engañado


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

engañado

, engañada
adjetivo
iluso, seducido, cándido, soñador.
Cándido y soñador se aplican a personas sencillas o simples, sin malicia ni doblez y, por tanto, fáciles de engañar.
Ejemplos ?
De que después de haberse fiado de un hombre sin ningún examen y de creerle sincero, honorable y fiel, acabamos por descubrir que es falso y perverso; después de varias experiencias parecidas, viendo que uno ha sido engañado por los que creía eran sus mejores y más íntimos amigos, harto de verse tanto tiempo sometido a tal error, llega a odiar a todos los hombres persuadido de que no hay ni uno que sea sincero.
Y no soy yo solo a quien ha tratado así, porque también ha engañado a Charmides, hijo de Glauco, a Authydemos, hijo de Diocles, y a una porción más de jóvenes aparentando ser su amante cuando más bien representaba cerca de ellos el papel del bien amado.
Falsa leña amortajada de húmeda que nos endilga su actuación de Óscar para arrumbarnos en museos de olvidos donde la vida fantasmal sonríe gozosa de habernos engañado con promesas de canosa eternidad moviendo sus mismas recetas cada día.
Pero, aun así y todo ha hecho usted muy mal en engañarme respecto a otros puntos; y, si antes me hubiera enterado de ello, antes habría venido a pedirle a usted cuentas. -¿Y podría saberse, mi querida señorita, en qué la he engañado a usted?
Y al cabo de un año echó fuera de nuevo su prole el poderoso Cronos de mente retorcida, engañado por las hábiles indicaciones de Gea, vencido por la fuerza y habilidad de su hijo.
No obstante esas confesiones retrospectivas, desagradables siempre para el que ha vivido engañado, aun con la más arcangélica buena voluntad, con todo me he reído buenamente.
A otros ha engañado esta intermitencia; yo no me hago ninguna ilusión, pues espero los vicios que volverán con gran usura, los cuales ya sé que han cesado por ahora, pero no han desaparecido.
Que si S.E. faltaba (y faltó) tendría derecho de decirse que lo había engañado. Que por lo que tocaba a la venida del señor general Rivera, S.E.
Y él, pobre engañado, iba por el mundo con sus aires de gran señor, "rígido y solemne en su extinta grandeza, como el cadáver del caudillo legendario que, después de muerto, pretendía ganar batallas montado en su caballo.
Mucho menos debe aceptarse que continúe ganando puntos con el Señor Presidente una persona que durante muchos años lo ha engañado y abusado de su confianza.
Detenido en una de sus excursiones por un fuerte chapa- rrón, exclamó furioso:— ¿Piensa Dios que porque llueve no tengo de hacer temblar el mundo? Pues muy engañado está su merced.
El cacique tenía el consuelo en sus últimos momentos de no haber dado la muerte ni menos hecho la más leve herida al valiente y noble caballero. Mangora no se había engañado.