Ejemplos ?
Ni de su amante cohorte se burlara la coqueta, ni diera entrada secreta al vil galán la consorte. Ni, como suyo, a su seno, erradamente amoroso, el triste crédulo esposo estrechara al hijo ajeno.
Pero no podía ver nada de la cara o del cuerpo del viejo, pues, como movido por un instinto, había orientado el haz de luz exactamente hacia el punto maldito. ¿No les he dicho ya que lo que toman erradamente por locura es sólo una excesiva agudeza de los sentidos?
Felipe II creyó, y muy erradamente por cierto, que para libertar a esos magistrados de compromisos en daño de la recta administración de justicia, ya que no era posible condenarlos a celibato perpetuo, debía prohibirles contraer matrimonio con vecina de los pueblos sujetos a la jurisdicción del galán.
También halló evidencias de otro estilo cerámico, que luego sería bautizado interlocking, al que consideró erradamente como el más antiguo.
Cope recibió el espécimen a principios de marzo de 1868, él tenía una idea preconcebida de como debía de lucir, y erradamente situó la cabeza en el extremo equivocado (es decir, al final de la cola).
SUNY Press. Un comentario al Filebo, de Platón, atribuido también erradamente a Olimpiodoro. Entre sus obras perdidas destacan: Comentarios a varios diálogos de Platón, entre ellos Timeo y Primer Alcibíades.
La temática llevó a Fabricius y otros a tomar a Melanípides, erradamente, por poeta trágico: error al que han llevado también los títulos de otros ditirambos.
Van Roosmalen indicó que ese tapir habita en el estado de Amazonas, en la región de tierras bajas de la Amazonia situadas en la orilla occidental del bajo y medio río Aripuanã, y posiblemente se distribuya en el interfluvio delimitado por el río citado junto al río Tapajós por el este, el río Madeira por el oeste, el río Amazonas por el norte, y el río Guaporé por el sur. Erradamente lo creyó endémico de esa región; años después se demostraría que el tapir negrito habita ampliamente en gran parte de la región amazónica.
El incidente y la subsecuente investigación llenaron los medios nacionales en diversas oportunidades a medida que el caso continuaba desarrollándose. Cuando la historia recién se develó, muchos pensaron erradamente que se trataba de un caso relacionado con terrorismo.
—según algunas fuentes estaría ubicado hacia los 21°S —por lo cual habría estado en tal caso algo al norte de Fuerte Olimpo, cerca de la desembocadura del río Blanco en el río Paraguay, aunque un mapa de 1600 lo ubica específicamente enfrente del mismo, entre las desembocaduras de los ríos brasileños Nabireque y Blanco— o bien erradamente según otras fuentes hacia los 19°S (por lo cual estaría prácticamente donde hoy se halla Corumbá)— adonde dejó como lugarteniente a Domingo Martínez de Irala.
El error pudo haberse originado cuando al imprimir una plancha de cien estampillas de ocho skillings (a los que sí se aplicaría el color amarillo) se averió un molde metálico de éste diseño, el cual fue sustituido erradamente por otro molde que en verdad había sido elaborado para los sellos de tres skillings (que sólo debían imprimirse en verde azulado), resultando por equivocación impresos un grupo de sellos de tres skillings en color amarillo.
Luego de su entrevista con el ministro de guerra, fue erradamente absuelto y recibido triunfalmente a su regreso a Porto Alegre, la capital riograndense.