Ejemplos ?
Utilizando una frase de mi amigo ya fallecido, el sociólogo boliviano René Zavaleta, ésta forma parte del “momento constitutivo” de las naciones latinoamericanas, que se prolonga hasta bien entrado el siglo XX en algunos casos.
Ningún especialista ignora las vastas y extraordinarias aportaciones, avanzado el siglo XX, de Ovidio Decroly ni las preocupaciones de una María Montessori, así como las de tantos otros que abrieron la puerta a la llamada Nueva Educación.
El positivismo, el marxismo, la fenomenología, hicieron sus aportes para desterrar múltiples ideologías atomistas y contribuyeron a que en el siglo XX, a partir de los nombres de cuatro científicos, dos lingüistas y dos psicólogos, el ginebrino Ferdinand de Saussure, el estadounidense Eduardo Sapir y los alemanes Kofka y Köhler, respectivamente, se comenzara a elaborar una antítesis que contrarrestara las diversas y estatificantes influencias del atomismo reduccionista.
EXPLOSIONES EDUCACIONALES Aunque parezca un obvio reduccionismo, podemos decir que tres explosivos momentos ha tenido la psicopedagogía en lo que fue el siglo XX.
El “espíritu fáustico” desmesura el yo hasta engreírse en un Byron heroico, en un Tenorio edípico, en un Rimbaud caprichoso o aterrarse, ya en el siglo XX, en un Hitler y dictadores epígonos.
Y que nuestro santo paisano acató y sigue acatando la imposición de su prelado, lo comprueba el que, ni por bufonada, se ha hablado de milagros prodigiosos por él realizados después del año 1640. Lo que es ahora, en el siglo xx, más hacedero me parece criar moscas con biberón que hacer milagros.
John Rawls, un filósofo social que podríamos decir es quien en el siglo XX de alguna manera reestructura la teoría del contrato social aquella vieja teoría de Locke y de Rousseau, dice que deberíamos celebrar un contrato hipotético entre todos pensando que existe un velo de ignorancia, es decir, que ninguno de nosotros va a saber cómo nos va a ir, como si nadie supiera quién va a ser rico, quién va a ser pobre, si va a vivir o si va a morir; desde ese velo de ignorancia pensar cómo tendríamos que estructurar la sociedad para que haya la mayor libertad e igualdad posibles.
Como ustedes… como es bien sabido, como es bien sabido, pues nosotros hemos venido dando además de todas las batallas políticas, económicas, sociales, esta batalla histórica, esta batalla histórica que, bueno, que nos tocó, que nos ha tocado y gracias a Dios que nos tocó, a nosotros nos tocó retomar las banderas de Bolívar, las banderas desgarradas, nos tocó retomar las banderas mancilladas, la bandera patria ésta que aquí está, amarillo, azul y rojo y sus ocho estrellas ahora como mandó Bolívar desde Angostura, ocho estrellas y más allá las banderas del Pueblo, banderas mancilladas, desgarradas, pisoteadas durante, bueno, casi todo el siglo XIX después de la epopeya y durante casi todo el siglo XX y nos tocó a nosotros pues...
Hoy hay que decir lo mismo, el despeje, la solución pues, como la matemáticas, éste es un lenguaje muy matemático, ustedes lo ven, el despeje de la misteriosa incógnita, una fórmula muy complicada es la del hombre en libertad, cuán complicada, nunca se despejó, han pasado 202 años y aún no se ha despejado todavía, se trató de despejar, se ha tratado de despejar, pero la fórmula se complica de nuevo. El siglo XX fue un portento en el intento de despejar la misteriosa incógnita del hombre en libertad, terminó el siglo XX con grandes fracasos en ese intento de despeje, de solución de la incógnita.
Identificar y caracterizar las distintas etapas de la evolución política y económica de España durante el siglo XX y los avances y retrocesos hasta lograr la modernización económica, la consolidación del sistema democrático y la pertenencia a la Unión Europea.
Adopta diversas formas: conflictos armados dentro de los Estados o entre ellos; actos de violencia perpetrados por los Estados (por ejemplo, genocidio, represión y otras violaciones de los derechos humanos); terrorismo; y crimen organizado. El siglo XX ha sido uno de los periodos más violentos de la historia de la Humanidad.
Mal leídas tal vez, en francés, en inglés, en italiano, pero pude acercarme a las grandes ideologías pioneras y originales de la nombrada y renombrada durante todo el siglo XX, como nueva educación .