Ejemplos ?
Volvámoslo a la vida estúpida de los humanos, para volver a quemarlo como ordenó el grande…¾ Al escuchar aquello apresuré mi huida y me alejé velozmente.
¿No habíamos quedado en que los pueblos en ignorancia estúpida sumidos estaban en España, por aquello que dimos en llamar oscurantismo?
Ya verán... ¡Bah! Acaba de llegar Rosa... Estúpida...) —Buenos días chaparrito... —burlesca... Él quiso contestarle con una grosería, gritarle que la despreciaba, que ya se la pagaría en alguna ocasión, mas algo extraño lo contuvo...
Y aunque en nuestros rostros de privilegiados se revele el desprecio, la valentía estúpida, el inútil arrojo, sólo existe miedo...
—Lo dudo mucho. —Mejor parézcase a mí... —Deja la vida que llevas. Olvídate de la estúpida bondad. ¡Hazte rico! ¡Hazte rico! Aprovecha.
Nadie: el preciado astrólogo que en vela registrando volúmenes se afana, lo mismo que la estúpida gitana del hondo porvenir penetrará; ya ufano aquél horóscopo lo llame, llámelo ya buena-ventura aquélla, ni él en sus libros, ni en sus rayas ella con el futuro de los hombres da.
Y efectivamente, las rentas de que Abdalá el Susi disfrutaba eran el producto de un robo de alhajas cometido en El Cairo, en perjuicio de una gorda y estúpida turista americana.
¿Qué ha de decir el triste si ni oye, ni pronuncia, ni imagina más que el nombre fatal de Valentina? Sus ojos con estúpida mirada doquiera que los fija se mantienen, y ni mira, ni ve, ni piensa nada.
se debe respetar la Anatomía. Y se marchó el Doctor de la Intendencia riendo tan estúpida ocurrencia. ------------- Cuando al día siguiente fue a saludar al Rey el Intendente, le dijo: -Ya he sabido lo que anoche, Señor, habéis sufrido; pero gracias al Dios Omnipotente vuestra hermosa salud no ha padecido.
¡Y no hacen, sin embargo, otra cosa, otra que espiarme noche y día, día y noche, a ver si la estúpida rabia de su perro se ha infiltrado en mí!
Llegó el momento, y me encaminaba de mi hotel al embarcadero cuando encontré al capitán Hardy, quien me dijo que, «debido a las circunstancias» (frase tan estúpida como conveniente), el Independence no se haría a la mar hasta uno o dos días después, y que, cuando todo estuviera listo, me mandaría avisar para que me embarcara.
-Francamente, me han desilusionado -dijo el cesto-. ¡Vaya manera estúpida de pasar una velada! En lugar de ir cada cuál por su lado, ¿no sería mucho mejor hacer las cosas con orden?