Ejemplos ?
La fuerza, empleada equivocada e inoportunamente, no es el medio idóneo para hacer valer los derechos frente al adversario y ante toda la comunidad internacional.
¿Con- fiesa usted que no es suyo el cuadro, y tiene la desvergiien- za de traérmelo, como si yo fuera ocultador de lo ajeno?— Apliqúese el cuento. Entretanto, don Ruperto no tenía cuándo entregar su carta á la empleada.
Ningún cuerpo armado puede deliberar. Empleada para mantener el orden en el territorio, no habrá sino por el requerimiento de las autoridades constituidas, según las reglas determinadas por la ley.
Una muchachita de unos 22 años nos atendía en el hotel, en Vietnam. Tres días estuvo sirviéndonos como una empleada cualquiera; los tres días siguientes no fue; regresó al cuarto día de ausencia.
173.–Quien solicite equivalencia de estudio de acuerdo con el artículo anterior, deberá acompañar a su solicitud, los siguientes documentos: a) Certificación de las materias aprobadas cuyas equivalencias se pretende, con especificación de la calificación obtenida, de la escala de calificaciones empleada y del mínimo de puntos necesarios para aprobar.
Ello se debió a que las bombas disponibles no tenían su tren de fuego preparado para blancos navales, ni para la forma de ataque empleada, única posibilidad que permitía lanzar las armas propias con alguna pro habilidad de supervivencia ante las modernas armas antiaéreas enemigas.
681.- En todos los casos en que al dueño de una materia de que se ha hecho uso sin su conocimiento, tenga derecho a la propiedad de la cosa en que ha sido empleada, lo tendrá igualmente para pedir que, en lugar de dicha materia, se le restituya otro tanto de la misma naturaleza, calidad y aptitud, o su valor en dinero.
Igualmente, la economía sumergida y los empleos precarios como el servicio doméstico se ven nutridos en su mayoría por mujeres, teniendo en cuenta que en los trabajos tales como el de empleada por horas, no tienen derecho a Seguridad Social y no llegan a cobrar, en su mayoría, el salario mínimo interprofesional.
La comparación, muy antigua y empleada, del sueño con «los sonidos que los diez dedos de un individuo totalmente profano en música producirían en un piano, recorriendo al azar el teclado» constituye quizá la descripción más exacta de la apreciación que en la mayoría de los casos ha hallado el rendimiento onírico en los representantes de las ciencias exactas.
De otros elementos del mismo sueño se deducía que la sujeto se había dado cuenta de la afinidad de dicha palabra inglesa con la alemana Büchse (estuche) y había recordado que esta última era empleada vulgarmente para designar los genitales femeninos.
¡Viva el príncipe! -dijo el primer ministro al pueblo usando la conocida fórmula empleada al fallecimiento de un rey. Durante nueve días nadie vio a la princesa ni a su hijo.
He cumplido cincuenta años; si vivo veintitantos o treinta más -que bien puede esperarlo, la que como yo, sólo encuentra en su casa gratos placeres-, daré por bien empleada mi antigua pobreza, que hoy me brinda una existencia serena y desahogada».