engañar

(redireccionado de engañando)
También se encuentra en: Sinónimos.

engañar

(Del lat. vulgar ingannare, escarnecer.)
1. v. tr. Hacer creer una cosa que no es verdad nos engañó diciendo que había ido al colegio. burlar, mentir desengañar
2. Inducir una falsa apariencia a error a una persona me ha engañado la vista. confundir
3. Hacer que una sensación se calme momentáneamente con una cosa come un poco para engañar el hambre. despistar, entretener
4. COCINA Hacer un manjar más apetitoso con otro o con un ingrediente engaña la verdura con huevo revuelto.
5. Ser infiel una persona a su cónyuge lo engaña con un amigo de juventud. traicionar
6. v. prnl. Resistirse una persona a aceptar o reconocer la realidad cuando ésta es desagradable no te engañes, él ya no te quiere.
7. engañar como a un chino o a un niño Hacerlo a una persona muy crédula y confiada.

engañar

 
tr. Inducir [a otro] con artificio o maldad a creer y tener por cierto o bueno lo que no lo es.
Inducir a error una falsa apariencia.
Entretener, distraer [algún estado o afección].
Hacer más apetitoso [un manjar].
Hacer traición.
Engatusar.
prnl. Cerrar voluntariamente los ojos a la verdad.
Equivocarse.

engañar

(enga'ɲaɾ)
verbo transitivo
1. hacer creer a alguien lo que no es verdad engañar a los profesores en un examen
2. obtener un beneficio de alguien haciéndole creer algo que no es cierto Nos engañó un estafador.
3. inducir a otro a creer lo que no es cierto Nos engaña con sus aires de suficiencia.
4. distraer o hacer más llevadero un estado de necesidad Engañaba el hambre fumando.
5. distraer la atención de una persona con algo Los presos engañaron a los guardias para poder escapar.
6. ser infiel una persona a su pareja engañar al marido
Sinónimos

engañar

transitivo
1 seducir, atraer, inducir, ilusionar, engatusar*, engaitar, atrapar*, dar (o echar), dado falso (col.), diñársela (col), camelar (col), almibarar. desengañar.
Cuando se engaña con halagos, se usan engaitar y atrapar.
2 mentir, deludir, burlar, defraudar*, dar gato por liebre (col.), quedarse con (col.), darla con queso (col.), dar capote a alguien (Chile y México), timar, dar un sablazo, dar pailla (col.), dar el cambiazo.
Deludir es considerado literario y de uso más restringido que el resto de los sinónimos.
Traducciones

engañar

napálit, obelstít, oklamat

engañar

bedrage, narre, snyde

engañar

huijata, pettää

engañar

prevariti, zavarati

engañar

だます

engañar

속이다

engañar

bedra, lure

engañar

enganar

engañar

lura

engañar

ใช้เล่ห์เหลี่ยม, หลอก, หลอกลวง

engañar

đánh lừa, lừa dối, lừa gạt

engañar

A. VT
1. [+ persona] (= embaucar) → to deceive, trick; (= despistar) → to mislead; (con promesas, esperanzas) → to delude; (= estafar) → to cheat, swindle
engaña a su mujerhe's unfaithful to his wife, he's cheating on his wife
a mí no me engaña nadieyou can't fool me
no te dejes engañardon't let yourself be taken in
logró engañar al inspectorhe managed to trick the inspector
2. necesito picar algo para engañar el hambreI need to nibble at sth to stop me feeling hungry
engañar el tiempoto kill time
B. VIto be deceptive
las apariencias engañanappearances are misleading
C. (engañarse) VPR
1. (= equivocarse) → to be wrong, be mistaken
en eso te engañasyou're wrong there
2. (= ocultarse la verdad) → to delude o.s., fool o.s.
no te engañesdon't kid yourself
Ejemplos ?
Si eso hubiera sido, nos estaríamos engañando; estaríamos engañando a los jóvenes, a las nuevas generaciones que tienen mucha razón para tener desconfianza; estaríamos simplemente poniendo una pantalla a los intereses creados de todo género.
–Y a ti ¿qué te importa? –Me importa todo lo de usted. –Lo que quieres decir es que te estoy engañando... –Eso es lo que no me importa.
Nulificada la agricultura, agotada nuestra riqueza ganadera y cerradas las pequeñas industrias, se presentó el conflicto petrolero y, sin medir las consecuencias, Lázaro Cárdenas, engañando al pueblo mexicano, realizó un acto que pomposamente calificó de patriótico para desorientar a la opinión y, oportuno, para explicar su bancarrota económica, expropiando los intereses de las compañías petroleras, perjudicando a los diecisiete millones de habitantes del país, incluso a los quince mil obreros petroleros.
Desde el momento en que llegaban al poder los políticos, se olvidaban del pueblo por entero. No eran más que unos descarados tomadores de pelo, que estaban engañando siempre a la ciudadanía.
Ebullición espantosa, esta vez de entusiasmo, porque el pueblo es cándido y nunca sospecha menos que cuando se le está engañando más.
Los capitalistas de todos los países luchan unos contra otros para arrebatarse los restos del botín y se preparan a la guerra engañando a los trabajadores para que les sirvan de carne de cañón y defiendan los intereses de sus propios explotadores.
Por más que con el vino se adormezca, y por más que con el ruido de las aguas se divierta, engañando con mil deleites el afligido ánimo, se desvelará de la misma manera en blandos colchones, como Régulo en los tormentos, porque a éste le sirve de consuelo el ver que sufre los trabajos por la virtud, y desde el suplicio pone los ojos en la causa; a esotro, marchito en sus deleites y fatigado con la demasiada felicidad, le aflige la causa que los mismos tormentos que padece.
Si luego salió premiado el billete, es cosa que ignoro; lo que sí sé es que al día siguiente fui reconocido por falso, puesto aparte y destinado a seguir engañando, siempre engañando.
Mas cuando ya faltaba poco para que naciera la diosa Atenea de ojos glaucos, engañando astutamente su espíritu con ladinas palabras, Zeus se la tragó por indicación de Gea y del estrellado Urano.
Ponte, ponte á mi frente, probarás si soy sabio y soy valiente. De ese modo, engañado y engañando, los toros has sacado de las verdes dehesas donde el veneno entró de tus jM'omesas.
Los ojos del indio la miraban de un modo tan tierno, de un amor tan puro, intenso y abrasador, que casi Lucía cayó desmayada; pero haciendo un supremo esfuerzo, se deshizo blandamente de sus brazos, y no quedándole, más recurso para libertarse del apasionado cacique que seguirle engañando, le dijo, poniendo su blanca y delicada mano entre las tostadas del salvaje: -Sí, sí, Mangora, yo también te amo.
La infortunada Lucía no sabía qué hacer para seguir engañando al cacique, desesperada escribió a su marido: «Esposo mío, mi amado Sebastián.» «Si quieres conservar a tu Lucía, si me amas, ven a librarme del cacique Mangora.» Esta carta dada a un fiel servidor, el que llevaba el preciso encargo de buscar al valeroso Hurtado, y entregarle la carta donde le encontrara, y si era sorprendido por los bárbaros, tragársela antes que cayera en las manos del cacique.