Ejemplos ?
De sus incansables visitas a repositorios documentales en sus viajes al exterior, principalmente a España, trajo valiosas contribuciones a la historia de los primeros años de San Salvador de Jujuy y a la biografía y genealogía de su Fundador, don Francisco de Argañarás y Murguía, y del gobernador que le encomendara dicha gesta, Juan Ramírez de Velasco.
El modelo fue comprado y enviado a la fábrica para su revisión, y no tardó mucho para que la empresa comprara los derechos y encomendara a Browning el diseño de los fusiles Winchester, desde 1883 hasta 1902.
Federico asumió como el nuevo landgrave, pero sus asuntos en Suecia hicieron que encomendara el gobierno de Hesse-Kassel a Guillermo, quien gobernó en calidad de regente.
Conforme al exitoso cumplimiento de la misión que el Alto Mando encomendara a la Escuadrilla de Alta Acrobacia Halcones y nuevamente con visión de futuro, éste decide en 1990 reemplazar su característico biplano Pitts Special, por aviones acrobáticos de última generación y de nuevas tecnologías de diseño y construcción.
El que Álvarez Holguín militara temporalmente en el bando almagrista no fue impedimento para que nuevamente, y a principios de 1541, Francisco Pizarro le encomendara la conquista del país de los “chunchos”, en la actual Bolivia.
Fracasado ese intento, buscó lograrlo por el Tucumán o Tukma, para lo cual solicitó al gobernador del Perú, Cristóbal Vaca de Castro, que le encomendara la entrada a una provincia situada entre Chile y el nacimiento del Río Grande que llaman de la Plata, apoyado en los méritos contraídos en la guerra contra Almagro.
Primero fue Obispo Titular de Velefi; más tarde se cumplió la disposición de llamar Obispo Prelado a quien se le encomendara una Prelatura.
Más tarde se decidió dedicar una parte del Catecismo a la oración, y se optó porque la redacción se encomendara a un sacerdote católico del Líbano, el Padre Jean Corbon.
Por entonces el virrey Conde de Castellar era víctima de acusaciones calumniosas que motivaron a que la corte lo cesara del gobierno y encomendara al arzobispo Liñán el mando interino del Virreinato (8 de marzo de 1678).
Su fama y sabiduría hizo que la corporación municipal zamorana le encomendara la iluminación de la Plaza Mayor y de la calles adyacentes en determinadas fiestas.
Balder regresó a Asgard justo a tiempo para que Odín le encomendara una misión: pedir ayuda de la hechicera Karnilla para la inminente batalla con el demonio Surtur.
La ineficacia de la mayor parte de los ataques lanzados por el Brazo Aéreo de la flota británica a mediados de 1944 llevó a que la tarea de destrucción del Tirpitz se encomendara al Grupo Nº 5 de la RAF.