Ejemplos ?
Bouret le pide que escriba una colección de libros de lectura dedicada a la niñez mexicana en la cual nos muestra su espíritu de educadora, acrecentado por su ternura maternal.
Los buenos maestros, quienes lleven centrada en la conciencia la energía del conocimiento a sí mismos y la plena seguridad de su misión en la vida, deben tomar la esencia de lo que significa el esfuerzo en su concepción neohumanística; no aquél que degrada y torna al hombre en bestia de carga, ni el que se realiza con el disgusto de quien lo efectúa, sino el que se finca en la responsabilidad y en el auto convencimiento, en el deber y en la inteligencia y sobre todo, el que edifica la esperanza de construir un mundo mejor; un mundo surgido de la mente sin demagogias, un mundo producto del esfuerzo conjunto de sus hombres verdaderamente revolucionarios y humanos, en una voz: real solidaridad en su acción educadora Los seres que con responsabilidad social...
¿A qué maestros se les otorgará por la constancia de su obra educadora y proyectada en publicaciones, investigación y creación continuas?
Hacerlo es una labor de conjunto; de una sociedad que se convierte en la gran escuela de la vida para la vida y donde ninguno deja de asumir tal compromiso. Y los maestros deben ser los puntales de la nueva hazaña educadora, pero muchos de ellos deben principiar por reeducarse.
Una serie de artículos están desperdigados en Revistas, periódicos y apuntes manuscritos, que hacen una obra fecunda y de verdadera reciedumbre literaria. A su intensa labor de educadora, escritora y poetisa, unió su alma al arte musical.
1986: “Pionera” en recibir Medalla de Arte otorgada por el Colegio María Auxiliadora, en Carolina Puerto Rico. MARIA CRUZ : Artista plástico y educadora, actualmente se desempeña como maestra de Artes Visuales en la Escuela Luz A.
Con esto, el panorama de conducción psicopedagógica de la clase de Español, una verdadera educadora en signos, se abre a múltiples perspectivas y una de ellas es la que nos conduce a los demás sistemas sígnicos diferentes a la lengua.
Imposibilitada de modo absurdo para utilizar los lenguajes múltiples y variados de esa verdadera escuela multimedia y robótica que rodea a los jóvenes estudiantes (y a los adultos también), la maquinaria educadora se queda sin conducir al alumnado hacia el dominio de tales instrumentos informativos, comunicativos y transformadores.
Confío plenamente en las virtudes de la familia española, la primera educadora y que siempre ha sido la célula firme y renovadora de la sociedad.
La noble mujer cristiana de alma fuerte y generosa, a quien da su fe piadosa fortaleza soberana. La de sus hijos fiel prenda y amorosa educadora; la sabia administradora de su casa y de su hacienda.
Y aunque resulta parcial y utópica, cuando el adulto esté científica, artística, moral y emocionalmente preparado, tanto que sea capaz de transformar las circunstancias que conforman los sistemas sociales conocidos y dé a los jóvenes libertad dirigida, porque el libertinaje es dañino, para que utilicen sus medios expresivos particulares y les dé oportunidad de manifestar en creación sus energías bullentes, y al hablar de creación no quiero decir maestría artística, habrá un mejoramiento en las relaciones humanas de dos edades diferentes, aunque sucedan en un solo hombre. Así se podrá conducir a los jóvenes con graduación educadora hacia su integración adulta.
Que las relaciones cotidianas correspondan siempre a los ideales que postulamos. La función educadora de nuestras familias y sus convicciones morales y progresistas son fundamentales.