elocuente

(redireccionado de elocuentes)
También se encuentra en: Sinónimos.

elocuente

1. adj. Que se expresa con elocuencia se gana a las personas porque es un político elocuente. fluido, locuaz
2. Que tiene elocuencia la campaña publicitaria se basa en una imagen elocuente. expresivo

elocuente

 
adj. Que habla o escribe con elocuencia, o que la tiene.

elocuente

(elo'kwente)
abreviación
1. persona lacónico que habla con fluidez, propiedad y eficacia un abogado elocuente
2. que tiene fuerza expresiva un argumento elocuente
Sinónimos
Traducciones

elocuente

beredt, eloquent

elocuente

éloquent

elocuente

eloquente

elocuente

eloquente, facondo

elocuente

بليغ

elocuente

雄辩

elocuente

雄辯

elocuente

veltalende

elocuente

vältaliga

elocuente

ADJeloquent
un dato elocuentea fact which speaks for itself
Ejemplos ?
Y momentos después alejábase del establecimiento del Cerote Dolores la Rabicortona, mientras el Pimporrio mirábala alejarse desde la puerta de la zapatería y los escasos transeúntes hacían resonar al paso, en sus oídos, los más elocuentes requiebros de su vastísimo repertorio.
La obra realizada y que consta en las elocuentes cifras contenidas en su valioso informe, revela para esta legislatura el constante esfuerzo desarrollado por su gobierno, para lograr que el problema de la restitución y de la dotación de tierras y aguas, sea una realidad tangible para la masa campesina del país.
Iniciador Gilledo de ciertas teorías muy complicadas acerca del movimiento de las razas primitivas y otras baratijas prehistóricas, Fonseca había acogido sus hipótesis con entusiasmo, sin envidia; había hecho de ellas aplicaciones muy importantes en lingüística y sociología, en libros más leídos, por más elocuentes, que los de Gilledo.
-gritóle a Antonio el viejo, señalándose con el índice el aún sin rasurar y copiosamente enjabonado. Antonio no oyó las elocuentes palabras del respetabilísimo viejo.
Y pasando de los tiempos antiguos a los modernos encontraremos la Inglaterra y la Francia, llamando la atención de todas las naciones y dándoles lecciones elocuentes de todas especies en materias de gobierno.
Finalmente, el mismo Tulio habla de éste con tanta aprobación, que dice en los libros académicos que la disputa la tuvo con Marco Varrón, sujeto, dice, entre todos sin controversia agudísimo y sin ninguna duda doctísimo; no le llama elocuentísimo o fecundísimo, porque en realidad de verdad en la retórica y elocuencia con mucho no llega a igualarse con los muy elocuentes y fecundos, sino entre todos, sin disputa, agudísimo.
Respondimos a todo; y sacando el que parecía jefe de los demás un volumen membranáceo, leyó en él no sé qué índices o apuntaciones, y al acabar nos dio por respuesta -¡oh, respuesta amarga, más que las adelfas y el absintio póntico!- nos respondió que nosotros no estábamos reconocidos por sonoros elocuentes vates sino por copleros adocenados y misérrimos, que nuestras obras se habían examinado en el Parnaso y que todas ellas estaban destinadas al quemadero; que Apolo nos había maldecido solamente en pleno consistorio hasta unas cuatro docenas de veces, y que sería ofenderle el dar un solo paso adelante.
Yo sólo puedo ilustrarlos advirtiéndole que lo que hasta hoy existe de cierto, como dato positivo, es que el consolidado bajó pocos días hace a 25 ½, es decir, casi hasta el valor del papel de estraza, porque inesperadamente cayó sobre la Bolsa una lluvia consolidada que valía centenares de millones; lluvia procedente de la consabida garantía, sobre cuyo asunto, al ser acosado el señor Figuerola por una granizada de banqueros, se encerró en las elocuentes reservas, fundándose, sin duda, como también dijo en las Cortes al ser interpelado, en que si los carlistas e isabelinos oían lo que estaba pasando, se llevaría el diablo el empréstito de los mil millones.
Preguntó, con este motivo, si había dos Congresos de diputados en Madrid, y que en dónde se pronunciaban aquellos discursos tan arregladitos y tan elocuentes que él acostumbraba a leer; y cuando supo algo de lo que pasaba en la redacción del Diario de Sesiones : -«¡Cáscaras!
Hoy nadie duda que, por esta vía, naciones con gran masa de población pueden, en períodos relativamente breves, romper con el atraso y ponerse a la altura de la civilización de nuestro tiempo. Los ejemplos de la URSS y de la República Popular China son elocuentes por sí mismos.
Ante la premura con que nos vemos precisados a desarrollar el presente trabajo, sólo nos es dable agregar a lo ya expuesto unas cifras que, más elocuentes que nuestras palabras, expongan los beneficios de la propiedad actual en una región determinada e incluso su posible amortización, para que la tierra pase a ser de su único y legítimo poseedor, que es el trabajador de la misma.
3º) las fotografías acompañadas a la demanda son elocuentes y relevadoras de que la edificación se encuentra en la cumbre de un montículo o colina que, según la anterior pericial, es el que más sobresale de la finca.