escultórico

escultórico, a

adj. ESCULTURA Que tiene relación con la escultura nuevas técnicas escultóricas.

escultórico, -ca

 
adj. Escultural.
Traducciones

escultórico

scultorio

escultórico

النحت

escultórico

γλυπτική

escultórico

雕塑

escultórico

雕塑

escultórico

彫刻

escultórico

ADJsculptural
Ejemplos ?
Para los monumentos se presta como composición de grupo escultórico y por consiguiente ayuda a la inteligencia de los conmemorativos.
Se abrió una puerta lateral, y la abadesa, alta, majestuosa, muy semejante a don Diego en la cara, avanzó, tendiendo fuera de la amplia manga del hábito una mano fría y fina, que Aurora se arrojó a besar respetuosamente. La abadesa tomó asiento en un frailero; los pliegues de su sayal de lana blanca la rodeaban de un modo escultórico y señoril.
No podía ver la fachada, debido al toldo, pero, si estaba en correspondencia con el interior, que era incluso más refinado que el almacén que visité el día anterior, debía de ser magnífica. Mi acompañante dijo que el grupo escultórico que había sobre la entrada era especialmente admirado.
oco después, mientras cruzábamos el Boston Common, absortos en nuestra conversación, una sombra cayó de lado a lado del camino, y mirando hacia arriba, vi elevándose por encima de nosotros un grupo escultórico de tamaño heroico.
"¡Vaya," exclamé, "estos son huelguistas!" "Sí," dijo el doctor, "esto es Los Huelguistas, la obra maestra de Huntington, considerada el mayor grupo escultórico de la ciudad y uno de los mayores del país." "¡Esas personas están vivas!" dije.
El relieve varia desde la sencilla hoja recortada en un campo escultural a la figura completamente relevada y desprendida del campo escultórico pero arrimado a él y protegido por un voladizo de la importancia de la propia figura.
y quiso que la belleza de su obra radicara en la metáfora limpia de realidades que mueren, metáfora construida con espíritu escultórico y situada en un ambiente extraatmosférico.
Así formó en 1967 El reloj del viento que realizó con una caja de cartón y una cuchara, fundidas en bronce y ensambladas, constituyendo un objeto escultórico que solo mide la intensidad del viento.
Se hizo un boceto a cargo del escultor Carles Mani, primero en barro a escala 1:10 y luego en yeso en su tamaño definitivo, que estaba listo para fundirse en bronce en marzo de 1909; pero debido a los sucesos de la Semana Trágica de 1909 se abandonó el proyecto. No están claros los motivos del abandono del proyecto escultórico.
El actual edificio, pues, es un buen ejemplo de la arquitectura civil del primer neoclásico: de planta rectangular articulado en torno a un claustro interior central sobre columnas, se desarrolla un bello edificio del que destaca su portada, con abundancia de la línea recta y la escasez de decoración, sólo reservada a la portada flanqueada por pilastras y el grupo escultórico de tamaño natural de la Sagrada Familia que se encuentra sobre ésta.
Actualmente, el ámbito escultórico tinerfeño se encuentra representado entre otros por José Abad, Fernando Garcíarramos y José Luis Fajardo.
En el terreno escultórico trabajaron Carles Mani y Joan Matamala, autores de las inscripciones en relieve de la fachada, así como las columnas de la planta principal y otros elementos decorativos.