electuario

electuario

(Del bajo lat. electuarium.)
s. m. FARMACIA Líquido medicinal pastoso, entre cuyos ingredientes están la miel o el azúcar.
Gran Diccionario de la Lengua Española © 2016 Larousse Editorial, S.L.

electuario

 
m. Preparación farmacéutica que tiene la consistencia de la miel.
Diccionario Enciclopédico Vox 1. © 2009 Larousse Editorial, S.L.
Traducciones

electuario

elettuario
Ejemplos ?
CAPÍTULO XLVII Un santo hermano a quien, cuando estaba para morir, se apareció la Virgen María con tres redomas de electuario y lo sanó En el mismo eremitorio de Soffiano hubo antiguamente un hermano menor de tan gran santidad y gracia, que parecía totalmente endiosado y frecuentemente estaba arrobado en Dios .
La Virgen gloriosa tomó una de las redomas y la abrió, y toda la casa se llenó de fragancia; con una cuchara tomó del electuario y se lo dio al enfermo; éste, no bien lo hubo gustado, sintió tal confortación y tal dulzura, que no parecía que su alma estuviera en el cuerpo.
Por ello comenzó a decir: ¡Basta, basta, Madre dulcísima y Virgen bendita, salvadora del género humano; basta, curadora bendita, que no puedo soportar tanta dulcedumbre! Pero la piadosa y benigna Madre siguió ofreciéndole y haciéndole tomar el electuario.
Vaciada la primera redoma, la bienaventurada Virgen tomó la segunda y metió la cuchara para darle; él, gimiendo dulcemente, le decía: ¡Oh beatísima Madre de Dios!, si mi alma está ya casi del todo derretida por la fragancia y la suavidad del primer electuario, ¿cómo voy a poder soportar el segundo?
Había Junto a la Virgen María tres santas vírgenes, que traían en la mano tres, redomas de electuario, de un perfume y de una suavidad inexplicables.
También se utiliza coloquialmente la palabra morapio para referirse al vino, aunque el DRAE no recoge para esta palabra ninguna vinculación con moro, ni siquiera como despectivo, sino una única definición: la de vino oscuro, tinto; y a pesar de ello no la supone derivada del latín o el griego, sino del árabe andalusí murabbí, y este del árabe clásico murabbà, electuario, por murabbab, hecho arrope.
Precisamente Galeno hizo famosa la gran triaca a la que dedicó una obra completa, y que consistía en un electuario que llegaba a contener más de 60 principios activos diferentes.
El término húngaro y eslovaco lekvár, 'mermelada', del checo lektvar, 'electuario', procede del alto alemán medio lactwarje, latwarge, del francés antiguo leituaire, y éste del latín tardío alactuarium.
Todas estas sustancias eran convenientemente desecadas, trituradas hasta formar una mezcla homogénea y disueltas en trementina, vino y una cantidad abundante de miel, que actuaba como excipiente, siendo la triaca, por esta razón, considerada un electuario.