Ejemplos ?
Asistiremos con él a su infancia y juventud en Granada, a un amor adolescente traumático, primicia absoluta del libro, a los «heroicos» años veinte en Madrid, a sus escarceos con Dalí y el escultor Emilio Aladrén (1906-1944), a su viaje a Nueva York y Cuba, a sus amistades íntimas de la etapa republicana, a sus continuos éxitos literarios… y a su terrible muerte.
No se sabe el motivo de su exilio, quizás porque participó en rituales adivinatorios sobre el destino de Augusto o porque conocía los escarceos amorosos de Julia, la hija de Augusto.
La distinción era estricta entre el homosexual activo (que a veces se acostaba con mujeres y a veces con hombres) y el pasivo, que era visto como servil y afeminado. Esta moralidad fue usada por ejemplo contra César, cuyos supuestos escarceos con el rey de Bitinia estaban en boca de toda Roma.
Cuando sus escarceos amorosos (se le relacionó con Lana Turner y Marilyn Maxwell) salieron a la luz pública, sus admiradores se quedaron perplejos, ya que la maquinaria publicitaria que le acompañaba intentaba sistemáticamente ofrecer de él una imagen de feliz hombre casado y con hijos.
El 14 de enero de 1884, la sede central de la Policía de la Provincia se afincó en la ciudad de La Plata, flamante capital bonaerense. Allí, se dieron los escarceos filosóficos el Dr.
Tras su matrimonio con Luisa de Lorena, sus aventuras fueron más discretas pero se le conocieron escarceos con jóvenes como las señoritas d'Assy, de La Mirandole, de Pont, de Stavay, y con una de las hermanas de Gabrielle d'Estrées.
Florilegio de carpetovetonismos y otras lindezas (1974) Cuentos para después del baño (1974) Rol de cornudos (1976) La insólita y gloriosa hazaña del cipote de Archidona (1977) El espejo y otros cuentos (1981) Las orejas del niño Raúl (1985) Vocación de repartidor (1985) Los Caprichos de Francisco de Goya y Lucientes (1989) El hombre y el mar (1990) Torerías (1991) Cachondeos, escarceos y otros meneos (1993) La sima de las penúltimas inocencias (1993) La dama pájara y otros cuentos (1994) Historias familiares (1999) Cuaderno de El Espinar.
Con 21 años su madre entonces lo lleva a Roma para que entre al servicio del Cardenal Acquaviva y adopta la condición de fraile, que no le impide seguir con sus escarceos amorosos.
En el seno de Reloncaví, como en otros lugares de estos archipiélagos, en determinadas circunstancias, debidas a los efectos de las corrientes y vientos se producen violentos escarceos y revesas a las que se les denomina “rayas”.
Poco después apareció por Zúrich donde se enclaustra en una abadía, en Roma recibe una condecoración del papa Clemente XIII, deja embelesado a Federico II el Grande de Prusia, ofreciéndole éste el mando de los cadetes de su ejército, conoció a Catalina la Grande en San Petersburgo, cuando fue a Polonia elaboró una historia acerca de la violencia política en ese país, en Madrid concibe un plan para que suizos y alemanes allí residentes formen una colonia en Sierra Morena, y en Barcelona es arrestado en la cárcel durante 42 días por un affaire con la esposa del Capitán General del ejército (1768). Deambula ahora por Italia, en donde tiene más escarceos amorosos y visita por segunda vez a su hija, Leonilda en Nápoles.
Bajo la dirección del conde Camillo Marcolini (desde 1774), la producción de la manufactura estuvo marcada por estilos "a lo Sèvres" y escarceos con el Neoclasicismo, como por ejemplo piezas de biscuit mate blanco de apariencia marmórea.
En su camino de regreso de esta tarea, Kullervo se encuentra con una mendiga a quien, después de unos escarceos, seduce, sin importarle su identidad.