escribiente

(redireccionado de escribientes)
También se encuentra en: Sinónimos.

escribiente

s. m. y f. OFICIOS Y PROFESIONES Empleado de una oficina que se dedica a copiar o escribir al dictado el juez hizo llamar al escribiente.

escribiente

 
com. Persona que tiene por oficio copiar o poner en limpio escritos ajenos o escribir lo que se le dicta.

escribiente

(eskɾi'βjente)
sustantivo
persona encargada en una oficina de copiar escritos, pasarlos en limpio o escribir al dictado Trabaja como escribiente en un bufete de abogados.
Sinónimos

escribiente

cosustantivo masculino
Traducciones

escribiente

amanuensis, clerk

escribiente

scrivano

escribiente

Písař

escribiente

SMF (= administrador) → clerk; (= copista) → copyist
Ejemplos ?
No habiendo autoridades especiales, no existen tampoco escribientes, secretarios, empleados, y no habiendo juzgado, no nació todavía la plaga de las aves negras, que saben suscitar cuestiones y pleitos entre los vecinos, entre éstos y el fisco, entre las mismas autoridades, entre la luna y el sol.
En el vestíbulo de aquel templo, en el que los peregrinos podían penetrar sin cumplir la ceremonia de llamar a la puerta, había dos o tres escribientes trabajando.
Me dijo que si se las enviaba a las oficinas, los demás escribientes le embromarían por recibir cartas de una dama; me brindé, pues, a escribírselas a máquina, igual que hacía él con las suyas, pero no quiso aceptarlo, afirmando que cuando eran de mi puño y letra le producían, en efecto, la impresión de que procedían de mí, pero que si se las escribía a máquina le daban la sensación de que ésta se interponía entre él y yo.
Mis primitivas tareas de escribano de transferencias y buscador de títulos, y redactor de documentos recónditos de toda clase aumentaron considerablemente con el nombramiento de agregado a la Suprema Corte. Ahora había mucho trabajo, para el que no bastaban mis escribientes: requerí un nuevo empleado.
Confusas, distantes, rotas, concebirse apenas pueden de preguntas y respuestas las razones diferentes. El juez pregunta, y el reo responde; los escribientes escriben; los guardias guardan, y el pueblo murmura siempre.
Esto implicaría, enriquecer los usos lingüísticos; no reducirlos, pero siempre ser cuidadoso en su estructuración que no rompa la unidad idiomática de los hablantes y escribientes.
Artículo 3: La Secretaría de Gobierno será desempeñada por un Secretario, con el sueldo mensual de doscientos pesos fuertes y dos escribientes con el de cien pesos fuertes al mes, cada uno, asignándose por ordenanza y gastos de escritorio, cien pesos fuertes mensuales.
-Que me muero yo ahora, de repente -pensaba-, pues no sólo dejo en la miseria a esas dos pobres mujeres, sí que también (este giro lo había aprendido en un periódico) sí que también, y esto es lo más interesante, por mí se detiene el general movimiento del bien concertado mecanismo del Estado; se para esta ruedecilla, y se debe quedar en el lecho; acto continuo se detiene la rueda inmediata superior; el oficial, al detenerse esta, tropieza y también se detienen los demás oficiales y escribientes del negociado...
y que puedan ser comprendidos por los lectores, sin confusión, ha hecho que las instituciones denominadas Academias de la Lengua, surgidas para ordenar las variadas escrituras que se han dado y normar idiomáticamente la incontenible variación lingüística, vayan acordando de tiempo en tiempo, ajustes a los cambios que esa variación producida por la dinámica de los hablantes y los escribientes en sus diferentes ámbitos sociales, geográficos, históricos, culturales, se deja sentir en los escritos y en las maneras de hablar de tales usuarios.
Vengamos al día en que había bebido una copa de Valdiñón y estaba muy contento. El oficial acababa de abandonar su puesto, quedaban allí varios auxiliares y los escribientes.
Otras afecciones xxii.- hidroma de la rodilla: trabajadores que trabajan habitualmente hincados xxiii.- calambres profesionales: escribientes, pianistas, violinistas y telegrafistas.
Bien pronto crecieron los quehaceres del intendente, del juez, del comisario y del recaudador, y necesitaron secretarios, escribientes, empleados de todas clases; y para pagar los sueldos de tanta gente, todos dieron cancha a su imaginación administrativa, para crear impuestos, no bastando ya las multas para tener las cosas en un pie serio, ordenado y seguro.