enojarse


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con enojarse: llegar

enojarse

(eno'xaɾse)
verbo pronominal
1. sentir enfado o disgusto enojarse por nada
2. romper una persona la buena relación que tenía con otra u otras Se enojaron por un asunto de dinero.

enojarse

(eno'xaɾse)
verbo pronominal
1. pasar a sentir disgusto o enfado una persona Se enoja por nada cuando anda malhumorado.
2. romper una persona una relación en general buena que mantenía con otra u otras Se enojaron con su socio por un asunto de dinero.

enojarse

(eno'xaɾse)
verbo pronominal
1. sentir enfado o disgusto enojarse por nada
2. romper una persona la buena relación que tenía con otra u otras Se enojaron por un asunto de dinero.

enojarse

(eno'xaɾse)
verbo pronominal
1. pasar a sentir disgusto o enfado una persona Se enoja por nada cuando anda malhumorado.
2. romper una persona una relación en general buena que mantenía con otra u otras Se enojaron con su socio por un asunto de dinero.
Sinónimos
Traducciones

enojarse

vr to become angry, to get mad
Ejemplos ?
Pero, ya lo he dicho, no está bien a una mujer que tiene juicio enojarse, y os voy a declarar por dónde se me ofrece un golpe que me salve.
Se recargó sobre un muro cercano. Parecía confusa. No quería enojarse. Los transeúntes prosiguieron con su ruta. La bondadosa frunció el gesto.
Los hombres, como si emprendiesen alguna cosa grande, se ocupan en levantar piedras, paredes y techos, que habiendo sido inventados para defensa de los cuerpos, se convierten en peligro suyo; iguales, pues, son a los muchachos, y si en algo se les adelantan en algunas cosas mayores, todo al fin es error; y así, no sin causa el sabio recibe las injurias de éstos como juegos, y tal vez los amonesta con el mal y con la pena como a muchachos, no porque él haya recibido la injuria, sino porque la hicieron ellos, y para que desistan de hacerla; al modo que cuando los caballos rehúsan la carrera, les da el caballero con el azote, y sin enojarse con ellos los castiga para que el dolor venza la rebeldía.
Cansado te veo por moscas venenosas, con sangrientos rasguños te veo en cien sitios; y tu orgullo no quiere ni siquiera enojarse.
Y si es falso, tampoco pueden enojarse de los verdaderos adulterios humanos los que se deleitan aun de los suyos fingidos, y más que si el crimen de Marte no se cree, tampoco puede creerse el de Venus.
Cuando el agua está baja, por ejemplo, es tan pacífico que da gusto verlo; pero tan pronto sube aquélla, empieza a enojarse; a media marca ruje potentemente, como un marinero que pide más alcohol, y cuando la marea ha llegado a su altura máxima, duerme tan tranquilamente como un alcalde después de la comida.
Él comprendía muy bien que no era en el compás donde se encontraba el mal, sino en su pobreza y mal atavío; pero lejos de enojarse por esto, al acabar de recibir tales desaires que ellas procuraban endulzar con una sonrisa o un apretón de manos, echaba una filosófica mirada sobre su traje y decía para su coleto: «Las entiendo, ¡picaronas!, y tienen razón, en parte, las pobrecillas; pero cuando ande elegante, cómo les encantará mi dorada barba y cuánto danzaré con ellas».
Fingió enojarse la gentil doncella por diversión, como después dio muestras; y dijo: «Vive Dios que es harto bella mi dama más que tú cortés te muestras; y aun pienso que ser falso, cuando a ella motejas de este modo, nos demuestras; que es el fingir que ignoras su belleza traza para encubrir tu gran vileza.
No había duda, decía, de que ese día él no iba a comer, y se iba a enfermar más, y que era cosa de enojarse ver a semejante comedido meterse en lo que no sabía hacer.
HILO ¡Ay de mí! ¡Crueldad es enojarse con un enfermo!, pero ¿quién puede sufrir ver discurrir de esa manera? HERACLES ¿Hablas de que no quieres hacer nada de lo que digo?
La ignorancia de ambos en punto a atrevimientos amorosos, les hizo considerar la empresa de Dorcón como broma y niñería pastoril, y en vez de enojarse contra él, le consolaron con buenas palabras, y le llevaron un poco de la mano hasta que le despidieron.
¿Quién podría enojarse con nosotros por recordarte que somos tus soldados, no tus esclavos, enviados a la guerra y no al destierro; dispuestos, si alguien da la señal y nos conduce a la batalla, a luchar como corresponde a hombres y romanos; dispuestos también, si no son precisas las armas, a vivir una vida pacífica y tranquila en Roma y no en el campamento?