envidiar

(redireccionado de envidiaba)

envidiar

1. v. tr. Sentir o tener envidia los envidia porque ellos han conseguido un gran éxito profesional.
2. Desear o querer lo que tienen otros envidio su cultura e inteligencia. anhelar, ansiar
3. no tener qué envidiar o tener poco que envidiar coloquial No ser una persona o una cosa inferior a otra mi coche tiene poco que envidiar al tuyo.

envidiar

 
tr. Tener envidia [de una cosa], sentir envidia [de una persona].
fig.Desear, apetecer [lo lícito].

envidiar

(enbi'ðjaɾ)
verbo transitivo
experimentar un sentimiento de disgusto causado por las posesiones de otra persona Mi hermano me envidia el trabajo.

envidiar

(embi'ðjaɾ)
verbo transitivo
tener una persona envidia de otra o de una cosa Le envidiaba las joyas que llevaba puestas.
tener una cosa o persona los mismos méritos y cualidades que otra Mi automóvil no tiene nada que envidiarle al tuyo.

envidiar

(enbi'ðjaɾ)
verbo transitivo
experimentar un sentimiento de disgusto causado por las posesiones de otra persona Mi hermano me envidia el trabajo.

envidiar

(embi'ðjaɾ)
verbo transitivo
tener una persona envidia de otra o de una cosa Le envidiaba las joyas que llevaba puestas.
tener una cosa o persona los mismos méritos y cualidades que otra Mi automóvil no tiene nada que envidiarle al tuyo.

envidiar


Participio Pasado: envidiado
Gerundio: envidiando

Presente Indicativo
yo envidio
tú envidias
Ud./él/ella envidia
nosotros, -as envidiamos
vosotros, -as envidiáis
Uds./ellos/ellas envidian
Imperfecto
yo envidiaba
tú envidiabas
Ud./él/ella envidiaba
nosotros, -as envidiábamos
vosotros, -as envidiabais
Uds./ellos/ellas envidiaban
Futuro
yo envidiaré
tú envidiarás
Ud./él/ella envidiará
nosotros, -as envidiaremos
vosotros, -as envidiaréis
Uds./ellos/ellas envidiarán
Pretérito
yo envidié
tú envidiaste
Ud./él/ella envidió
nosotros, -as envidiamos
vosotros, -as envidiasteis
Uds./ellos/ellas envidiaron
Condicional
yo envidiaría
tú envidiarías
Ud./él/ella envidiaría
nosotros, -as envidiaríamos
vosotros, -as envidiaríais
Uds./ellos/ellas envidiarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo envidiara
tú envidiaras
Ud./él/ella envidiara
nosotros, -as envidiáramos
vosotros, -as envidiarais
Uds./ellos/ellas envidiaran
yo envidiase
tú envidiases
Ud./él/ella envidiase
nosotros, -as envidiásemos
vosotros, -as envidiaseis
Uds./ellos/ellas envidiasen
Presente de Subjuntivo
yo envidie
tú envidies
Ud./él/ella envidie
nosotros, -as envidiemos
vosotros, -as envidiéis
Uds./ellos/ellas envidien
Futuro de Subjuntivo
yo envidiare
tú envidiares
Ud./él/ella envidiare
nosotros, -as envidiáremos
vosotros, -as envidiareis
Uds./ellos/ellas envidiaren
Imperativo
envidia (tú)
envidie (Ud./él/ella)
envidiad (vosotros, -as)
envidien (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había envidiado
tú habías envidiado
Ud./él/ella había envidiado
nosotros, -as habíamos envidiado
vosotros, -as habíais envidiado
Uds./ellos/ellas habían envidiado
Futuro Perfecto
yo habré envidiado
tú habrás envidiado
Ud./él/ella habrá envidiado
nosotros, -as habremos envidiado
vosotros, -as habréis envidiado
Uds./ellos/ellas habrán envidiado
Pretérito Perfecto
yo he envidiado
tú has envidiado
Ud./él/ella ha envidiado
nosotros, -as hemos envidiado
vosotros, -as habéis envidiado
Uds./ellos/ellas han envidiado
Condicional Anterior
yo habría envidiado
tú habrías envidiado
Ud./él/ella habría envidiado
nosotros, -as habríamos envidiado
vosotros, -as habríais envidiado
Uds./ellos/ellas habrían envidiado
Pretérito Anterior
yo hube envidiado
tú hubiste envidiado
Ud./él/ella hubo envidiado
nosotros, -as hubimos envidiado
vosotros, -as hubísteis envidiado
Uds./ellos/ellas hubieron envidiado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya envidiado
tú hayas envidiado
Ud./él/ella haya envidiado
nosotros, -as hayamos envidiado
vosotros, -as hayáis envidiado
Uds./ellos/ellas hayan envidiado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera envidiado
tú hubieras envidiado
Ud./él/ella hubiera envidiado
nosotros, -as hubiéramos envidiado
vosotros, -as hubierais envidiado
Uds./ellos/ellas hubieran envidiado
Presente Continuo
yo estoy envidiando
tú estás envidiando
Ud./él/ella está envidiando
nosotros, -as estamos envidiando
vosotros, -as estáis envidiando
Uds./ellos/ellas están envidiando
Pretérito Continuo
yo estuve envidiando
tú estuviste envidiando
Ud./él/ella estuvo envidiando
nosotros, -as estuvimos envidiando
vosotros, -as estuvisteis envidiando
Uds./ellos/ellas estuvieron envidiando
Imperfecto Continuo
yo estaba envidiando
tú estabas envidiando
Ud./él/ella estaba envidiando
nosotros, -as estábamos envidiando
vosotros, -as estabais envidiando
Uds./ellos/ellas estaban envidiando
Futuro Continuo
yo estaré envidiando
tú estarás envidiando
Ud./él/ella estará envidiando
nosotros, -as estaremos envidiando
vosotros, -as estaréis envidiando
Uds./ellos/ellas estarán envidiando
Condicional Continuo
yo estaría envidiando
tú estarías envidiando
Ud./él/ella estaría envidiando
nosotros, -as estaríamos envidiando
vosotros, -as estaríais envidiando
Uds./ellos/ellas estarían envidiando
Traducciones

envidiar

envy, to envy, begrudge, covet

envidiar

beneiden

envidiar

envier, convoiter

envidiar

závidět

envidiar

misunde

envidiar

φθονώ

envidiar

kadehtia

envidiar

zavidjeti

envidiar

うらやむ

envidiar

부러워하다

envidiar

benijden

envidiar

misunne

envidiar

invejar, inveja

envidiar

avundas

envidiar

ริษยา

envidiar

hasetlenmek

envidiar

ghen tị

envidiar

羡慕

envidiar

Завист

envidiar

קנאה

envidiar

VT
1. [+ persona] → to envy
2. (= codiciar) → to desire, covet
envidiar algo a algnto envy sb sth, begrudge sb sth
su casa no tiene nada que envidiar a la tuyaher house is at least as good as yours, her house is quite up to the standard of yours
Ejemplos ?
Y la gente les envidiaba, con envidia sana, que es la que reconoce los méritos, y, al hacerlo, reconoce también el derecho a la felicidad.
Un monstruo calmoso, elástico, indescifrable, que lo sorprenderá a usted mismo con la violencia de sus impulsos, con las oblicuas satánicas que descubre en los recovecos de la vida y que le permiten discernir infamias desde todos los ángulos. ¡Cuántas veces me he detenido en mí mismo, en el misterio de mí mismo y envidiaba la vida del hombre más humilde!
Era gran partidario de que el hombre de ciencia corriera mucho mundo, conociera muchas gentes, costumbres, ideas, etc., etc., pero él no se movía. Envidiaba a los representantes que iban a los congresos científicos, pero él jamás aceptaba tales comisiones.
Nos dijo que envidiaba nuestra posición...
Dando Perico a don Juan lecciones de la sublime ciencia que don Juan le envidiaba, oyendo en el oratorio una misa cantada a toda orquesta, que hizo exclamar a Perico sacrílegamente: «Esto no es oír misa, que es oír música mejor que la misa», y enseñando don Juan a Perico multitud de sorprendentes curiosidades que encerraba su palacio entre ellas un maravilloso etereóscopo en que se veían, copiados del natural, todos los modos de gozar y pecar, pasaron don Juan y Perico el resto de la mañana, hasta que se les avisó para almorzar.
El hermano mayor maltrataba al menor, le acusaba ante sus padres y le quitaba sus juguetes; el menor, por su parte, se consumía de impotente furor contra el mayor le envidiaba o temía y sus primeros sentimientos de libertad y de consciencia de sus derechos fueron para rebelarse contra el opresor.
Eugenia, que desconocía el tipo de una perfección semejante, creyó ver en su primo una criatura bajada de alguna región seráfica, aspiraba con delicia los perfumes que exhalaba aquella cabellera tan brillante y tan graciosamente rizada y hubiera querido tocar la piel blanca de aquellos guantes tan hermosos y tan finos. La joven envidiaba a Carlos sus pequeñas manos, su tez y la frescura e delicadeza de sus facciones.
Pero de las negras trenzas, noche que envidiaba el día, entre el penacho mezcladas en confusión peregrina, a la discreción del viento que mansamente respira, volaban trenzas y plumas, que unas peina y otras riza.
¡Quién la hubiera alcanzado en la más alta ocasión que vieron los siglos! Yo confieso que entonces más envidiaba aquella gloria al divino soldado, que la gloria de haber escrito el Quijote.
allá, en el abismo inabordable, le habían cambiado el humor y las ideas; ya no era un trabajador resignado, sino un esclavo del jornal, que oía pálido y rencoroso las predicaciones del socialismo que en derredor suyo vagaban como rumor de avispas en conjura. No envidiaba los palacios, los coches, las galas; envidiaba los baños, los aparatos, las medicinas caras.
Lola era caprichosa y mal criada, porque sus padres y su abuela la mimaban mucho y, a pesar de verse tan querida, envidiaba la suerte de cuantos la rodeaban creyéndose la niña más desgraciada del mundo cuando tenía una pequeña contrariedad.
Un enemigo del dueño del castillo llamado Antolín, hombre de malas costumbres y corazón perverso, contribuía a excitará Paulino y avivaba aquel odio que ni Guillermo ni sus padres conocían. Él también envidiaba a aquel opulento señor, al que debía varios favores.