena nacional como Tita Merello, Libertad Lamarque, Luis Sandrini, Azucena Maizani, Mercedes Simone, Alicia Vignoli, Domingo Sapelli, Nelo Cosimi, Perla Mux, Antonio Ber Ciani, entre otros.
Su tratado Inscriptiones vel Tituli Theatri amplissimi, complectentis rerum universitatis singulas materias et imagines eximias, ut idem recte quoque dici possit (1565) se refiere principalmente a la Kunstkammer de Múnich (cámara artística de Múnich), las cuales se estaban originando al mismo tiempo.
El Vicario episcopal de esa zona detectó bien pronto, sus eximias cualidades y fue nombrado Director del Seminario Catequístico Arquidiocesano Juan XXIII, un cargo sumamente delicado para los tiempos que corrían.
Este número catapultó a la fama a la bailarina Fanny Elssler, quien lo convirtió en uno de los más populares e imitados de todo el siglo XIX, llegando su leyenda hasta bien entrado el XX. De hecho, eximias compañías de ballet como la Mariinski, siempre han mantenido este número en su repertorio hasta el día de hoy.