espanto

(redireccionado de espantos)
También se encuentra en: Sinónimos.

espanto

1. s. m. Impresión desagradable causada por un hecho catastrófico, sangriento o cruel la catástrofe del accidente aéreo fue un espanto. horror, sobresalto
2. Miedo muy intenso siente espanto por las tormentas. horror, terror
3. coloquial Disgusto o molestia muy grande.
4. Méx. Fantasma, espíritu de una persona.
5. de espanto loc. adj. Se usa para rechazar algo que no gusta o que es muy grande hacía un calor de espanto.
6. estar curado de espantos coloquial No impresionarse por cierta cosa por estar ya acostumbrado a ella no se sorprende porque está curada de espantos.
7. ser una cosa un espanto coloquial Ser una cosa desmedida el calor que hace hoy es de espanto.

espanto

 
m. Miedo súbito y fuerte.
Asombro, consternación.
Amenaza con que se infunde miedo.

espanto

(es'panto)
sustantivo masculino
1. impresión repentina de asombro o miedo temblar de espanto
2. persona o cosa con que se infunde miedo la visión de un espanto
3. persona o cosa fea o desagradable en gran medida Ese sofá es un espanto.
4. espectro de un muerto Se nos apareció un espanto.
que produce miedo o asombro Hay una tormenta de espanto.
carecer de miedos por tener muchas experiencias negativas Pobre madre, está curada de espantos con los disgustos que le da su hijo.
Sinónimos

espanto

sustantivo masculino
3 horror*.
Traducciones

espanto

Schreck

espanto

anxiété

espanto

ужас

espanto

Horror

espanto

horror

espanto

رعب

espanto

horror

espanto

ужас

espanto

恐怖

espanto

恐怖

espanto

אימה

espanto

ホラー

espanto

공포

espanto

SM
1. (= susto) → fright
V tb curado A3
2. (= amenaza) → threat, menace
3. (LAm) (= fantasma) → ghost
4. (para exagerar) ¡qué espanto!how awful!
hace un frío de espantoit's terribly cold
es un coche de espantoit's a fabulous o tremendous car

espanto

m. fright, excessive fear.
Ejemplos ?
Relativo a este bello rincón benaocaceño, existen numerosas historias fantásticas SOBRE los “espantos de Benaocaz”, historias que podemos comentar con lugareños.
Sin embargo, Geluve muestra tanto attribués y usted no puede agarrar o golpear directamente, sino que debe centrar sus ataques en las filas de la combinación de Peepers Polly y espantos que de algún modo actuar como brazos como sus seres reales son limitadas y esposadas a la espalda.
Entre sus obras publicadas de tradición oral tenemos: Leyendas del Táchira I, II, III y IV Leyendas y Mitos Aborígenes Leyendas de Venezuela Leyendas de Espantos y Aparecidos Caminos de Leyendas, Tradición Oral en el Táchira Leyendas de la Ciudad de San Cristóbal Mitos y Leyendas de Venezuela Los Barí, Habitantes de la Serranía Carrao y Mayalito, Tradición del Estado Apure Los Wayúu, Caminos de la Guajira Vea también Leyendas de Michelena
Mágico - religiosas: Este Municipio es rico en creencias sobrenaturales como los rezanderos del ganado, culebreros y leyendas de espantos y aparecidos como la Sayona, el silbón, la bola de fuego, la llorona entre otros.
Es una de las escritoras de la actualidad venezolana que escribe sobre la nocturnidad y el horror de los espantos y aparecidos de Venezuela.
En su recorrido se encuentran otros atractivos como los son la "Cruz del Muerto", el "Charco de los Miaos" y las cuevas de los "Músicos" y los "Espantos", entre otros.
Esa damisela es una doña Remilgos y necesita un marido de la cáscara amarga, como yo, que con una paliza a tiempo estaba seguro de curarla de espantos.
La breve escena fue presenciada con miradas de expectativa por el patrón y por los palanqueros, que se habían despertado al oír voces, con esa rapidez con que pasa del sueño profundo a la vigilia el hombre acostumbrado a dormir entre peligros, y el primero murmuró: —¡Umjú! Al patiquín como que no lo asustan los espantos de la sabana.
La burguesía mantenía a Francia bajo el miedo constante a los futuros espantos de la anarquía roja; Bonaparte descontó este porvenir cuando el 4 de diciembre hizo que el ejército del orden, animado por el aguardiente, disparase contra los distinguidos burgueses del Boulevard Montmartre y del Boulevard des Italiens, que estaban asomados a las ventanas.
Jerezanas, briosas cual el galope que me llenó de espantos al veros devorar la llanura y el río sobre el raudo señorío del albardón de las abuelas; erguidas como la araucaria, y débiles como el fruto de un huevecillo de canaria.
Tales son los jardines, muy propios suyos, en que florece la juventud, y no la ajan, ni ardores del sol, ni lluvias, ni vientos algunos, y disfruta de la vida entre delicias y sin trabajos, ¡hasta el día en que una recibe el nombre de mujer, ya no de niña, con todo su séquito de pesadillas nocturnas y de espantos, hoy por el marido, mañana por los hijos!
D. Ramón Rodil para curarlos de espantos les mandó aplicar carrera de baquetas. El castellano del Real Felipe, que no tragaba ruedas de molino ni se asustaba con duendes ni demonios coronados, diose a cavilar en los fantasmas, y entre ceja y ceja se le encajó la idea de que aquello trascendía de a legua a embuchado revolucionario.