encaje

(redireccionado de encajes)
También se encuentra en: Sinónimos.

encaje

1. s. m. Acción y resultado de encajar una cosa con otra el encaje de las piezas de un rompecabezas. acoplamiento, ensamblaje
2. Sitio o hueco en que encaja una cosa. encajadura
3. Ajuste de dos elementos que casan entre sí limó las piezas para que el encaje fuera perfecto. encajadura, ensamblaje
4. TEXTIL Tejido formado por un fondo reticulado sobre el que se hacen otras labores y figuras formando dibujos remató el escote de la blusa con una tira de encaje.
5. s. m. pl. Objetos de adorno hecho con este tejido.
6. s. m. ECONOMÍA Cantidad de dinero que los bancos tienen en caja.
7. ARTES DECORATIVAS Labor de embutido o taracea que se realiza en madera, piedra o metal.
8. ARTES GRÁFICAS Serie de pliegos puestos uno dentro de otro.
9. s. m. pl. HERÁLDICA Divisiones del escudo de forma triangular, encajadas entre sí.
10. encaje a la aguja TEXTIL El que se realiza sobre pergamino, en hilo de lino blanco, con el fondo y los adornos hechos a mano.
11. encaje al ganchillo TEXTIL El que se realiza con hilo brillante y sólido y un ganchillo fino.
12. encaje de blonda TEXTIL El realizado sobre tul bordado a mano con seda, que se hace rellenando perfiles de diversas figuras con punto de zurcido.
13. encaje de bolillos TEXTIL El que se hace sobre un dibujo entrelazando los hilos enrollados en unos bolillos y fijando cada entrecruzamiento con un alfiler sobre el dibujo.
14. encaje de redecilla TEXTIL El que se caracteriza por presentar dibujos geométricos.
15. encajes de la cara Facciones del rostro de una persona los encajes de la cara son de su padre, pero los ojos son iguales a los de la madre.

encaje

 
m. Acción de encajar una cosa en otra.
Ajuste de dos piezas que cierran o se adaptan entre sí.
Sitio o hueco en que se encaja una cosa.
Cierto tejido de lazadas o calados hecho con bolillos, aguja de coser, etc., o mecánicamente.
Labor de taracea.
pl. econ. Coeficiente de caja.

encaje

(en'kaxe)
sustantivo masculino
textile tejido calado con figuras ropa interior de encaje

encaje

(en'kaxe)
sustantivo masculino
1. introducción de una pieza dentro de otra para que queden ajustadas No fuerces el encaje de las piezas.
2. sitio hueco en que se mete una cosa El encaje de esta pieza es pequeño.
Sinónimos

encaje

sustantivo masculino
Traducciones

encaje

dentelle

encaje

renda, laço

encaje

krajka

encaje

knipling

encaje

Spitze

encaje

pitsi

encaje

čipka

encaje

レース

encaje

레이스

encaje

kant

encaje

knipling

encaje

koronka

encaje

spets

encaje

ลูกไม้

encaje

dantel

encaje

dây buộc

encaje

花边

encaje

SM
1. (Cos) → lace
una blusa de encajea lace blouse
se le veían los encajes de las enaguasyou could see the lace of her petticoat
encaje de bolillos (lit) → bobbin lace
tengo que hacer encaje de bolillos para que el sueldo me llegue a fin de mesI have to juggle things around constantly to make ends meet
2. [de piezas] → fitting
3. (= cabida) una obra de difícil encaje en el concepto de teatro modernoa work which does not fit easily into the concept of modern theatre
4. (Téc) (= hueco) → socket; (= ranura) → groove
5. (= taracea) → inlay, mosaic
encaje de aplicaciónappliqué, appliqué work
6. (Fin) → reserve, stock
encaje de orogold reserve
Ejemplos ?
El humo tenue de los cigarrillos de Oriente ondeaba en sutiles espirales en el círculo de luz de la lámpara atenuada por la pantalla de encajes antiguos.
Los días que hacía bueno bajaba a la huerta. El rocío había dejado sobre las coles encajes de plata con largos hilos claros que se extendían de una a otra.
Por fin entre aquel maremágnum de rasos, terciopelos, encajes y sedas, apareció una bata negra, lisa, completamente lisa, algo pasada de moda, ..
Llora en un pañuelo que no tenga encajes; ponme tu pañuelo bajo la cabeza, triste todavía por las despedida del último sueño, bajo la cabeza como casa sola, densa de un perfume de inquilino muerto.
Hay quien dice que jamás ha sido tan refinada y tan adorable la parisiense como en tiempos de «la santa muselina»; es decir, desde 1830 á 1838, en que el velo simpatizó de lo lindo con el sombrero, y éste hizo también grandes migas con las gasas de Menfis, las batistas del Mogol, las muselinas de Colconda, los encajes de Malta, la batista «Manfrignense»—¡oh, Balzac!—, el tul, los encajes Chantilly, Inglaterra y Bruselas, á más de los festones de puntilla y los primorosos bordados que hacían del velillo un verdadero primor.
Cual respondiendo a la queja de Wagner, nocturno viento, con melancólico acento, en los sauzales se queja; mi Pesimismo se aleja al compás de tus arpegios; y brillantes florilegios de ritmos pueblan las frondas que visten lunares blondas de plata y encajes regios...!
Había ido creciendo a lo largo del tiempo, a costa de horas, bajo fuertes jaquecas, pero también como fruto de claras noches, es decir, de bailes cortesanos. Emilia había asistido ya al primer baile; su madre llevaba un vestido rojo brillante, con encajes negros: traje español.
La prueba de que seguiría siendo chiquilla, eran las dos muñecas enormes, vestidas de sedas y encajes, que encontró en su tocador, muy graves, con caras de tontas, sentadas en el confidente de raso.
El general se presentó de Rubens, en traje español con alzacuello y daga, muy apuesto; la generala iba de esposa del pintor, en vestido de terciopelo negro cerrado hasta el cuello, horriblemente caluroso, con una rueda de molino alrededor del cuello - quiero decir un gran alzacuello, naturalmente -, reproducción exacta de un retrato flamenco que poseía el general y que solía provocar la admiración por las manos, muy parecidas a las de la generala. Emilia iba disfrazada de Psiquis, en crespón y encajes.
Una bata blanca llena de encajes ceñíase dúctil y tentadora a su cuerpo, donde cada curva era un espolazo en los sentidos para todo el que en ella posaba sus ojos; de nácar parecía su semblante oval y de graciosa expresión, y de azabache parecían sus ojos grandes y adormilados, sus cejas pobladísimas y la reluciente crencha que rizábasele sobre la tersa frente.
Esas bellezas veladas en blanquísimos encajes que en elegantes carruajes se deslizan más allá: esos jinetes veloces que cruzando por entre ellas buscan en vano las huellas de algún ausente quizá: esa armonía que elevan con murmullos diferentes, los árboles y las fuentes y la inquieta multitud: las sombras con que su suelo entapizan por doquiera los hombres en su carrera, los olmos en su quietud.
Los políticos oportunistas e hipócritas quienes quieren cubrir su cobardia y su interés egoísta con los encajes de una civilización que desconocen, haciendo alarde de sensiblería y de histerismo creen sentar plaza de hermanos; cuando en realidad se encuentran moralmente al nivel de tres animales inferiores: la hiena, el cocodrilo y el ratón; porque les gusta comer cadáveres, porque lloran y porque son el azote de los graneros públicos.