escurialense

(redireccionado de escurialenses)

escurialense

1. adj. Del monasterio de El Escorial, en la comunidad autónoma de Madrid la pinacoteca escurialense.
2. De El Escorial o de San Lorenzo de El Escorial, municipios de esta comunidad autónoma.
3. s. m. y f. Persona natural de estos municipios.
Traducciones

escurialense

ADJof/from El Escorial
Ejemplos ?
En 1936 termina la carrera eclesiástica y profesa los votos solemnes el 27 de septiembre de 1939.Durante los años de la Guerra Civil es encarcelado en Madrid junto al resto de monjes agustinos escurialenses y posteriormente trasladado a la cárcel de Alicante hasta su liberación.
El litigio más importante tuvo lugar en el siglo XVIII, en tiempos de Carlos III, cuando los monjes y las autoridades municipales escurialenses se enfrentaron por el control del suelo destinado a uso residencial.
He publicado algunos libros: “Ilusiones del almendro”, “Versos contigo”, “A quien conmigo va” -que tiene de entrañable el estar dedicado a mi esposa-, “Prosas escurialenses”, con ilustraciones del buen amigo Félix Bernardino, o “Líneas y Palabras”, con ilustraciones de Manolo Salamanca.
El catálogo de las obras de Diego Polo establecido por Pérez Sánchez se completa con un dudoso David vencedor de Goliat de colección particular, de torpe composición, un San Roque adquirido por el Museo del Prado como anónimo en 1965, que podría relacionarse con otra de las obras que según Palomino pintó para Alonso Portero, la Flagelación que se encuentra en el Museo de Pontevedra, con atribución antigua a Alonso Cano, y dos versiones más de San Jerónimo penitente en Leipzig y Múnich, Alte Pinakothek, a las que posteriormente se han añadido el San Juan Bautista de la colección Banco de Santander, la Muerte de Abel, lienzo próximo a las primeras obras escurialenses...
Pintor ecléctico, a la vez que una preponderante influencia ribaltesca, al punto de habérsele supuesto discípulo de Francisco Ribalta, se aprecia en su obra el conocimiento de la pintura valenciana anterior, incluido el todavía pujante taller de los Macip, e influencias escurialenses de un moderado naturalismo, junto con una amplia utilización de estampas.
La construcción del Monasterio de El Escorial, en el siglo XVI, fue mal recibida por los lugareños, que vieron cómo parte de sus tierras eran absorbidas por el Real Sitio y las aguas de sus arroyos desviadas a los jardines y fincas escurialenses.
Es el nombre que reciben varios códices que se hallan en la Biblioteca del Escorial —por lo que son conocidas también como Biblias escurialenses — que contienen versiones de la Biblia en castellano y que suponen uno de los primeros ejemplos de literatura española en prosa, pues reflejan una traducción que en su versión más antigua data del siglo XII.
De esta forma Luis Gutiérrez Soto (a pesar de su pasado dentro de la corriente racionalista) diseña el cuartel del Ministerio del Aire con claras influencias escurialenses y se convierte por ello en el arquitecto modelo del régimen durante estos primeros años.
Los ecos escurialenses son aquí evidentes, pero su mayor originalidad reside en la forma de plantear el capitel de fábrica convirtiéndolo en una pirámide de base ochavada.
La iglesia fue levantada en tres fases, la primera abarcó la construcción de la nave central y la del evangelio, la segunda la nave de la epístola y la fachada principal con un un pórtico, desaparecido a principios del siglo XX, y la tercera agrandó el templo hacia occidente, terminando la otra fachada del edificio con dos contrafuertes escurialenses.
Sus retablos siguen una ordenación clara, de reminiscencias escurialenses, pero ganando protagonismo los relieves y figuras exentas en detrimento del diseño arquitectónico.
Presenta un fuerte carácter monumental, aun dentro de los cánones escurialenses que imperaban en el sigo XVII en la aquitectura madrileña.