endemoniado


También se encuentra en: Sinónimos.

endemoniado, a

1. adj./ s. OCULTISMO, RELIGIÓN Que está poseído por el demonio la leyenda habla del espíritu endemoniado del castillo. poseso
2. adj. Se aplica a la persona que es muy mala o perversa.
3. coloquial Se refiere al niño que es muy travieso.
4. coloquial Que fastidia, molesta o da mucho trabajo ¡cómo me molestan estos endemoniados zapatos!
5. Que es de mala calidad o muy desagradable material endemoniado.

endemoniado, -da

 
adj.-s. Poseído del demonio.
fig. y fam.Sumamente nocivo.

endemoniado, -da

(endemo'njaðo, -ða)
abreviación
1. que se encuentra bajo las influencias del demonio las brujas endemoniadas de las leyendas
2. que es malo o molesto Ese niño está endemoniado.
3. que resulta complicado o requiere mucho trabajo un software endemoniado

endemoniado, -da


sustantivo masculino-femenino
persona que se encuentra bajo las influencias del demonio Se rumoraba que era una endemoniada y que tenía el don de profecía.
Sinónimos

endemoniado

, endemoniada
adjetivo y sustantivo
1 demoníaco, energúmeno, poseso, maldito*.
Endemoniado y demoníaco se aplican generalmente a personas con un pésimo comportamiento, aunque rigurosamente se dicen del poseído por el demonio. Energúmeno, también con la idea de posesión diabólica, suele aplicarse a quien tiene un comportamiento exageradamente alborotado. Poseso se aplica a la persona poseída por algún espíritu, sin aludir a su comportamiento.
2 perverso, nocivo, endiablado.
Endemoniado se usa con carácter intensivo generalmente, de aplicación muy extensa, lo mismo que endiablado: un peso endiablado, velocidad endiablada, lección endiablada.

endemoniado:

repugnanteespantoso, asqueroso,
Traducciones

endemoniado

devilish, fiendish

endemoniado

ADJ
1. (= poseído) → possessed (of the devil)
2. (= travieso) → devilish, fiendish; (= perverso) → perverse; (= furioso) → furious, wild
Ejemplos ?
No es posible sino que hayas sido mozo de ciego.” Y santiguándose de mí como si yo estuviera endemoniado, tornase a meter en casa y cierra su puerta.
Pero mejor podré juzgar si os dignáis ordenarle que continúe su historia. EI ermitaño se volvió hacia el endemoniado y le dijo: – Pacheco, en nombre de tu redentor, te ordeno que continúes tu historia.
Aquí he confesado mis pecados y he hallado al pie de la cruz algún consuelo a mis desgracias.» Nuevamente el endemoniado lanzó un horrible aullido y se calló.
Respondióme: -Un hombre endemoniado-, y al punto, el espíritu que en él tiranizaba la posesión a Dios, respondió: -No es hombre, sino alguacil.
Y se ha de advertir que los diablos en los alguaciles estamos por fuerza y de mala gana; por lo cual, si queréis acertar, debéis llamarme a mí demonio enaguacilado, y no a éste alguacil endemoniado.
Esto es muy común en los hombres de mi carácter... Lo mismo soy ahora con mi mujer... ¡Díscolo y endemoniado! En fin, vamos al asunto.
Si tuviese a mi lado a uno de esos pajarillos sería para él una madre, una madre afable y cariñosa; está en mi naturaleza, en mi sangre portuguesa.» Mientras así hablaba, uno de los pajarillos cayó del tejado al corral; el gato había estado a pique de cogerlo y le había roto el ala. «¡Cosas del endemoniado gato!
Y el terror creció tanto en él, que de pronto se puso a gritar como un endemoniado, y ya no le bastó gritar, sino que con peligro de su propia vida corrió hacia las ruinas de la finca.
Excelencia y su grandeza, despreciarán cualquier temor. Ofrézcole este discurso del alguacil endemoniado (aunque fuera mejor y más propriamente, a los diablos mismos): recíbale V.
21 Y en su nombre esperarán los Gentiles. 22 Entonces fué traído á él un endemoniado, ciego y mudo, y le sanó; de tal manera, que el ciego y mudo hablaba y veía.
Llegan donde Jesús y ven al endemoniado, al que había tenido la Legión, sentado, vestido y en su sano juicio, y se llenaron de temor.
Jan Potocki HISTORIA DEL ENDEMONIADO PACHECO (Histoire du démoniaque Pacheco, 1805) FINALMENTE, desperté de verdad. El sol quemaba mis párpados, que apenas si podía abrir.