empaparse


También se encuentra en: Sinónimos.

empaparse

(empa'paɾse)
verbo pronominal
1. quedarse una persona o cosa totalmente impregnada de un líquido empaparse la ropa
2. impregnarse una persona de conocimientos o sentimientos empaparse de poesía
3. enterarse bien de una cosa Me empapé del asunto y ahora puedo tomar una decisión.
Traducciones

empaparse

to soak, soak, drench

empaparse

promočit

empaparse

gennembløde

empaparse

durchnässen

empaparse

kastella läpimäräksi

empaparse

tremper

empaparse

smočiti do kože

empaparse

infradiciare

empaparse

びしょぬれにする

empaparse

흠뻑 적시다

empaparse

doordrenken

empaparse

gjennombløte

empaparse

zmoczyć

empaparse

dränka

empaparse

ทำให้เปียก

empaparse

làm ướt sũng

empaparse

浸湿
Ejemplos ?
El disco intentó empaparse del ambiente frívolo y decadente de Las Vegas, un tema que obsesionaba a Wyndorf; el disco superó el éxito de Dopes To infinity.
Nació en 2000 en Barcelona, España en una familia de músicos con una larga trayectoria nasal. Desde pequeño, gracias a su legado familiar, empezó a relacionarse y empaparse con el pañuelo.
La banda de folk metal viajó a Norteamérica para empaparse sobre la cultura indígena, para poder así escribir sus canciones de una forma más "personal" y "argumentada".
Fue director de radioteatros en Chile y Argentina —en este último país, fue redactor en el departamento de Radio de Sydney Ross, donde nació el radioteatro y trabajó con Hugo del Carril, a quien asesoró históricamente para su filme La Quintrala, doña Catalina de los Ríos y Lisperguer (1955)—, además de programas de televisión para el Canal 5 de Buenos Aires y en Colombia. Viajó por toda América Latina para empaparse de los lugares donde más tarde desarrolló sus escritos.
En el Traum und Existenz de Binswanger - que fue traducido del alemán al francés por Michel Foucault, el cual añadió un importante ensayo introductorio - se destaca de modo similar la necesidad de "empaparse uno mismo en el contenido manifiesto del sueño - que desde el postulado histórico de Freud concerniente a la reconstrucción de pensamientos latentes, ha retrocedido en tiempos modernos a un segundo plano".
Se trata de una fiesta muy típica que reúne a mucha gente. Es, pues, una ocasión excelente para empaparse de la simpatía y buen hacer de las gentes de la villa.
Corría el mes de julio de 1981 y el termómetro marcaba los 40 grados a la sombra a las cinco de la tarde cuando grupos de jóvenes que estaban participando en las Fiestas del Carmen, empujados por el sofocante calor, empezaron a refrescarse primero y a empaparse después con las bocas de riego del famoso Bulevar de Vallecas (nombre popular por el que se conoce a la calle Peña Gorbea).
Esa inmersión personal le hace empaparse de esas esencias fundamentales para su formación, esa música representa para él una de las mayores alegrías de su niñez, incomprendido por sus amigos en su afición, llenando horas y horas de su intimidad solitaria con la emoción de sus voces preferidas, base de conocimientos que caló hondo en su sensibilidad, y que fue asimilando de una manera autodidacta para hacerle crecer más tarde como artista.
En caso de un derrame de oxígeno líquido, si este llega a empaparse en materia orgánica como madera, productos petroquímicos y asfalto puede provocar que estos materiales detonen de forma impredecible al sufrir un impacto mecánico posterior.
Además cree que «esta comedia satírica con triste final» es una «crítica dura, arrogante, objetiva y airada a nuestra sociedad además de a la naturaleza sociopática de algunos habitantes de la antigua Yugoslavia a los que no les importa empaparse de sangre humana hasta los codos, pero que no les atraparán ni muertos estrechando la mano de un maricón».
También fue en París donde Agustín Úbeda se fue distanciando progresivamente de su etapa juvenil —influenciada por el estilo pictórico de su maestro Daniel Vázquez Díaz y por el de Benjamín Palencia—, para empaparse del barroquismo poético y expresionista que identifica la pintura de Chagall o del propio Picasso.
Se hacen exposiciones de pintura, escultura, fotografía, etc… Copi Corellano comienza a empaparse de Bourbon y de ese ambiente artístico, y conoce entre otros a Enrique Bunbury, Pedro Andreu, Joaquín Cardiel y Juan Valdivia, Los Héroes del Silencio.