en mil pedazos

Traducciones

en mil pedazos

مُفَكَّك

en mil pedazos

na kusy

en mil pedazos

skille ad

en mil pedazos

auseinander

en mil pedazos

κομμάτια

en mil pedazos

apart

en mil pedazos

purkaa osiin

en mil pedazos

démonter

en mil pedazos

rastaviti

en mil pedazos

smontare

en mil pedazos

ばらばらに

en mil pedazos

조각조각

en mil pedazos

uit elkaar

en mil pedazos

demontere

en mil pedazos

destruir, em peçados

en mil pedazos

раздельно

en mil pedazos

isär

en mil pedazos

แยกเป็นส่วนๆ

en mil pedazos

ayırmak

en mil pedazos

thành nhiều mảnh

en mil pedazos

成零碎
Ejemplos ?
Y efectivamente del interior de la casa salia un ruido espantoso: aullidos, estornudos y de vez en cuando un estrepitoso golpe, como si un plato o una olla se hubiera roto en mil pedazos.
En efecto, al llegar a la puerta del comedor tropieza, y la frágil vajilla cae, rompiéndose en mil pedazos sobre el suelo y produciendo un gran estrépito, que se sostiene hasta hacerme advertir que se trata de un ruido persistente, distinto del que la porcelana ocasiona al romperse y parecido más bien al de un timbre.
Y sin otras formalidades ni requisitos, quedo arreglado el matrimonio entre la indolente niña y el atrevido príncipe. Inútil es decir que la rueca de cristal se rompió en mil pedazos.
Nosotros conocimos y tratamos a Bolognesi ya en la nebulosa tarde de su existencia; pero para nuestros hijos, para los hombres del mañana, que no alcanzaron la buena suerte de estrechar entre sus manos la encallecida y vigorosa diestra del valiente patriota, su nombre resonará con la pudorosa vibración del astro que se rompe en mil pedazos.
Y dicen que duró la exquisita orgía un tiempo indefinido y, cuando imposibles para el amor, adormecidos e insensibles se abandonaron en los lechos y en las pieles, principiaron a caer las comisas derretidas sobre los dormidos danzantes. Las cariátides dejaron de sostener las luces que al caer rompían en mil pedazos las biseladas lunas.
«¿Dónde está, le dije, esta infame y audaz correa con la que debo martirizarte? Quiero aniquilarla, cortarla en mil pedazos, antes que tocar este cuerpo más blando que la pluma y más blanco que la leche.
De repente el buque de guerra se llenó de humo y lanzó el primer cañonazo contra el dique. La granada reventó justo en el centro del dique, hizo volar en mil pedazos diez o doce troncos.
Por más que exploraba, reexploraba y volvía a explorar con penetrante mirada, la cantidad marcada en el papel de lotería no daba señal de aparecer en la relación del sorteo y de los afortunados… (Ni modo…) pensó (Tal vez no era esta ocasión…) Y decepcionado rompió el papelillo de la suerte... y el de las ilusiones... en mil pedazos… (se hace tarde para el trabajo.
Veía como millares de hilos invisibles bajaban del cielo e iban a estrellarse con furor en los tejados para romperse en mil pedazos, como todo lo que está en lo alto...
Nuestro único mensajero es el cesto de la compra, pero ¡se exalta tanto cuando habla del gobierno y del pueblo!; hace unos días un viejo puchero de tierra se asustó tanto con lo que dijo, que se cayó al suelo y se rompió en mil pedazos.
Además, ¡cuántas cosas estropeadas o perdidas en el transporte de Tostes a Yonville, sin contar el cura de yeso, que, al caer del carro, en un traqueteo muy fuerte, se había deshecho en mil pedazos en el pavimento de Quincampoix!
Pero en el pensamiento cabe el reino del disparate al lado mismo del imperio de la lógica, porque el hombre no tan sólo es capaz de pensar el sentido de lo real y lo posible. La mente es capaz de romper en mil pedazos sus propias maquinaciones y recomponer luego una imagen aberrante por lo distinta.