enseñar

(redireccionado de enseñan)
También se encuentra en: Sinónimos.

enseñar

(Del bajo lat. insignare, señalar < in, en + signum, signo.)
1. v. tr. Hacer que una persona aprenda una cosa. instruir
2. Dar consejo, ejemplo o escarmiento a una persona las malas experiencias te enseñarán. aconsejar
3. Mostrar una cosa a una persona para que la vea o aprecie te enseñaré mi colección de sellos. mostrar esconder, ocultar
4. Dejar ver algo involuntariamente al agacharte enseñas los muslos. esconder, ocultar

enseñar

 
tr. Instruir, doctrinar, amaestrar [a uno].
Instruir, amaestrar [en alguna materia].
Dar [a uno] advertencia, ejemplo o escarmiento.
Indicar, dar señas [de una cosa].
Mostrar, exponer [una cosa] para que sea apreciada.
Dejar ver [una cosa] involuntariamente.

enseñar

(ense'ɲaɾ)
verbo transitivo
1. hacer que alguien aprenda algo enseñar inglés
2. hacer ver de forma práctica cómo se hace, usa o sucede una cosa Mi padre me enseñó a montar en bicicleta.
3. dar ejemplo que sirva de experiencia Nos enseñaron a respetar a la familia.
4. ocultar mostrar a alguien alguna cosa enseñar los dientes al dentista
5. dejar ver involuntariamente algo Se cayó y enseñó su ropa interior.
6. dar indicaciones a alguien enseñar un recorrido
Sinónimos

enseñar

transitivo
1 doctrinar, adoctrinar, aleccionar, adiestrar, amaestrar*, instruir, educar, disciplinar, iniciar*.
Doctrinar es hoy anticuado; adoctrinar y aleccionar se usan en el sentido de advertir o dar instrucciones a uno sobre lo que debe hacer o decir en una ocasión determinada; adiestrar es ejercitar en un trabajo manual o en un deporte, movimiento del cuerpo, etc.; amaestrar puede coincidir con adiestrar, pero en su empleo moderno significa principalmente domar animales o ejercitarlos para que hagan determinados movimientos a voluntad del domador. Todos estos verbos se usaron en la lengua clásica con el significado de transmitir conocimientos, ciencias, etc., pero en la lengua moderna es rara esta acepción. Instruir se refiere a lo intelectual; significa también dar advertencias, informes o indicaciones para un acto determinado o como norma general de conducta. Enseñar es el uso más extenso, y su significación abarca la de todos estos sinónimos.
educación
Traducciones

enseñar

teach, show, indicate, suggest, pointout, to teach, coach, instruct, school, train, tutor, bare

enseñar

leer

enseñar

ensenyar

enseñar

lære, blotte, vise

enseñar

ללמד

enseñar

docere, insignare

enseñar

odhalit, předvést, učit, ukázat

enseñar

näyttää, opettaa, paljastaa

enseñar

naučiti, ogoliti, podučavati, pokazati

enseñar

・・・の方法を教える, ・・・を見せる, むき出しにする, 教える

enseñar

가르쳐주다, 가르치다, 드러내다, 보여주다

enseñar

blotta, undervisa, visa

enseñar

แสดงให้เห็น อวด, ทำให้โล่ง เปิดเผยออกมา, สอน, สาธิต

enseñar

chỉ dạy, cho thấy, cởi bỏ, dạy học

enseñar

enseñar

A. VT
1. (Educ) → to teach, educate
enseñar a algn a hacer algoto teach sb (how) to do sth
enseña francéshe teaches French
2. (= mostrar) → to show; (= señalar) → to point out
estás enseñando el sujetadoryour bra's showing
enseñar algo con el dedoto point to sth
nos enseñó el museohe showed us over o around the museum
te enseñaré mis pinturasI'll show you my paintings
esto nos enseña las dificultadesthis reveals the difficulties to us
3. (= entrenar) → to train
B. VIto teach, be a teacher
C. (enseñarse) VPR (esp LAm) (= acostumbrarse) → to become accustomed (a to) no me enseño aquíI can't settle down here

enseñar

vt to teach; to show
Ejemplos ?
Entrambos ejemplos nos enseñan a despreciar las injurias y contumelias, a quien podemos llamar sombras y apariencias de injurias; para cuyo desprecio no es necesario que el varón sea sabio, basta que sea advertido, y que pueda hacer examen, preguntándose si lo que le sucede es por culpa suya o sin ella; porque si tiene culpa, no es agravio sino castigo; y si no la tiene, la vergüenza queda en quien hace la injuria.
Con suma frecuencia, los docentes se convierten en remedos de catedráticos universitarios medievales y considerando a los jóvenes simples receptáculos, les enseñan inútilmente, sin despertar resonancias afectivas, sin propulsar voluntades, sin despertar el anhelo de aprender para vivir lo mejor en lo personal y en la colaboración social.
La ley natural y la cristiana enseñan y persuaden a no exponer a los últimos rigores de la guerra templos, edades, mujeres indefensas, personas dedicadas a Dios, y finalmente, todo lo que comprende el pueblo católico, a las más funestas y trágicas miserias que trae consigo el furor de una licencia militar que no respeta iglesias ni considera la pueril edad, ni deja intacto el sagrado de la virginidad y del todo extermina y profana lo más reservado y religioso.
Lloran de hambre, tiemblan de frío, gimen de abandono, enseñan sus lacras, se cogen a la vestidura inconsútil de Cristo, se quieren abrigar bajo sus pies, reclinarse en su seno, agarrarse a sus manos pálidas y luminosas.
Dice un viejo proverbio que el gladiador plantea la lucha encima de la misma arena. El rostro del adversario, un movimiento de la mano, incluso la inclinación del cuerpo, enseñan al luchador dispuesto.
Pues voy a decírtelo: lo que el pueblo comienza a saber es lo que le enseñan los vulgarizadores de la falsa ciencia, la única vulgarizable, los Julio Verne de la psicología y de la doctrina evolucionista, es que el hombre tuvo por antepasado al mono y que el deber es sólo el límite de la fuerza de que disponemos.
Con lo mismo que se paga al gobierno para escuelas que muy poco enseñan, lo que se gasta en las escuelas particulares establecidas con el antiguo régimen y si es necesario, con un pequeño sacrificio más, puede hacerse nueva edición de las obras editadas por la Escuela Moderna de Barcelona y traerse algunos educadores de los que la persecución ha hecho salir de España, y así quedarán vencidas las dos dificultades principales para el nacimiento de la enseñanza racionalista en América.
Otros la apedrean y nadie le da un cuarto. Los de los incensarios enseñan los puños a los desdeñosos. El de la bolsa, mustio y cabizbajo, llega hasta los incensarios, y dándoles a entender que no hay más por entonces, sacude encima de ellos el polvo que aquélla conserva entre sus pliegues, y por eso le inciensan de nuevo y le adoran postrados.
La Universidad tiene una misión principal: Formar hombres; educarlos; hacerlos útiles a México. Los jóvenes lo saben, los maestros lo enseñan, los trabajadores colaboran en esta vasta tarea.
Los paralelos de •los hombres ilustres, á lo Plutarco, en que se buscan los con- ttrastes externos y las similitudes para producir un antítesis »lilerario, sin penetrar en la esencia de las cosas mismas, son «juguetes históricos que entretienen la curiosidad, pero que nada enseñan.
En efecto, dice el hombre de recto juicio que cita estos dos rasgos: todos los ejemplos nos enseñan que en esta policía marcial y en todas aquellas semejantes, el estudio de las ciencias tiende más bien a corromper y a afeminar el valor, que a sustentarlo y a aguijonearlo.
El les dijo: Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, según está escrito: Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. 7.7. En vano me rinden culto, ya que enseñan doctrinas que son preceptos de hombres. 7.8.