egipcíaco

(redireccionado de egipcíaca)

egipcíaco, a

adj./ s. De Egipto.
Traducciones

egipcíaco

Egyptian
Ejemplos ?
Numerosos estudios críticos han destacado la brillantez de Galdós en su construcción de personajes femeninos; en este sentido y además de los títulos citados, cabría añadir las mujeres protagonistas de La de Bringas (Rosalía Pipaón), Tormento (Amparo), La desheredada, La familia de León Roch (María Egipcíaca), Marianela, o la "Benina" de Misericordia.
Patrimonio perdido: Se perdió la Casa del Cura, las otras dos o tres ermitas conocidas (San Pedro, Santa María Egipcíaca y San Blas), y el molino hidráulico (siglo XVII o posiblemente anterior) del que apenas quedan restos identificables y que debió ser muy importante en la actividad económica preindustrial del pueblo.
Algunos de los nuevos temas representados fueron San Jerónimo y demás ascetas, despojados de todo lo material en virtud de su renuncia de los bienes terrenales, o figuras femeninas como María Magdalena y María Egipcíaca.
Este lienzo es fiel testimonio de una crítica a la cultura científica y a la miseria humana. Santa María Egipcíaca (1651). Se encuentra este cuadro en el Museo Cívico Gaetano Filangeri en Nápoles.
El protagonismo de la Virgen quedaba ampliamente compensado con la misoginia del tratamiento de otras figuras femeninas, destacadamente Eva, la Magdalena y Santa María Egipcíaca.
La decadencia del Imperio romano, simultánea a su cristianización, presenció el éxito de formas de vida religiosa que implicaban el apartamiento del mundo (definido como enemigo del alma): los eremitas, los estilitas, los dendritas y todo tipo de cenobitas (uno de ellos, San Antonio Abad, se hizo famoso por resistir a todo tipo de "tentaciones" demoníacas, similares a las de Cristo; otra, Santa María Egipcíaca, era comparada a la Magdalena), que terminaron construyendo el monacato y sus tres votos: pobreza, castidad y obediencia.
Además de las relacionadas anteriormente, compuso la música de la obra de Martín Recuerda "Las arrecogidas del Beaterío de Santa María Egipcíaca", trabajó con José Luis Gómez en Edipo Rey y con Miguel Narros en “Así que pasen cinco años”.
Abundan entre ellas las religiosas, que le lograron gran fama, como Santa María Egipcíaca, San Pedro de Alcántara, La gitana de Menfis (también sobre María Egipcíaca) o Santo Domingo en Soriano), pero también piezas históricas interesantes como El segundo Séneca de España, comedia en dos partes sobre Felipe II, donde el rey pronuncia aquellas famosas palabras sobre la Armada invencible: "Yo la envié contra hombres / no contra mares y vientos".
Chassériau también ejecutó encargos de murales representando la vida de Santa María Egipcíaca en la iglesia de Saint-Merri en París; los acabó en 1843.
Es común ver representaciones de María Egipcíaca, con los cabellos largos que cubren su cuerpo o envuelta con carrizos, símbolos de su penitencia en el desierto.
Dentro, pues, del teatro popular de finales del siglo XVII y principios del XVIII, se adentró en los géneros más aclamados por el público de entonces: la comedia de santos, o más concretamente, de santas pecadoras, con Princesa, ramera y mártir, Santa Afra (1735), pieza que, como otras de Vicente Camacho (Ramera de Fenicia y feliz samaritana, Santa Eudoxia (1740) y Andrés Antonio Sánchez de Villamayor (La mujer fuerte, asombro de los desiertos, penitente y admirable Santa María Egipcíaca, 1728), atendía más a lo espectacular y, por consiguiente, a la deformación consciente de las historias pías, que a asuntos de devoción, lo cual suscitó la censura de los moralistas, entre ellos Gaspar Díaz en su célebre Consulta Teológica.
La imagen de María Magdalena como penitente también puede ser confundida gracias a la tradición de María Egipcíaca, santa del siglo V, quien según La vida de los Santos de Jacobo de la Vorágine, se había dedicado a la prostitución y se retiró al desierto a expiar sus culpas.