Ejemplos ?
Las ferias la enloquecen y se mide diario en la pared rogando haber amanecido con la estatura mínima para subirse a una montaña rusa.
Los últimos dos Silmarils son recuperados, pero los dos últimos hijos de Fëanor sobrevivientes (Maedhros y Maglor) los roban del ejército de los Valar. Sin embargo, por la maldición de los noldor, las joyas ya no les pertenecen y les queman y enloquecen.
Funcionalidad”... perdí la perspectiva al respecto porque, para mí, la realidad es que me enloquecen las pequeñas cosas tanto como a cualquiera.
Eriko y su pandilla, además de la madre y la hermana de Ayano, quieren que ambos pierdan la virginidad, casi siempre sin su consentimiento. Le enloquecen las chicas con gafas, pero está enamorado de Ayano de verdad, ya que la quiere tanto sin gafas como con ellas.
Capítulo XII: Los ratones enloquecen por las mujeres: Tom, cubierto en vendajes, utiliza un ratón de juguete que repite "hola muñeco" ("Come up and see me some time").
Después, cruza cuando bob se descuida y obtiene mucha comida del refrigerador de Bob Esponja y los 3 enloquecen por obtener esa comida, pero Calamardo llora y decide irse aun con la tormenta Patricio y Bob Esponja tratan de detenerlo pero Calamardo se va y cae, ya que la tormenta era solo en la casa de Bob Esponja.
Es un pervertido, el cual disfruta viendo a las alumnas con pantalones cortos, a quienes regaña si no los llevan puestos y busca excusas continuamente para tocarlas.:Odia a Onizuka, pues pese a no tener titulación como profesor, es superior en toda disciplina física, sintiendo por ello una fuerte rivalidad hacia él.:Se enorgullece de su aspecto y su físico, convencido que las alumnas enloquecen al verlo, pero estas solo sienten asco por su actitud exhibicionista, su cuerpo sobredesarrollado y su feo rostro.
A lo largo de la serie este excremento sumamente valioso va pasando de mano en mano por sucesivos personajes, que enloquecen de ambición y llegan a asesinar a sus seres queridos con tal de quedarse con él.
Jameson, es secuestrado en su apartamento a la vez que todos los aparatos tecnológicos de New York enloquecen, el Doctor Octopus se autoproclama como el nuevo líder de una ciudad bajo su control.
La belleza de Jade y la gracia de sus movimientos enloquecen a Lucas, cuando por curiosidad termina husmeando en la casa del tío Alí, un muy conservador defensor de las costumbres musulmanas, capaz de enfrentarse al mundo con tal de oponerse a una unión que no está bendecida por su religión.
Los resultados son notoriamente impredecibles cuando la sangre lleva mucho tiempo fuera de su portador y varían con la persona, con una duración de semanas a meses. Algunas personas enloquecen cuando la sangre afecta a su sistema.
Se la describe como una mujer alta y estilizada vestida de blanco, a quien no es posible verle la cara y, en algunas ocasiones, tampoco los pies, de modo que parece que flota en el aire. Se aparece por los caminos emitiendo estremecedores lamentos que enloquecen incluso a los perros.