Ejemplos ?
84 Al respecto, Bunbury afirmó: "Yo no veo que el grupo sea los Mission españoles. Creo que no nos parecemos en nada. Pero cuando cualquier persona se compra un disco y lo recomienda, lo hace mediante una comparación que no es peyorativa, sino para dar una idea aproximada".
La razón de esto era que se había enamorado de la escultura. Cuanto más trabajaba en ella, más la cambiaba, hasta que no se pareció a Afrodita en nada.
Polizalos (o Polyzelos), un príncipe siciliano, venció un año en los Juegos Píticos y tras esta victoria ofreció al santuario de Delfos la escultura en bronce de una cuadriga que debió ser imponente, de la cual se conserva el famoso auriga que fue encontrado en 1896. Durante este siglo ocurrieron una serie de catástrofes que en nada beneficiaron al santuario de Delfos: En el 373 a.
La tesis de Bello se apoyaba en que el empleo de la etimología como criterio lingüístico era ocioso, pues en nada se vinculan la lectura y en general el uso de la lengua con su conocimiento histórico, y, en vista de los problemas que producía, contrario al uso racional.
Tal abandono queda de manifiesto en su obra San Manuel Bueno, mártir, donde la metáfora de la nieve cayendo sobre el lago ilustra su postura en favor de la fe —la montaña sobre la cual la nieve crea formas, paisajes, frente al lago, donde ésta se disuelve y se transforma en nada—.
Aunque las primeras semanas fueron, según Lydie, que escribe «estuvimos muy unidos, muy íntimamente» y Duchamp, que escribe en una carta a Walter Pach «ha sido una experiencia encantadora hasta el momento y espero que siga así. Mi vida no ha cambiado en nada; tengo que ganar dinero, pero no para dos», en verano afloraron los problemas.
El gobierno llegó a enviar en secreto a Roma a un eclesiástico para que hiciera saber al Vaticano su propósito de normalizar la vida eclesiástica y reconciliarse con la Iglesia. Pero la respuesta del Vaticano fue evasiva sin comprometerse en nada.
Es en este viaje donde idea el proyecto de hacer una ópera titulada Charlot con música de Mauricio Bacarisse; al final el proyecto se queda en nada.
Eduardo Hay respondió que debido a que las compañías se habían constituido bajo leyes mexicanas, los inversionistas se habían comprometido a no solicitar la intervención diplomática, a pesar de que Methöfer replicó que “la protección de las inversiones holandesas en el exterior era un interés vital del gobierno de los Países Bajos y un derecho que los compromisos que contrajesen compañías o accionistas individuales no podían perjudicar en nada”, exigiendo nuevamente el pago de la indemnización, el 31 de octubre Eduardo Hay reiteró que el gobierno de México estaba dispuesto y comprometido a hacerlo en el plazo estipulado.
El blindaje de los acorazados también quedó en nada contra los ataques nucleares, pues los destructores soviéticos clase Kildin y los submarinos clase Whiskey podían disparar misiles tácticos con un alcance de 100 km o más.
Allí se hospedó en el Gran Hotel de París, donde consiguió una entrevista con los ministros de Napoleón III y con la emperatriz Eugenia, reunión que no prosperó pues éstos últimos tenían instrucciones de no ceder en nada.
Si un ladrón dice que robar está mal, quizás sea muy hipócrita de su parte, pero eso no afecta en nada a la verdad o la falsedad de la proposición en sí.