epidérmico

(redireccionado de epidérmica)
También se encuentra en: Sinónimos.

epidérmico, a

adj. ANATOMÍA De la epidermis infección epidérmica; los pelos y las plumas son derivados epidérmicos.

epidérmico, -ca

(epi'ðeɾmiko, -ka)
abreviación
1. anatomía relacionado con la capa más superficial de la piel Esta pomada favorece la regeneración epidérmica.
2. que no atiende a lo importante y se concentra en la superficie de las cosas Tiene una idea muy epidérmica del problema.
Sinónimos

epidérmico

, epidérmica
adjetivo

epidérmico:

insustancialsomero, cutáneo, superficial, ligero,
Traducciones

epidérmico

epidermico

epidérmico

épidermique

epidérmico

البشرة

epidérmico

επιδερμική

epidérmico

表皮

epidérmico

表皮

epidérmico

epidermal

epidérmico

표피

epidérmico

epidermal

epidérmico

ADJ
1. (= de la piel) → skin antes de s
2. (= superficial) → superficial, skin-deep
Ejemplos ?
La simiente se extrae del fruto por maceración y manteniéndolo a remojo; una vez extraída la pulpa epidérmica, se seca la semilla por ventilación; con capacidad de mantener la viabilidad de las simientes baja.
a necrólisis epidérmica tóxica (NET) es una enfermedad cutánea grave caracterizada por la aparición de ampollas y lesiones exfoliativas de la piel, por lo general provocado por la reacción a un medicamento, frecuentemente antibióticos o anticonvulsivantes.
También han aparecido algunas complicaciones graves como trombosis venosa, embolismo pulmonar, síndrome de Stevens-Johnson y necrolisis epidérmica tóxica.
Estas son: Macrófago - se especializa en fagocitar restos de otras células y en presentar antígenos extraños a la célula T. Célula dendrítica presentadora de antígenos epidérmica (cel.
Una manifestación poco frecuente de la sepsis por meningococos, la necrólisis epidérmica tóxica, suele limitarse a las extremidades superiores e inferiores, en ese orden de frecuencia, y en general se asocia con procesos de coagulación intravascular diseminada y con la hipoxia secundaria a la hipoperfusión debida al shock.
La necrólisis epidérmica suele producirse en el cinco al veinte por ciento de los pacientes con enfermedad meningocócica y el diagnóstico de meningococemia en general se establece cuando ya han aparecido las lesiones cutáneas.
A partir de los hallazgos descritos se arribó a la conclusión de que el niño había padecido un cuadro de necrosis epidérmica masiva en el contexto de un síndrome de Waterhouse-Friderichsen, cuadro isquémico generalizado con síndrome de coagulación intravascular diseminada.
La necrólisis epidérmica tóxica comparte aspectos etiológicos, patogénicos, histológicos y terapéuticos con el síndrome de Stevens-Johnson, dado que constituyen un espectro de la misma enfermedad.
La patogenia de la necrólisis epidérmica es poco conocida pero se considera que intervienen reacciones inmunitarias y un mecanismo final de apoptosis masiva de los queratinocitos epidérmicos.
Si bien es cierto que tanto la necrólisis epidérmica tóxica como el síndrome de Stevens-Johnson se asocian sobre todo con la ingesta de fármacos (en particular antibióticos), se han descrito casos con un cuadro clínico similar vinculados con otras etiologías, como en el transcurso de una sepsis.
En esos casos la necrosis epidérmica se debe fundamentalmente a una vasculitis resultante del daño directo causado por el patógeno (Neisseria meningitidis) y de la reacción inmunitaria provocada por sus toxinas.
En raros casos, pueden darse efectos secundarios típicos de sulfamidas como fiebre, discrasias sanguíneas, erupciones cutáneas, cristaluria o lesiones renales, así como reacciones severas a sulfamidas, como el síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, necrosis hepática fulminante, agranulocitosis, anemia aplástica y otras discrasias sanguíneas.