encía

(redireccionado de encías)

encía

(Del lat. gingiva.)
s. f. ANATOMÍA Carne que cubre las mandíbulas en la base de la dentadura.

encía

  (del l. gingiva)
f. anat. Porción de la membrana mucosa bucal que cubre la parte alveolar de las mandíbulas y se adhiere al cuello de los dientes.

encía

(en'θia)
sustantivo femenino
carne que cubre la raíz de los dientes tener encías sensibles
Traducciones

encía

gum

encía

венец

encía

geniva

encía

dáseò, žvýkačka

encía

tandkød, tyggegummi

encía

dentkarno

encía

لثه

encía

gencive, gomme

encía

חניך

encía

íny

encía

gengiva, gomma

encía

歯ぐき, 粘性ゴム

encía

잇몸, 아교

encía

gingie

encía

tandvlees, gom

encía

gingie

encía

tandkött, tuggummi

encía

dişeti, sakız

encía

ясна

encía

lợi, gôm

encía

kumi

encía

žvakaća guma

encía

gummi

encía

guma

encía

หมากฝรั่ง

encía

口香糖

encía

SFgum

encía

f gingiva (form), gum
Ejemplos ?
¡Y que traía un capitalazo, montes y morenas! -Eso sí, laus Deo -silbó y salivó don Pánfilo al través de sus despobladas encías-.
Y entonces sentí su lengua que giraba en torno a mis encías, que se hundía tanto como podía y parecía atraer todo lo que encontraba en mi boca.
Le llevé una de setenta años, llena de úlceras y de erisipela, que desde hacía quince años no tenía ya ningún diente en sus encías.
Boca pequeña y fruncida que hace hocico de hurón y parece oído, denota escuridad en los dientes y es como tener encías con saetera en lugar de ventana.
-Y usté puée contar con mi consentimiento, que no quiéo yo tener entre los míos ninguno que padezca de esa clase de hinchazones en las encías.
Fregando los dientes con estos polvos los limpia y puestos en las encías descarnadas las encarna, y aprieta los dientes que se andan.
Ésta, dientes de pie y medio; las encías, en verdad, de un carromato viejo tiene, demás de esto una comisura cual, escindido, en el verano, de una mula meando el coño tener suele.
Ya en pie, mostró sus desnudas encías, y concluyó la función quitándose el sombrero y con él una valiosa peluca de rizos negros, y, allí mismo, sobre postizos y rellenos, en una especie de arrebato de cólera, bailó un fandango.
El Cerote llevóse el dorso de la mano a la boca y exclamó con los ojos chispeantes después de morderse con sensual y cómica expresión los sumidísimos labios con las desdentadas encías.
-Pos que el Tomatera ha mandao un recao urgente con el hijo del Canilla diciendo que no puée venir, porque tiée la cara como una bota por mo de un flemón que le ha salío en las encías.
«A mí ya sé que no me puede usted ver ni en pintura...», repetía Ignacia, riendo, enseñando los dientes blancos, las bien frotadas encías.
-¡No te digo que no!, que muchas gracias, que no tengo ganas ni de abrir la boca. Y al decir esto, un enorme bostezo púsole casi totalmente al descubierto las mal pobladas encías.