Ejemplos ?
Estas escaseces también significaron que los alemanes fueron incapaces de mover el acorazado haciéndolo más difícil de localizar y atacar.
Mientras el gobierno central fue obstaculizado por la intriga del tribunal, la tensión de la guerra comenzó a causar el malestar popular. En 1916 los precios de comida altos y las escaseces de combustible causaron huelgas en algunas ciudades.
Incluso cuando los abastecimientos eran precisos los retrasos en la entrega provocaban escaseces temporales, que generaban en las colas, acaparación de productos y racionamientos ocasionales.
En los primeros años de su existencia tuvo que responder a escaseces de todo tipo y la necesidad apremiante de la reconstrucción de los daños producidos por la reciente Guerra Civil, una tarea difícil por la presente escasez de recursos económicos.
Todos estos factores contribuyeron a conformar una peculiar economía, que ha sido caracterizada por escaseces, largas colas, la acumulación de empleos innecesarios, personalismo, corrupción persistente, que llegaba hasta «el empleado que escondía debajo del mostrador, para sus amigos o parientes o para un soborno».
Pero es más; no estando conforme con los sistemas seguidos que hacían experimentase la Armada escaseces y calamidades, que él no podía remediar con su autoridad y no queriendo hacerse solidario del desastre que se preparaba, pidió su separación y cuartel para Bilbao, obteniéndolo el día nueve de febrero de 1802.
Del múltiple ataque sobre Flandes, la invasión septentrional desde los Países Bajos se tuvo que abandonar por escaseces económicas, pero Carlos durante el verano de 1536 se internó por la Provenza.
Así se cita que el sistema de irrigación usado en Mesopotamia salinizó la tierra en exceso, provocando a la caída de la productividad de la tierra para el trigo y la cebada, se cita el colapso más o menos abrupto de la Isla de Pascua por culpa de la deforestación y se presupone que la erosión excesiva del terreno pudo haber provocado escaseces de alimento entre los mayas, que con los consiguientes conflictos sociales pudieron provocar el colapso de la civilización maya clásica.
A pesar de las indudables dificultades padecidas durante su confinamiento, con humillaciones y escaseces, el pequeño Luigi tuvo modo de asistir a numerosas representaciones de ópera en el teatro de la ciudad estiriana, y fueron las fuertes impresiones de estas representaciones de Mozart, Weber y en particular, de Wagner — Rienzi, El holandés errante y Parsifal — las que le convencieron para querer ser compositor.
Él mismo manifiesta en sus memorias lo siguiente: «Mi infancia no conoció otras alegrías que las inevitables de la edad, entreveradas con escaseces que, después de la muerte de mi madre, se convirtieron en miserias».
Incluso cuando los abastecimientos eran precisos los retrasos en la entrega provocaban escaseces temporales, que generaban colas, acaparamiento de productos y racionamientos ocasionales.
Con sus poemas satíricos, tal vez sin pretenderlo, el Sastrecillo logró hacer una auténtica foto fija de la sociedad dombenitense en una época que, aunque trágica y difícil, no dejó de ser interesante, como así lo fue en los años de la hambruna y escaseces que padeció la España de la posguerra.