empresario


También se encuentra en: Sinónimos.

empresario, a

1. s. ECONOMÍA Propietario o directivo de una industria, negocio o empresa.
2. ECONOMÍA Persona propietaria o contratista de una obra, explotación o industria que concierta los servicios de otras personas a cambio de una remuneración.

empresario, -ria

 
m. f. econ. Persona titular de una empresa.

empresario, -ria

(empɾe'saɾjo, -ɾja)
sustantivo masculino-femenino
1. economía comercio persona que dirige o es propietaria de una entidad de mercado una generación de empresarios audaces
2. persona que explota un espectáculo público un empresario teatral
Sinónimos

empresario

, empresaria
sustantivo
patrono, industrial.
Empresario equivale a patrono en tanto persona que contrata y dirige obreros.

empresario:

patrón
Traducciones

empresario

businessman, impresario, entrepreneur, businessman/businesswoman, manager, employer, promoter, showman

empresario

obchodník

empresario

forretningsmand

empresario

liikemies

empresario

poslovni čovjek

empresario

ビジネスマン

empresario

사업가

empresario

zakenman

empresario

forretningsmann

empresario

biznesmen

empresario

affärsman

empresario

นักธุรกิจชาย

empresario

iş adamı

empresario

doanh nhân

empresario

商人

empresario

/a SM/F
1. (Com) → businessman/businesswoman
pequeño empresariosmall businessman
empresario/a de pompas fúnebresundertaker, mortician (EEUU)
empresario/a de transporteshipping agent
2. [de opera, teatro] → impresario
3. (Boxeo) → promoter
Ejemplos ?
4.- En general, el Estado no será empresario, sino cuando falte la iniciativa privada o lo exijan los intereses superiores de la Nación.
La misma pena sufrirá el patrón, empresario o empleado que, por sí o por cuenta de alguien, suspendiere en todo o en parte el trabajo en sus establecimientos, agencias o escritorios, con el fin de imponer a sus dependientes modificaciones en los pactos establecidos; y los que por solidaridad, hicieren lo propio en otros establecimientos.
Y me acuerdo de esa noche porque recién pudimos salir a las tres de la mañana, escoltados por la infantería de la policía, porque la gente quería matar a cuanto político, empresario, banquero, o dirigente se le cruzara por el frente porque se le habían quedado con la plata.
No trabajar para otros porque eso no es justo, porque tan ladrón es el funcionario que se roba un millón como el empresario egoísta que quiere ganar también un millón.
211.- La misma pena se aplicará al patrón, empresario o empleado que, por sí o por cuenta de alguien ejerciere coacción para obligar a otro a intervenir en alguno de los actos determinados en la segunda parte del artículo anterior, o para abandonar, o ingresar a una sociedad obrera determinada.
Ha dicho usted que le "indigna saber que las mujeres sufren agresiones en la vía pública, que los niños y los adolescentes son víctimas de abusos a las afueras de sus escuelas; que el trabajador pierde su salario en hurtos callejeros y el pequeño empresario pierde la nómina en robos violentos.
Hemos, en fin, logrado algunas cosas muy importantes, pues, que nos permiten ver hacia adelante con un poco más de confianza, eso no quiere decir de ninguna manera, y algo que trataré de hacer en todo mi gobierno, es no caer en triunfalismos, eso sería absurdo, y el triunfalismo, pues, es casi burlarse de la gente, del obrero que hoy no tiene trabajo, del empresario pequeño y mediano que está sufriendo para pagar los intereses en el banco o para cumplir con sus obligaciones fiscales.
El empresario que contrataba las funciones con el Cabildo construía tablados y galerías alrededor de la Plaza, sacando gran provecho en el alquiler de los asientos.
En 1768, don Agustín Hipólito Landáburu, terminó como empresario la fábrica de una plaza para las lidias de toros, en los terrenos denominados de Hacho y que, andando los años, perdieron una letra, convirtiéndose en Acho.
Porque también hay actividades que son monopólicas por imperio del Estado, fundamentalmente en todas las empresas de insumos difundidos y también respecto de las empresas de servicios públicos para que podamos discutir y debatir entre lo que constituye el trípode de la discusión colectiva de trabajo, empresarios y Estado, podamos discutir, precisamente, esa competitividad y mejorar, porque ningún empresario quiere perder, obviamente, ningún trabajador quiere perder el empleo, pero la economía tiene leyes y reglas que no se gobiernan solamente por decreto o por una ley.
Así viven el empresario y el trabajador que enfrentan entornos cada vez más demandantes y competitivos; le sucede lo mismo al agricultor ante los embates del cambio climático; nuestras familias así lo perciben ante un crimen que no conoce fronteras.
Con los empresarios, reitero mi compromiso de generar un ambiente propicio para la inversión privada, y con ella, para la creación de empleo y bienestar; estoy decidido a apoyar al empresario moderno que arriesga su capital y su talento, sensible y respetuoso de las demandas de los demás grupos de la sociedad; daremos reglas claras y certidumbre en las acciones del gobierno; simplificaremos regulaciones que obstaculizan la producción y solamente alimentan burocracias; promoveremos los flujos de inversión extranjera, en el marco de nuestras prioridades y con el propósito de generar empleo, transferencia tecnológica y aumento de nuestras exportaciones.