Ejemplos ?
Tanto Hideyoshi como Ieyasu habían servido bajo las órdenes de Oda Nobunaga y no tenían antecedentes de haberse enfrenado previamente, de hecho éste sería su único periodo de enemistad.
El 19 de mayo "Uep!!" hace la remontada más grande de la historia del concurso: Pasan de 600 a 5700 euros acumulados, superando al equipo Nº73 que se han enfrenado: "Ojipláticas"; que partían de 2000 euros y llegaron a 5500 euros.
Cuando aquí llegares, con una sopa que le lances lo tendrá enfrenado y podrás luego pasar fácilmente, y entrarás adonde está Proserpina, la cual te recibirá benigna y alegremente y te mandará sentar y dar muy bien de comer.
De la periferia primitiva embrionaria, de los repliegues del exodermo brotan los órganos de la inteligencia, del interior el tubo digestivo, cuyo no enfrenado desarrollo convierte al viviente en parásito estúpido.
«Con una compañía llegué a esta ciudad de Valladolid, donde en un entremés me dieron una herida que me llegó casi al fin de la vida; no pude vengarme, por estar enfrenado entonces, y después, a sangre fría, no quise: que la venganza pensada arguye crueldad y mal ánimo.
Bajaba entre sí el joven admirando armado a Pan, o semicapro a Marte, en el pastor mentidos, que con arte 235 culto principio dio al discurso, cuando rémora de sus pasos fue su oído, dulcemente impedido de canoro instrumento, que pulsado era de una serrana junto a un tronco, 240 sobre un arroyo de quejarse ronco, mudo sus ondas, cuando no enfrenado.
Sin comer, sin tomar agua, sin hacer más movimiento que el de cambiar de cuando en cuando la pata en que descansa, enfrenado, ensillado con el pesado recado, bajo los rayos ardientes del sol, las ráfagas de viento y de tierra o los torrentes de lluvia, ahí queda, sufrido, paciente, triste.
Los árboles vistieron frescas flores, Y enfrenado con hórridas cadenas, Rasgado el pecho infiel, Bajó del orco impuro a los horrores Para sufrir el colmo de las penas El pérfido Luzbel.
En las ásperas costas africanas, Al náufrago inhumanas, Yo tu sagrado nombre repetía; Y las inquietas olas Llevábanlo a las costas españolas En el polo apartado Oyólo de mi labio el mar furioso, Por el tesón del batávo enfrenado; Oyóle el Rhin, el Ródano espumoso, El alto Pirineo, el Apenino; Y del Vesubio ardiente En el cóncavo hueco Por vez primera repitiólo el eco.
Su cabeza remeda con propiedad la de un caballo, y la cola torcida acaba en alas, como se pinta frecuentemente. trajeron, los que ya zambullendo, ya nadando, ostentan su vigor, que, mientras llegan, lindos céfiros tengan enfrenado.
-le decían a Apolo-; aprisa, corre, vuela, vete por la puerta de la bodega, que ya las Horas han ensillado y enfrenado a Flegón para que montes en él y escapes.
Y los padres y parientes de ella se hallan presentes y aprueban los dones que la ofrece, y no son cosas buscadas para los deleites y regalos femeniles, ni con qué se componga y atavíe la novia, sino dos bueyes y un caballo enfrenado con un escudo, una framea y una espada.