encantar

(redireccionado de encantó)
También se encuentra en: Sinónimos.

encantar

(Derivado de contar.)
1. v. tr. OCULTISMO Ejercer artes de magia sobre una persona o cosa el mago encantó a la princesa. hechizar
2. Gustar una cosa o persona a otra me encanta bailar. fascinar
3. v. prnl. coloquial Quedarse una persona inmóvil, contemplando una cosa se encanta viendo la televisión. embelesarse

encantar

 
tr. Obrar maravillas ejerciendo un poder mágico [sobre personas y cosas].
fig.Cautivar la atención [de uno].
prnl. Quedarse inmóvil mirando o haciendo alguna cosa, o estar distraído.

encantar

(enkan'taɾ)
verbo transitivo
ejercer sobre alguien una acción maligna para dominar su voluntad Circe encantó a los compañeros de viaje de Ulises.

encantar


verbo intransitivo
gustar mucho una persona o cosa a alguien Las golosinas me encantan.

encantar


Participio Pasado: encantado
Gerundio: encantando

Presente Indicativo
yo encanto
tú encantas
Ud./él/ella encanta
nosotros, -as encantamos
vosotros, -as encantáis
Uds./ellos/ellas encantan
Imperfecto
yo encantaba
tú encantabas
Ud./él/ella encantaba
nosotros, -as encantábamos
vosotros, -as encantabais
Uds./ellos/ellas encantaban
Futuro
yo encantaré
tú encantarás
Ud./él/ella encantará
nosotros, -as encantaremos
vosotros, -as encantaréis
Uds./ellos/ellas encantarán
Pretérito
yo encanté
tú encantaste
Ud./él/ella encantó
nosotros, -as encantamos
vosotros, -as encantasteis
Uds./ellos/ellas encantaron
Condicional
yo encantaría
tú encantarías
Ud./él/ella encantaría
nosotros, -as encantaríamos
vosotros, -as encantaríais
Uds./ellos/ellas encantarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo encantara
tú encantaras
Ud./él/ella encantara
nosotros, -as encantáramos
vosotros, -as encantarais
Uds./ellos/ellas encantaran
yo encantase
tú encantases
Ud./él/ella encantase
nosotros, -as encantásemos
vosotros, -as encantaseis
Uds./ellos/ellas encantasen
Presente de Subjuntivo
yo encante
tú encantes
Ud./él/ella encante
nosotros, -as encantemos
vosotros, -as encantéis
Uds./ellos/ellas encanten
Futuro de Subjuntivo
yo encantare
tú encantares
Ud./él/ella encantare
nosotros, -as encantáremos
vosotros, -as encantareis
Uds./ellos/ellas encantaren
Imperativo
encanta (tú)
encante (Ud./él/ella)
encantad (vosotros, -as)
encanten (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había encantado
tú habías encantado
Ud./él/ella había encantado
nosotros, -as habíamos encantado
vosotros, -as habíais encantado
Uds./ellos/ellas habían encantado
Futuro Perfecto
yo habré encantado
tú habrás encantado
Ud./él/ella habrá encantado
nosotros, -as habremos encantado
vosotros, -as habréis encantado
Uds./ellos/ellas habrán encantado
Pretérito Perfecto
yo he encantado
tú has encantado
Ud./él/ella ha encantado
nosotros, -as hemos encantado
vosotros, -as habéis encantado
Uds./ellos/ellas han encantado
Condicional Anterior
yo habría encantado
tú habrías encantado
Ud./él/ella habría encantado
nosotros, -as habríamos encantado
vosotros, -as habríais encantado
Uds./ellos/ellas habrían encantado
Pretérito Anterior
yo hube encantado
tú hubiste encantado
Ud./él/ella hubo encantado
nosotros, -as hubimos encantado
vosotros, -as hubísteis encantado
Uds./ellos/ellas hubieron encantado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya encantado
tú hayas encantado
Ud./él/ella haya encantado
nosotros, -as hayamos encantado
vosotros, -as hayáis encantado
Uds./ellos/ellas hayan encantado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera encantado
tú hubieras encantado
Ud./él/ella hubiera encantado
nosotros, -as hubiéramos encantado
vosotros, -as hubierais encantado
Uds./ellos/ellas hubieran encantado
Presente Continuo
yo estoy encantando
tú estás encantando
Ud./él/ella está encantando
nosotros, -as estamos encantando
vosotros, -as estáis encantando
Uds./ellos/ellas están encantando
Pretérito Continuo
yo estuve encantando
tú estuviste encantando
Ud./él/ella estuvo encantando
nosotros, -as estuvimos encantando
vosotros, -as estuvisteis encantando
Uds./ellos/ellas estuvieron encantando
Imperfecto Continuo
yo estaba encantando
tú estabas encantando
Ud./él/ella estaba encantando
nosotros, -as estábamos encantando
vosotros, -as estabais encantando
Uds./ellos/ellas estaban encantando
Futuro Continuo
yo estaré encantando
tú estarás encantando
Ud./él/ella estará encantando
nosotros, -as estaremos encantando
vosotros, -as estaréis encantando
Uds./ellos/ellas estarán encantando
Condicional Continuo
yo estaría encantando
tú estarías encantando
Ud./él/ella estaría encantando
nosotros, -as estaríamos encantando
vosotros, -as estaríais encantando
Uds./ellos/ellas estarían encantando
Sinónimos
Traducciones

encantar

zbožňovat, Láska

encantar

elsker, Kærlighed

encantar

rakastaa

encantar

voljeti

encantar

・・・が大好きだ, 愛

encantar

사랑하다, 사랑

encantar

houden van

encantar

elske

encantar

adorar, Amor

encantar

älska, Kärlek

encantar

รัก ชื่นชอบ

encantar

sevmek

encantar

yêu

encantar

喜爱,

encantar

encantar

A. VI (con complemento personal) → to love
me encanta tu casaI love your house
me encantan las floresI adore o love flowers
me encantaría que vinierasI'd be delighted if you come, I'd love you to come
B. VTto cast a spell on o over, bewitch
Ejemplos ?
Me encantó la frase porque dijo: “Hay economistas que sólo trabajan para que los ricos sean más ricos, y hay economistas que trabajamos para que los pobres sean menos pobres”.
Se decidió a visitar al viejo y a la niña, le encantó la afabilidad del primero y le entusiasmó la bondad del corazón de la segunda.
Y usted sabe, los niños, al igual que todos los niños, me encantó el perro, y yo sólo quiero decir esto, en este momento, que a pesar de lo que dicen de ella, vamos a mantenerlo .
Giovanelli lo apaciguó con palabras de indulgente sumisión y con la promesa de decirle a la vuelta si era cierto todo lo que de la Argentina contaban. La travesía le pareció algo larga, pero la novedad lo encantó.
Estos denuestos agradaban por demás a los condiscípulos, pero ninguno les encantó tanto -acaso por lo terrible de las circunstancias- como el de Perjuicios que les espetó cierta memorable ocasión en que la novia, por instigación del novio, sacó de debajo de la cama de señá Vicenta no sé qué utensilio.
Después de un momento de malestar y de emoción, después de negarlo y de ruborizarme, balbucí, con mi vaso en la mano: « Pues bien, a la salud de D...», lo que encantó y excitó tanto a míster Micawber, que corrió con un vaso de ponche a mi alcoba para que su esposa pudiera beber a la salud de D..., lo que hizo con entusiasmo y gritando con voz aguda: « ¡Bravo, bravo, mi querido Copperfield; estoy encantada, bravo!», y daba golpes en la pared a manera de aplausos.
Y un sueño la juzgué, mas no era sueño; Que en otras playas, en región distante, Su huella descubrí, y en la alta noche La vi pasar ceñida de hermosura, Bajo el sereno azul partenopeo, O en las bátavas nieblas reclinada. Ella encantó mis solitarias horas De escolar vagabundo.
-Sobre todos cruje látigo alzado déspota altanero, y hunde en el polvo y con la planta huella liras y leyes.» Sí; mas la Musa que inspiró el robusto son que la trompa eternizó de Herrera, cuando Lepanto enrojeció con turca sangre sus olas; y la que tierna suspiró en Rioja, la que del Tormes encantó las aguas, todas llorosas os demandan nuevas aras y culto.
El amor de Cristo no soportaba infieles: ajustició a los críticos y violó a las tribus salvajes; encantó a las vírgenes y consoló a las abandonadas.
No tenía nada importante que decirle, por lo que parecía; probablemente, a juzgar por los gestos, quería sólo preguntar por la calle; pero la luna le iluminaba la cara mientras hablaba, y la camarera se encantó al verlo, por la benignidad y gentileza a la antigua que parecía despedir, no sin algo de estirado, como por una especie de bien fundada complacencia de sí.
No llevaba armas, pero en las Pirámides de Tequil, a un indio que vendía pieles de jaguar había tenido el capricho de comprarle su bordón que me encantó por la rareza de las labores.
Cuando divisaron a don Pedro, algunos se aterraron, y otros pusieron el ceño adusto y embravecido, pues pocas semanas atrás don Pedro había mandado a ahorcar por brujería a dos hombres de la tribu; pero la Infanta, que los contemplaba por encima del abanico con sus grandes ojos azules, les encantó transformándoles el ánimo.