españolismo


También se encuentra en: Sinónimos.

españolismo

1. Amor o apego a todo lo español.
2. LINGÜÍSTICA Hispanismo, expresión o construcción propia del español, que se usa en otra lengua.
3. Carácter español acentuado o definido.

españolismo

 
m. Amor o apego a las cosas de España.
Hispanismo.
Carácter genuinamente español.

españolismo

(espaɲo'lismo)
sustantivo masculino
1. lingüística palabra, expresión o giro lingüísticos propio de España "Majo" es un españolismo.
2. palabra, expresión o giro del español usado en otra lengua "Matador" es un españolismo en inglés.
3. carácter genuino de España El artista muestra un españolismo marcado en los temas de su pintura.
4. sentimiento nacionalista hacia la nación española el españolismo del partido conservador
Sinónimos

españolismo

sustantivo masculino
Traducciones

españolismo

iberismo

españolismo

SM
1. (= amor a lo español) → love of Spain
2. (= carácter español) → Spanishness
3. (Ling) → Hispanicism
Ejemplos ?
a habitud de hacerlo todo en nuestro país, por algún motivo personal, hace que se atribuya uno semejante a la reacción contra el españolismo, que desde algún tiempo sostenemos en el interés puro del progreso nacional.
Y en su castizo españolismo se marcaba también claramente la progenie castellana, latina y humanista, que hace á los hombres estudiosos y alegres, ambiciosos de saber y gustosos de la hermosura clásica, así como del vivir ameno y dulce en el seno amoroso del bienestar y de la abundancia.
En aquellos tiempos no se conocía el pomposo y campanudo españolismo que hoy día llena las sábanas no santas de los papeles públicos, y que resuena por todos los discursos como esos truenos huecos y prolongados que se deslizan por entre oscuras y pesadas nubes.
En cambio el autor Javier Barraycoa cree que la «administración catalana identifica la zarzuela con españolismo e ignora la riqueza creativa que supuso durante un siglo el denominado teatro lírico catalán».
Aunque también eran izquierdistas, recelaban de la densa literatura política de la dirección al sospechar que detrás de ella se ocultaban intereses similares a los que llevaron a la expulsión de ETA Berri, es decir, llegar al «españolismo» a través de una inadecuada aplicación del marxismo.
Socia de mérito de la Sociedad Económica de Amigos del País de Granada; Socia de mérito del Liceo Artístico y Literario de Granada; Sesión pública en el Liceo de Granada para premiar su talento ofreciéndole una corona poética (1948); Lujoso álbum para poesías, regalo de Eugenia de Montijo en gratitud por su «acendrado españolismo» mostrado en un ramillete poético escrito con otros autores con motivo de la boda de la Emperatriz (1853)...
Desde el ámbito de los nacionalismos periféricos, se suele hablar de nacionalismo español o españolismo como equivalente a centralismo, normalmente para identificarle, a efectos polémicos o como argumento político con la extrema derecha nostálgica del régimen de Franco o con una presunta opresión del Estado sobre esos territorios, que en casos extremos (particularmente en el País Vasco y Navarra con ETA) se utiliza como justificación para un terrorismo que se autodefine como lucha armada encaminada a la liberación nacional.
Aunque procuró siempre a sus empresas cierta carga ideológica, atenuada por su españolismo y su ideario monárquico, Luca de Tena militó en el partido liberal conservador y fue diputado por Martos en las legislaturas de 1893, 1898 y 1901, y senador, por Jaén en 1903 y 1905, y por Sevilla en 1907, siéndolo más tarde vitalicio hasta el gobierno del general Primo de Rivera, en 1923.
Joaquín Costa, Pérez Galdós o Clarín formaban una generación de pensadores que amaban a España y detestaban el españolismo, que pedía una europeización y el abandono de una visión caciquista del estado.
La socióloga Helena Béjar clasificaba a Ciudadanos en sus primeros años, 2007, dentro del «neoespañolismo», una ideología que, distanciada del españolismo tradicional, trataría de defender la unidad de España desde posiciones próximas a un «lenguaje republicano», en una postura que Molina Aparicio describía como «confusa».
Aunque de españolismo acendrado y de ideología conservadora (seguidor y admirador de la política de Antonio Maura), no escatimó sus críticas sociales, a veces acerbas, como en sus obras El secreto de Barba Azul, Las siete columnas y El espejo irónico, entre otras, a propósito de la política y de los hombres políticos del reinado de Alfonso XIII.
Núñez Seixas destaca que a partir de la década de 2000 el Partido Popular implantó un programa de «renacionalización española»; el sentido difuso con el que el PP reinterpretó el término «patriotismo constitucional» —«nosotros no somos nacionalistas», pero asumiendo España «con naturalidad y sin complejos históricos»— se mostró compatible, según intelectuales próximos al PP, con un nacionalismo cívico y político. Tachado de apoyar un «españolismo conservador», defiende el modelo de las autonomías de la Constitución de 1978, y la monarquía.