escandalosamente

escandalosamente

1. adv. Con escándalo se presentaron en la reunión escandalosamente.
2. Mucho, en exceso es escandalosamente rico.
Traducciones

escandalosamente

scandaleusement

escandalosamente

scandalosamente

escandalosamente

ADV
1. (= sorprendentemente) [actuar, hablar] → scandalously, outrageously; [delinquir] → flagrantly
escandalosamente carooutrageously expensive
2. (= con ruido) [romper] → noisily; [reírse] → loudly, heartily
Ejemplos ?
Puede tratarse de un nombre irónico acuñado en la época en la que los galeses eran escandalosamente pobres: solo la gente adinerada podía permitirse acudir a la carnicería, y mientras en Inglaterra el conejo era la carne de los pobres, en Gales la carne de los pobres era el queso.
Precisamente su popularidad motivó un gran número de imitaciones (algunas escandalosamente idénticas, que salían de factorías alicantinas); podían comprarse en zapaterías o hipermercados a un precio sensiblemente más económico, con una calidad generalmente inferior a la de las chanclas originales, pero de gran parecido.
El enfrentamiento se condujo principalmente en la prensa, dividida en dos bandos, que se atacaban escandalosamente; el gobierno decidió procesar a varios periódicos tanto opositores como oficialistas.
Es entonces que apareció la figura de José Laguna, proveniente del club Gloria de Mayo, que en algunas oportunidades había jugado para Huracán, quien, tras una final perdida escandalosamente contra el club Soler-Boca que llevó a algunos a querer disolver el club, alentó a los muchachos a seguir adelante.
Los espíritus apocados, y los que por carencia de criterio moral, no saben distinguir entre las tiranías de Latorre y de Santos, y el Gobierno del Doctor Herrera, ni entre los tiempos que corren y los que han pasado, dan por seguro que toda emisión sería escandalosamente malversada.
Sin embargo, este placer le duró poco: el interes de la Iglesia y del Estado le llevaron en calidad de Embaxador al Concilio de Constanza, y después á requerir con el mismo carácter á Benedicto XIII para que renunciase el Pontificado, y diese lugar á la paz de la Iglesia, escandalosamente turbada.
Me quitaron la diosa que llevaba a cuestas y la dejaron en el suelo, quitáronme los arreos y me ataron a un árbol, y con los látigos provistos de huesos me azotaron tan furiosamente, que llegué a dos dedos de la muerte. Uno de ellos me amenazaba con cortarme las patas, por haber yo ultrajado escandalosamente su pudor, edificante en verdad.
Al cabo, la lepra sacó la garra por el cuello de la camisa y apresó el rostro. ¡Ser leproso, escandalosamente leproso un hombre tan rico, que podían ser tan feliz!
Avergonzado, pensaba en la traza de pícaro que tendría; y para colmo de infortunio como pregonando su ignominia los cubiertos y platos tintineaban escandalosamente.
Los últimos monarcas de la dinastía pusilanímica habían acabado de echar a perder el reino, concediendo con la mejor intención del mundo a sus súbditos libertades de que los corretones abusaron escandalosamente, confundiendo la santa idea de la libertad con la abominable del libertinaje.
Ahora únicamente trato de la relajación de las costumbres, las cuales, perdiendo al principio poco a poco sus bellos colores y despeñándose después al modo de la avenida de un arroyo arrebatado, causaron, aunque subsistían las casas y los muros, tanta ruina en la República, que autores gravísimos de los suyos no dudan en afirmar que se perdió entonces; y para que así fuese hicieron muy bien en marcharse todos los dioses, desamparando sus templos y aras, si la ciudad menospreció los preceptos que les habían dado sobre vivir bien, con rectitud y justicia; pero, pregunto ahora: ¿quiénes eran estos dioses que no quisieron vivir ni conversar con un pueblo que los adoraba, al que viviendo escandalosamente no enseñaron a vivir bien?
Los estafadores y superintendentes de todos géneros de flor tienen particular noticia de todos y, por oficio, inquirir y saber los hurtos que se han hecho, los buenos que han desollado, el que ha hecho la muerte o dado cuchillada por dineros, el que sufre escandalosamente y todo lo que se adquiere con trato ilícito y pernicioso.